¿Qué es la Doctrina Estrada? Una tradición de la diplomacia mexicana es esa doctrina, descrita por Genaro Estrada en 1930. Ella ha regresado con nuevos bríos con el actual gobierno.

¿Qué es la Doctrina Estrada?

Ella está bien explicada en la definición siguiente:

«Esta doctrina se manifiesta en contra de que los países decidan si un gobierno extranjero es legítimo o ilegítimo, especialmente si este proviene de movimientos revolucionarios. La doctrina Estrada contradecía la costumbre de su época, que cada país debía reconocer al gobierno de otro país para que este fuera considerado válido o legítimo». es.wikipedia.org

Consecuencias diplomáticas

La idea subyacente a esa doctrina es la soberanía absoluta de cada nación hasta el punto en el que pide suspender el juicio de toda otra nación acerca de una de ellas.

En concordancia, el gobierno de México no reconoce ni desconoce a otros gobiernos porque eso violaría la soberanía de esas naciones y la autoridad de sus gobiernos.

Lo único que, según esta doctrina, hace el gobierno mexicano es mantener o retirar a sus representantes diplomáticos en otras naciones; y aceptar o pedir el retiro de los representantes diplomáticos en su territorio.

La interpretación usual es: México se abstendrá de juzgar de cualquier manera a las otras naciones, sus gobiernos y sus cambios políticos ya que de otra manera se dejaría de respetar a las normas de no intervención y de auto determinación.

La posición neutral y cómoda

Es una posición internacional considerada neutral e imparcial, pero que con frecuencia también tiene connotaciones de indiferencia y desinterés, siendo este su punto débil: la cómoda situación de apatía e insensibilidad frente a situaciones que son claramente indebidas.

Una instancia reciente de la Doctrina Estrada es su reciente fortificación, después de un cierto abandono. El gobierno de López Obrador reaccionado ante la situación en Venezuela:

«Las muestras de su recuperado vigor [de la Doctrina Estada] comenzaron a hacerse evidentes, por ejemplo, con la decisión este martes de desmarcarse de la línea mayoritaria del Grupo de Lima y seguir reconociendo a Maduro. […] Ese gesto significó una clara ruptura con la política que venía aplicando Peña Nieto […]» bbc.com 2019-01-24

La posición diplomática puede verse con transparencia: no hay declaración alguna mexicana acerca de los gobiernos de otros países y solamente permanece la acción de mantener o retirar a los representantes diplomáticos (una alternativa que necesariamente contendría un juicio).

Una interpretación de la Doctrina Estrada es su consecuencia implícita: si México no juzga ni declara acerca de los asuntos internos de otros países, espera eso mismo de los demás. Pide a ellos que tampoco juzguen los asuntos internos mexicanos basado en la soberanía nacional y la idea de no intervención.

Debilidad diplomática

El punto débil práctico de la Doctrina Estrada es su indiferencia y pasividad generalizada ante cualquier situación en cualquier parte.

¿Puede mantenerse la situación de indiferencia ante situaciones extremas en otras partes? Esta doctrina responde afirmativamente.

Una situación extrema y grave, como la de Venezuela, sin emitir juicio alguno se interpreta como apoyo al status quo actual y no como su reprobación (apoyo a Maduro y no su reprobación, o como el apoyo a Cuba en 1962 cuando se le expulsó de la OEA cuando México mantuvo a sus diplomáticos).

En conclusión, la Doctrina Estrada tiene una base razonable y puede ser una guía útil para las relaciones internacionales normales y comunes de cualquier país. Pero no constituye una norma absoluta y universal sin excepciones.

• Llamaría a permanecer neutral ante comprobadas situaciones extremas reprobables bajo toda norma legal y moral, siendo un caso obvio la violación de libertades humanas. Difícilmente se justificaría en casos como el nazismo, o la represión consistente de libertades ciudadanas.

• Podría ser interpretada flexiblemente para acomodarse con apariencia saludable y convertirse en apoyo a regímenes ideológicamente amigos, o en reprobación a regímenes ideológicamente contrarios. Un uso indebido de esta doctrina.

Y una cosa más…

En los años 70, sin embargo, el gobierno mexicano hizo de lado a la Doctrina Estrada en los casos del apoyo al derrocamiento del gobierno de Somoza en Nicaragua y el rechazo al derrocamiento del gobierno de Allende en Chile.

El presidente Cárdenas dio apoyo abierto a los republicanos durante la guerra civil en España durante la segunda mitad de los años 30 del siglo pasado.