Cubrúteo

Formada por los elementos ‘cubrir’ y ‘glúteo’, la nueva palabra formada ‘cubrúteo’ describe la acción femenina, y en ocasiones masculina, de jalar hacia abajo la parte inferior posterior del traje de baño para evitar mostrar en demasía esa parte de su cuerpo.

Habla el experto

Según las observaciones de Luigi Salvatore Difenestinini, el cubrúteo tuvo su época de oro en los años 50 del siglo pasado e incluso a principios de los 60, momento a partir del cual comienza su descenso y caso total desaparición

Esa desaparición coincide con la popularización de los bañadores de una y dos piezas que dejan sin ocultar las partes posteriores inferiores a las que el cubrúteo defendía con tanto celo.

Tanto que se forma un movimiento antitético, el ‘showuteo’, el que se caracteriza por un empeño total en mostrar lo que antes se ocultaba.

Cubrúteo, sus inventigaciones

Difenestinini realizó sus observaciones durante décadas en diferentes playas y piscinas del mundo, poniendo en ello gran celo y atención, incluso realizando mediciones milimétricas de las partes mostradas (lo que le significó varias cachetadas, puñetazos de maridos celosos y varios ardientes affairs que lo colocaron en el segmento de las celebridades sin mérito).

Reacción feminista

Por otra parte, varias feministas han protestado con vehemencia en contra del cubrúteo como una opresión machista que obligaba a las mujeres a no mostrar su piel en total libertad y sin agresiones sexistas.

En una de esas protestas, sus participantes dejaron al descubierto esas partes de su anatomía provocando que, por motivos estéticos, la Comisión Nacional de Cultura arrestara a las manifestantes.

Post Scriptum

Existe una cierta escasez de palabras que sirven para denominar objetos y acciones que carecen de un término que las designe. En aras de remediar esa falta del idioma, se ofrece un remedio siquiera parcial en esta serie de columnas, ContraPeso.info: Humor.