¿Qué es moralismo?

La definición de la palabra ‘moralismo’ debe considerar que ella tiene casi siempre un empleo despectivo, de crítica e incluso de insulto.

Moralismo está asociado con otros términos —mojigato, santurrón y demás— que acarrean la connotación de una posición errónea.

En lo que sigue, exploro los elementos del significado de ‘moralismo’:

• El moralismo intenta identificar a las opiniones de personas que tienen una alta valoración de la moral —una serie de preceptos que deben tomarse en serio, de lo que se hace responsable el acusado de moralismo.

Es la identificación del discurso que argumenta la necesidad de moral como factor obligado en la conducta humana.

• Su uso común es de intención crítica inmediata —identificando al moralismo con connotaciones peyorativas y desdeñosas, que desprecian tal opinión acerca de la importancia de la moral.

Sin embargo, esa intención crítica puede ser un tanto burda si no distingue la posibilidad de estar siendo usado este término con una sola intención de descalificar a la otra opinión sin necesidad de razonar.

&&&&&

El moralismo, por tanto, puede convertirse en una falacia ad hominem —que usa términos cargados con connotaciones de insulto que ahorran el esfuerzo de examinar la opinión contraria —de lo que derivo la conveniencia de identificar dos posiciones morales.

• La posición moral fundamentalista y radical que nada toma en cuenta excepto mandatos morales, típicamente religiosos, que afirma deben ser obedecidos literalmente —una posición que sí merece que sea descrita como moralista.

Lo merece porque carece de análisis, reflexión y argumentación —implicando terquedad y obcecación extremas.

• La otra posición moral es la que admite análisis, reflexión y argumentación y manifiesta la importancia de principios morales justificados con argumentaciones razonables —por lo  que no merece ser acusada de moralismo.

La conclusión de lo anterior es la necesidad de usar el término ‘moralismo’ con precaución —de forma que se aplique correctamente como crítica a la posición fundamentalista y no a la razonable. Esto es cuando se tiene la intención de usar el término como crítica.

&&&&&

Sin embargo, existen ocasiones en los que el término ‘moralista’ tiene un significado neutro y descriptivo de quienes estudian el campo de la Moral —como moralistas franceses.

Un moralista, bajo este techo, es entonces quien estudia a la Moral y la considera lo suficientemente importante como para pensar que sus preceptos merecen ser obedecidos por las personas —una posición que exalta a la moral razonablemente y no una posición fanática y desmesurada.

‘Moralismo’ y ‘moralista’ son palabras que con frecuencia tienen un uso descuidado, de significados variables y escasos —pero que merecen un mejor uso, más exacto y cuidadoso.

Por ejemplo, en una definición general que define al moralismo brevemente como:

«actitud que concede gran importancia a la moral» buscapalabra.com

Una definición que tiene escaso valor de uso.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *