Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Poder y demencia
Eduardo García Gaspar
22 enero 2018
Sección: POLITICA, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en: ,


Son expectativas fracasadas. Ilusiones que se esfuman.

Y nacen a partir de una falla: la suspensión del razonamiento, del sentido común, o como quiera usted llamarle a nuestra capacidad de pensar.

Tomo una frase de un economista muy célebre como punto de partida:

«Un ciudadano típico desciende a un nivel inferior de desempeño mental tan pronto como entra él en el campo político. Discute y analiza de la manera que él mismo reconocería como infantil dentro de la esfera de sus intereses reales. Se vuelve de nuevo primitivo». J. A. Schumpeter.

El punto es sencillo. Una persona cualquiera atiende a sus propios asuntos de manera razonable, pero cuando se adentra en asuntos políticos su poder de razonar se atrofia.

Son los casos de, por ejemplo, empresarios y ejecutivos que razonan sus decisiones y acciones privadas, pero cuando opinan de política su razonamiento sufre un deterioro notable.

Otra cita con un caso más extremo:

«No esperamos que los intelectuales suspendan el uso de sus facultades críticas bajo ciertas condiciones: por ejemplo, cuando son llevados en un tour políticamente conducido y contemplan a dictadores rodeados por un culto orquestado» Paul Hollander.

Se refiere a esos de quienes se espera un gran uso de sus neuronas, pero que dejan de usarlas en momentos en los que serían de gran uso, cuando están frente a tiranías que los miman. Resultan así admiradores de lo abominable.

Hasta aquí la idea cruda es fascinante: la política tiene algo que puede tener el efecto de reducir nuestro poder para pensar. La política produce ese descenso «a un nivel inferior de desempeño mental». Le sucede al ciudadano, pero también al intelectual.

El asunto ahora es si eso también le acontece al político mismo, al profesional especializado en gobernar. Sufre quizá también esa caída a un nivel más bajo de inteligencia. Una muy curiosa cita es la siguiente:

«”[…] el poder atonta a los inteligentes y a los tontos, no voy a decir otra cosa, los vuelve locos”, dijo el dirigente de Morena, Andrés Manuel López Obrador, de gira por Tecate el pasado miércoles, sin especificar a quién se refería». aristeguinoticias.com

Curiosa porque quien eso dijo es uno que busca el poder y se sentencia él mismo.

El tema ha sido tratado con seriedad. Vea, por ejemplo, una columna de José Carlos Bermejo que menciona siete razones por las que los poderosos son propensos al error, entre las que se habla de:

«Porque están acostumbrados a que se les aplaudan todas sus ocurrencias, por muy disparatadas y alejadas del sentido común que puedan estar, y a callar a todos los que no estén de acuerdo con ellos, aunque no defiendan más que verdades incontestables»

La famosa obra de B. Tuchman, The March of Folly: From Troy to Vietnam es una colección de evidencias históricas que muestran eso precisamente, el poder embrutece.

Digamos que la afirmación de que el poder atonta es algo que tiene sus argumentos y pruebas persuasivos. Quizá todo nazca del poder que otorga cualquier posición gubernamental, incluso la de un burócrata de mínima jerarquía. Y sea llevada a expresiones colosales de estupidez como «El Gran Salto Adelante» de Mao Zedong.

La conclusión muy razonable es obvia: quien sea que alcance posiciones de poder debe ser examinado buscando signos de haber dejado de pensar y razonar. Me refiero a detectar patrones de conducta claros en los que muestre ese descenso a un nivel inferior de razonamiento.

Especialmente en medios gubernamentales, en los que una persona que no piensa con claridad y, al contrario, deja de usar a su razón, resulta un riesgo público de consideración.

Post Scriptum

The March of Folly: From Troy to Vietnam es un libro muy recomendable y ha sido traducido al español La Marcha de la Locura, un título que no creo satisfactorio y que quizá sería más adecuado el de La Marcha de la Estupidez.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que intentan explicar la realidad económica, política y cultural. Defiende la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Facebook
Extras


css.php