‘Cuestiota’ es una nueva palabra que se propone y que hace referencia a uno de los sucesos que mejor ilustran a la naturaleza humana. Es el hacer preguntas idiotas

Cuestiota, la definición

Con el término ‘cuestiota’ se hace referencia al común suceso de presentar interrogantes que hacen escaso o nulo uso de las neuronas. Es decir, preguntas tontas.

En efecto, ‘cuestiota’ es aplicable a la pregunta de carácter tonto o estúpido cuya respuesta es obvia. Friedrich Freudjung, el célebre lingüista psicotrópico, ha usado un ejemplo durante toda su vida para ilustrar a la cuestiota. En sus propias palabras:

«Preguntar a la persona que se encuentra en un ascensor y que se ve al abrirse la puerta, si el ascensor sube cuando todo esto sucede en el último sótano de un edificio. Espero haberme explicado».

A esta categoría pertenece la pregunta «¿Ya llegaste?» dirigida a la persona que se encuentra presente. Hay más preguntas tontas en todo campo.

O bien «¿Crees que lloverá hoy?» hecha a la persona que viste una gabardina y tiene un paraguas en la mano.

«¿Quiere que le muestre mi pasaporte?» preguntó un turista al guardia de control de inmigración en un aeropuerto.

En el campo económico, las cuestiotas son comunes, como «¿Crees que la inflación aumente si mando subir el salario mínimo un 10 o 15%?».

O también, «¿Crees que se producirá una crisis económica si ordeno bajar las tasas de interés?». Y también, «¿Crees que aumentarán los precios si mando cerrar las fronteras a las importaciones?».

Cuestiota, idiotez y leyes

Para el filósofo Thahiel Thomás Truehmanh, la cuestiota no es sino una manifestación de las varias que existen, y que es evidencia de la escasa inteligencia humana y que se rige por los principios siguientes:

1. No importa que tanta inteligencia se tenga, siempre se dirá alguna idiotez en algún momento y esto no será infrecuente.

2. La inteligencia no se calcula mejor midiendo aciertos sino estimando idioteces potenciales no cometidas, de forma que el más inteligente en un cierto período es aquel que menos idioteces dice o comete.

3. La inteligencia, por tanto, es un esfuerzo constante y vigoroso que a cada instante debe realizarse para evitar cometer o decir una idiotez.

Queda claro que el término ‘cuestiota’ deriva del agrupamiento de los términos ‘cuestionamiento’ e ‘idiota’, de lo que también podría derivarse la aceptación del término ‘preguntambécil’.