¿Qué es política de identidad?

El significado de política de identidad, en inglés, identity politics o identitarian politics, es una manera de entender a los asuntos públicos desde el punto de vista de la identidad o pertenencia grupal de la persona —del grupo o segmento social con el que ella se identifica o al que es asignada.

La política de identidad o gobierno por identificación política puede ser comprendida por medio de sus elementos:

• Es una forma de hacer política, es decir, de gobernar y conducir los asuntos públicos. Una posición política para la conducción de un país.

• La política por identidad personal se sustenta en la creación de una variedad de grupos en los que pueden clasificarse a las personas —siendo la más conocida de ellas la división en clases sociales, pero teniendo muchos más grupos en la actualidad.

• Pueden tenerse grupos de identidad sexual, edad, etnia, religión, opinión política, idioma, raza, nivel educativo, identificación de género, lugar de origen —y muchos más que pueden crearse.

• La hipótesis central de la política por identidad personal es la idea de que pertenecer al grupo es factor determinante de las opiniones, creencias y acciones de la persona.

Es decir, por el hecho de ser parte del un grupo cualquiera, la persona tendrá ciertas ideas y creencias que son comunes a los demás integrantes del grupo.

• La aplicación central de la política de identidad ha sido el surgimiento de protestas y reclamos de opresión creando grupos antagónicos de oprimidos y opresores —siendo su origen la explotación de los obreros por parte de los capitalistas.

&&&&&

La mentalidad que produce la política conducida por el criterio de la identidad produce la situación por la que la desaprobación o crítica de la opinión de un tercero es producida por el rechazo al grupo al que pertenece esa persona.

Por ejemplo, una mujer puede suponer que un comentario crítico de su jefe se debe a que él odia a las mujeres que trabajan (pertenece al grupo masculino y ella al femenino) —aunque muy bien podría ser una observación justificada.

O, también, un homosexual escucha una opinión opuesta a la suya y acusa a quien la expresó de pertenecer al grupo homófobico (el opuesto al suyo) —sin que exista un examen razonable de esa opinión.

Otro caso es el de la acusación de racistas a quienes se expresaron como opositores al presidente Obama —o suponer que por ser mujeres todas ellas deben votar por un candidato mujer a la presidencia, para darle poder a ese grupo.

En esencia la política de identidad es un sistema de pensamiento que busca situaciones de oposición entre grupos como una explicación de la realidad en la sociedad —por ejemplo, si alguien es de raza blanca se le acusa de supremacista y enemigo de otras razas.

La desaprobación que cualquiera pueda hacer de las opiniones de alguien se explica suponiendo que lo que sucede en realidad es el rechazo al grupo al que pertenece la persona —como si el menor apoyo a Trump, por ejemplo, supusiera que se es automáticamente un macho que odia a las mujeres.

&&&&&

La política publica conducida por medio de los grupos de identificación es una herramienta difusión de agendas y activismos políticos —los que promueven sus propios intereses sin considerar los efectos en el resto.

Intereses raciales, étnicos, sexuales, culturales, o cualquier otro que se asignan a una estructura de al menos dos grupos opositores, siendo uno de ellos la víctima que reclama derechos y privilegios especiales y castigos y penas para el grupo opresor.

Es usual que se construya algún tipo de narrativa histórica del grupo oprimido tratado injustamente y que lleva al reclamo de emancipación o liberación grupal que requiere acción gubernamental especialmente dirigida a su beneficio —y sin considerar los efectos generales en el resto de la sociedad.

Aunque se tiene a la política de identidad como un fenómeno de la segunda mitad del siglo 20, sus antecedentes son fácilmente reconocibles en las ideas de Marx y que A. Schumpeter analizó sagazmente.

Finalmente, debo apuntar un efecto colateral e indeseable de la política basada en identidad grupal: ella fragmenta a la sociedad, la divide en facciones irreconciliables que destruyen la unidad que toda sociedad necesita para prosperar.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *