Revocación de mandato de AMLO y su posible reelección. Variables que crean un escenario posible. El escenario político mexicano creado por continuidad de la Cuarta Transformación reclamada por el presidente.  Escenario 2024 para México. 

.

2024: escenario político mexicano de continuidad

Las elecciones para presidente y otros puestos se presentan en 2024. Hay candidatos para presidente y demás. El significado de esto es el natural: la Cuarta Transformación está en riesgo de continuidad y eso es un severo peligro para el gobierno actual. 

Todo su proyecto histórico de cambio nacional puede venirse abajo por causa de la veleidosa voluntad popular a la hora de votar. Algo que no debe tolerarse, que no es admisible. Recuerde usted qué es la Cuarta Transformación de México.

Esa transformación está entendida como una de las cuatro transformaciones grandes nacionales de su historia: (1) la Independencia de 1810, (2) la Reforma de 1858, (3) la Revolución de 1910 y (4) la actual transformación de 2018. Esta última estará en riesgo, podrá no continuar si los votos no la favorecen.

Esto es algo que, en las mentes que la crearon, no debe, no puede suceder. La Cuarta Transformación es algo que debe mantenerse y, sin embargo, el riesgo de que otro gobierno sea elegido significa que ella no continuará.

Historias similares

No es la primera vez que se presenta un caso así. Sobre la Revolución Francesa un historiador comenta eso:

«Y tan decididos estaban los enemigos domésticos y extranjeros de la Revolución para destruirla, que solo el Terror podría derrotarlos. Sin embargo, lamentable, el Terror fue una defensa esencial de los logros de la Revolución y una parte integral de ella». Doyle, William. The Oxford History of the French Revolution (p. 440). OUP Oxford. Kindle Edition. 

Con el Terror la Revolución Francesa pudo continuar su transformación derrotando a sus enemigos. No muy diferente a la defensa que hizo Ricardo III de Inglaterra para defender su trono y desaparecer a enemigos (incluyendo dos príncipes) y a la reaparición del ejército zarista, pero llamado Rojo, y la formación de la Checa en la antigua URSS. 

Representan la última opción, la alternativa extrema y única que surge cuando la otra posibilidad es perder el poder, o el colapso de eso por lo que se ha luchado tanto, que ya está en el poder, pero que puede caer por obra de sus enemigos en las urnas.

Horrorosa posibilidad que hace surgir a esa alternativa, la de «que solo el Terror podría derrotarlos».

México: escenario 2024

Si se combinan dos elementos, el escenario podrá ser mejor comprendido.

A. La democracia es un sistema político que permite cambios pacíficos de gobierno. La elección de un nuevo gobierno significa el retiro del anterior, el desplazamiento de ciertas políticas por otras.

B. La Cuarta Transformación es una propuesta histórica de cambio nacional y que es meta-democrática. Ella está más allá de los vaivenes democráticos de cambios de gobierno.

No es algo que esté sujeto a votación en elecciones como lo están los gobiernos. Al menos según la mentalidad del gobierno en el poder actualmente.

Entonces, para los creadores de la Cuarta Transformación, las elecciones de 2024 son un riesgo de continuidad para su propuesta, la que ellos entienden que está más allá de la volubilidad democrática. ¿Qué harán ante ese riesgo?

La historia presenta lo que ha sucedido en ocasiones anteriores. El escenario de lo que sucederá en México es imposible de saber en detalle. Solamente puede anticiparse que las posibilidades extremas serán más probables.

Y ellas se inclinarán por esfuerzos severos de reelección directa o indirecta de AMLO para mantener la continuidad de la Cuarta Transformación. La indirecta es la continuidad de MORENA en el poder con un presidente elegido al antiguo estilo del «dedazo».

La reelección de López Obrador y su revocación de mandato han sido temas constantes en los medios.


.

Y unas cosas más…

Debe verse:

Lecciones económicas mexicanas
Neoliberalismo y liberalismo en México

Otras ideas:



[Actualización última: 2020-08]

.

Notas extras acerca del origen del escenario 2024

Tomando como material base el libro reciente de López Obrador, es posible explorar sus riesgos, e incluso hacer predicciones generales.

Sus propuestas

En lo que económico, recurre a las propuestas usuales de centralización de decisiones. El gobierno manejará a la economía realizando inversiones (vivienda, refinerías, trenes, centros turísticos); estableciendo precios agrícolas de garantía, dando créditos blandos, elevando salarios y pensiones; más otras muchas más.

Esto, asegura el candidato, permitirá que la economía crezca al 4% durante su gobierno y 6% después; que el país sea autosuficiente en maíz y frijol; la desaparición de emigrantes; mejor redistribución de la riqueza; delincuencia en retirada y demás.

El mismo tiempo promete déficit cero en el gasto y disciplina financiera. Esto no es compatible con lo anterior, por lo que pueden pronosticarse problemas en las finanzas públicas causados por decisiones centralizadas y gasto excesivo.

Pronósticos

Es, por tanto, posible pronosticar que esos problemas una vez hechos realidad ocasionarán, en el caso de llegar a la presidencia, una retórica con un contenido claro: culpar a terceros de los errores y fallas.

Esos terceros son los culpables usuales: el neoliberalismo y los complots en su contra, nacionales y extranjeros.

También, es posible pronosticar que si llega a la presidencia, enfrentará a la división de poderes como un obstáculo a su voluntad. Le estorbarán las cámaras legislativas, el poder judicial y los estados federales.

Esto le hará tomar medidas para concentrar poder en la presidencia. ¿Cuáles? Imposibles de predecir.

Otra cosa. Su promesa central supone un triunfo inmediato sobre la corrupción. Desaparece ella el mismo día en el que tome el poder, lo que permitiría elevar la inversión pública de 585 mil millones a 947 mil. ¿Lo podrá hacer?

De seguro, no inmediatamente, Serían necesarios varios meses como mínimo para ver resultados indicativos. Años para ver el resultado buscado.

E, incluso así, es razonable predecir que no lo logrará porque no ataca el problema real, que es el de un gobierno ya demasiado grande y costoso; y que el candidato propone hacer aun mayor y más caro.

Y, además, un riesgo más profundo, el de los deseos e intenciones de permanecer en el poder. Sus propuestas son de tal naturaleza que él odiará que estén sujetas a dejar de seguirse después de su presidencia.

Es tal la naturaleza de su plan que no admitirá que esté en riesgo por causa de las elecciones en un escenario de México en 2024.

Intención moral

Quiere él fundar una «república amorosa» para lo que elaborará una «constitución moral»por consenso de representantes seleccionados, que será difundida y promovida «en las escuelas, en los hogares y a través de impresos, televisión y redes sociales».

Pero sobre todo, se tendrá una sociedad mejor…

«[…] por haber creado una nueva corriente de pensamiento, por haber consumado una revolución de las conciencias que ayudará a impedir, en el futuro, el predominio del dinero, del engaño y de la corrupción, y la imposición del afán de lucro sobre la dignidad, la verdad, la moral y el amor al prójimo».

La ambición no es gobernar sino imponer esa constitución moral modificando conciencias desde el gobierno. A la centralización económica, por tanto, debe añadírsele la centralización moral. El gobierno a cargo de las conciencias.

El futuro más allá de 2024

La clave está en tres palabras de esa cita «en el futuro», es decir, su obra no termina con las elecciones siguientes.

Es de tal envergadura que no sería bueno para el país, en su opinión, que pudiera suspenderse por causa de la elección de un presidente que pudiera anular su «revolución de conciencias».

Esto es lo que permite hacer un pronóstico razonable: hará él todo, absolutamente todo, lo que se necesite para mantener sus ideas más allá del término de su presidencia.

Concluyendo

Los resultados del escenario México 2024 vendrán de propuestas que recomiendan acciones escasamente originales y ya usadas, por ejemplo en tiempos de Luis Echeverría y López Portillo.

De un gobierno más poderoso y más costoso que centraliza las decisiones económicas que aumentan las ocasiones de corrupción gubernamental y fomentan amiguismo.

Pero, lo más preocupante está en lo implícito de estas ideas:

  1. la necesidad de quitarse de encima los obstáculos de la división de poderes, que él asegura que respetará; y
  2. su formulación de la centralización gubernamental de la moral del país de acuerdo con un proyecto que va más allá de su sexenio, que no le gustaría arriesgar en la volubilidad de la siguiente elección.

Finalmente, el único sostén realmente sólido de López Obrador es uno de índole negativa: su crítica al gobierno actual, especialmente su corrupción, y la promesa de un cambio a lo que él propone que es mejor.

Una posición débil, sostenida más en el mal desempeño del gobierno actual que en la fortaleza de propuestas propias (las que en realidad no muestran viabilidad razonable). Y esto permite otros pronóstico: la mayor parte de su campaña será una crítica al gobierno actual (en realidad ya lo es).

[Lo anterior es producto de un análisis del libro del candidato, 2018: La salida en el que expone su plan de gobierno como parte de su campaña electoral.]