Tradición política de México

,

El sistema político mexicano, sus rasgos y la cultura política de México. Este es el tema que trato aquí, el de la tradición política mexicana con datos históricos.

1. La tradición política remota

A. La tradición del poder centralizado

Desde el inicio del Imperio Azteca hasta el final del virreinato hay 496 años (1325-1821) de una estructura política centralizada en una persona con poder y sin rendición de cuentas; sin democracia.

De 1876 a 1910, se tiene un régimen similar, el Porfiriato; la concentración del poder, durante 34 años, en una persona y sin rendición de cuentas. Sin democracia.

De 1934 a 2000, el peculiar sistema del PRI, con cambios presidenciales pero poder concentrado y sin rendición de cuentas durante 66 años. Sin democracia.

Desde 1325 hasta este año, 2018, han transcurrido 693 años y de ellos, se han tenido 596 de sistemas políticos personalistas de poder concentrado; esto es el 86% de la historia sin democracia.

B. La tradición de la opción violenta

De la independencia en 1821 hasta el Porfiriato en 1876, existió una situación de conflictos y luchas de poder. Un total del 52 años.

De la revolución en 1910 hasta 1934, una situación similar de luchas y conflictos.Un total de 24 años.

El total es de 76 años de inestabilidad política por esas luchas. El 11% de la historia mexicana a partir de la fundación del Imperio Azteca.

C. Escaso elemento democrático

La tradición de poder concentrado y la de opción violenta suman 97% de la historia mexicana desde su origen remoto en 1325, por lo que el 3% es de otra característica más apegada a gobiernos democráticos.

2. La tradición política reciente

Las cifras anteriores, un tanto toscas, pueden ser refinadas considerado solo el período que inicia con la independencia mexicana en 1821. Un período de 197 años

A. De 1821 a 1867

46 años de conflicto, violencia e inestabilidad. Sin democracia.

B. De 1865 a 1876

11 años de estabilidad y gobierno republicano. Sin democracia.

C. De 1876 a 1910

34 de gobierno centralizado y personal. Sin democracia.

D. De 1910 a 1934

24 años de conflicto y lucha por el poder (menos el corto período de Madero).

E. De 1934 a 2000

66 de gobierno centralizado y personal. Sin democracia.

F. De 2000 a la fecha

18 años de estabilidad política, elecciones razonablemente limpias y división del poder.

G. Escaso pero creciente elemento democrático

En resumen 35% de años de violencia y lucha por el poder; 51% de regímenes de poder concentrado; y 14% de gobiernos posibles de clasificar como democráticos.

&&&&&

El panorama general de la tradición remota y reciente muestra una inclinación hacia, primero, regímenes de poder concentrado, no democráticos, la que disminuye pero no desaparece.

Segundo, la tradición de la violencia y lucha del poder, que también disminuye sin desaparecer. Y, tercero, la naciente tradición democrática aunque aún débil.

Concluyo diciendo que lo anterior muestra una tradición política mexicana que exhibe rasgos que pueden convertir a la democracia nacional en una búsqueda de personas salvadoras que gobiernen sin límites (la idea que esbocé en «Democracia por un día»).

El haber dejado de hablar de ideas políticas (liberalismo, socialismo, progresismo, conservadurismo y demás) dando preferencia a los personalismos (maderismo, zapatismo, villismo, carrancismo, foxismo, zedillismo y salinismo y demás), es un síntoma de esa muy escasa tradición democrática que defiende libertades.

Addendum

Véase también «Sistema político mexicano» y «El error mexicano hoy».

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *