Incentivo de tiempo
Péndulo como un incentivo

Los efectos de los incentivos económicos en la educación gratuita. El sistema de estímulos de conductas que propicia la gratuidad de los servicios educativos. Sus efectos y consecuencias.

Introducción

La naturaleza de la educación gratuita crea una situación que afecta a los incentivos económicos de las personas y eso produce efectos distintos a los que tiene la situación de una educación que es pagada por quienes la usan.

  • La educación gratuita hace entrar en operación a incentivos económicos propios de esa naturaleza gratuita para quienes la usan.
  • Los incentivos económicos de quienes sí pagan por la educación producen una situación muy diferente.

El propósito de este examen es ver el funcionamiento de los incentivos económicos en la conducta de quienes usan a la educación gratuita —definida como la que no tiene costo para ellos.

.

¡Advertencia!

Una nora aclaratoria: ninguna educación es gratuita y sus actividades siempre tienen un costo. Aquí se define como gratuita a aquella educación que no es pagada directamente por quienes la usan —y cuyo costo es cubierto por aportaciones de terceros.

En el sistema de educación pública gratuita, esos costos son pagados con los recursos recolectados por medio de impuestos. Eso que significa que es sufragada por terceros y por vías indirectas.

Una educación no pagada

Hacer gratuita a la educación es una política gubernamental casi siempre presente —lo que se implanta en la forma de escuelas gubernamentales de diferentes niveles y que no cobran a los estudiantes o bien, cobran cantidades simbólicas.

La idea detrás de eso es atractiva: todos en una sociedad son beneficiarios de un mayor nivel educativo de las personas que la forman. A más educación, ceteris paribus, un mejor estándar de vida general.

Eso, que tiene una buena dosis de verdad, es lo que suele justificar la educación gratuita o cuasi gratuita que ofrecen las escuelas gubernamentales. Ellas son pagadas con recursos que provienen de los ciudadanos en general, incluyendo a aquellos que no tienen hijos en edad escolar, que no los tienen, o que los mandan a escuelas privadas.

El supuesto indispensable es que esa educación en escuelas gubernamentales sea de al menos una calidad aceptable, ya que de lo contrario no se alcanza el fin buscado de bienestar general —lo que indica que una educación de baja calidad en las escuelas públicas empeoraría el estándar de vida de la sociedad.

CL Society 33: Free education“CL Society 33: Free education” by francisco_osorio is licensed under CC BY 2.0

El sistema de educación «sin costo»

Para comprender los incentivos económicos que funcionan en el sistema de la educación gratuita para sus usuarios, es necesario ver características del sistema y cómo alteran la conducta de las personas.

Oferta protegida de servicios educativos

Crea un sistema que se basa en una competencia desleal. Los precios de las escuelas públicas son artificialmente bajos para sus usuarios en comparación a los de las escuelas privadas.

Los gobiernos subsidian a las escuelas públicas permitiéndoles tener precios de cero o cercano al cero —lo que creará una demanda superior a la natural para ellas, creando así problemas de exceso de demanda de la educación gratuita.

El precio directo de la educación gratuita es cero para sus usuarios y eso produce una demanda mayor a la que tendría su les costara. Y si la educación gratuita fuese de igual o mayor calidad a la privada, su demanda superaría con facilidad a su oferta.

Si no tiene esa demanda extraordinaria es porque ella es evaluada por muchas personas como inferior —causa por la que prefieren pagar una educación con costo.

Pagada por terceros

Establece una relación peculiar de relaciones entre oferente y demandante, en la que quien demanda el servicio, es decir, los padres de familia, no son quienes pagan los servicios educativos.

Esos servicios educativos son pagados por el gobierno con fondos recolectados en impuestos.

Es decir, las escuelas orientan su atención al gobierno, no a los padres de familia. La calidad del servicio educativo sufrirá por esta causa, ya que los padres de familia no tienen manera de pagar y exigir calidad de servicio.

Los maestros y escuelas de la educación gratuita reciben sus pagos del gobierno y sus incentivos de servicio y atención serán dirigidos a quien hace posible sus sueldos —no a los usuarios de sus servicios educativos sino al gobierno.

Los usuarios de los servicios de educación gratuita no tienen modos efectivos de ejercer influencia en las escuelas y maestros porque ellos no pagan por sus servicios. Y los maestros pueden mantener posiciones sin necesidad de satisfacer necesidades de los usuarios.

Inercia a la baja calidad

Por la razón anterior, los incentivos económicos alteran la calidad de la educación gratuita haciendo que ella se reduzca —siendo la causa la falta de interés de escuelas y maestros para dar buen servicio dentro de un sistema protegido.

Es decir, el diseño de la educación gratuita tenderá a ser uno que dé un estándar bajo de calidad educativa por atender números grandes de alumnos y cancelar el incentivo entre calidad e ingreso.

El efecto conjunto de lo anterior es alterar el objetivo original de la educación gratuita, que es el de producir un bien general por causa de un mejor nivel educativo del país.

Probabilidad de propaganda gubernamental y adoctrinamiento

Adicionalmente, siendo el gobierno el controlador mayoritario de la educación gratuita, esa educación será una ocasión irresistible de ser usada como instrumento de adoctrinamiento gubernamental —de la ideología de la élite que controle esa educación (la ideología de género es este caso).

Esto presenta un problema de violación de derechos educativos de los padres de familia —y que no existiría en una situación de competencia entre escuelas.

Es la oportunidad de dejar tareas escolares como «pintar la gorra del Che, pintar el sombrero de Camilo y pintar los pantalones de Fidel». O la oportunidad de forzar las ideas de un presidente en las escuelas.

Poderío sindical

La educación gratuita responsabilidad de un solo patrón, el gobierno, produce la creación de un sindicato educativo gigantesco —un organismo de poder extraordinario que tiene una relación directa con su patrón, no con los usuarios de sus servicios educativos.

La creación de ese organismo sindical enorme crea una fuerza política considerable que llega a exigencias de contratos laborales que son independientes de la calidad de sus servicios.

Las universidades gratuitas y los exámenes de admisión

La educación superior sin costo para el usuario presenta un caso algo diferente de los incentivos económicos y la educación gratuita —y que comienza por el exceso de demanda.

Ante costos inexistentes de estudios superiores es de esperarse una demanda superior a la oferta de plazas en las universidades gratuitas —usualmente resuelta por medio de exámenes de admisión.

Pero existen propuestas que piden anular la aplicación de esos exámenes, lo que conduce a lo imposible: no habrá espacios suficientes para todos.

La petición de eximir a los alumnos de ese examen de admisión se justifica argumentando que de esa manera no habrá rechazados, todos podrán tener un título universitario y la sociedad entera se beneficiará —eso se afirma, especialmente lo de no tener rechazados.

Efectos

Los efectos de una medida que cancele el examen de admisión en universidades públicas tiene consecuencias —las que examino en lo que sigue.

  • Eleva notablemente el número de alumnos en las universidades, lo que produce problemas de cupo en las existentes y, seguramente, la creación de otras universidades propiedad del gobierno. Lo que significará una elevación notable del gasto público (más impuestos, más deuda) con compromiso de extremo largo plazo.
  • Puede esperarse que exista un número elevado de alumnos que no completen su educación por incapacidad propia, lo que significará desperdicio de los recursos usados en su educación. O, también, una elevación del número de alumnos «permanentes» que por años se mantienen dentro sin graduarse, como una forma de vida.
  • La aceptación irrestricta, independiente de conocimientos, capacidades y preparación, producirá una reducción del nivel académico de la universidad. Eso afectará a los egresados a los que dará reputación de mal preparados.
  • La reducción del nivel académico de esas universidades provocará la popularidad de carreras ligeras, de poco esfuerzo, que tienen utilidad posterior escasa. Y tenderán a crear focos de agitación política, los que en parte, producirán demandas de empleo en oficinas de gobierno.

Conclusión

Los sistemas de educación gratuita, proveídos generalmente por los gobiernos, tienen intenciones loables. Pero ellas no deben impedir el examen de los incentivos económicos que se crean y que producen efectos no intencionales considerables.

Entre ellos debe destacarse la serie de incentivos que producen una educación de mala calidad, lo que afecta notablemente esa buena intención que ha servido para justificarla.

«los problemas de siempre del sistema educativo mexicano: problemas de cobertura, de calidad, de “gestión inadecuada”, de recursos insuficientes…» DE IBARROLA NICOLIN, María. Los grandes problemas del sistema educativo mexicano. Perfiles educativos [online]. 2012, vol.34, n.spe, pp.16-28.

El problema es serio, pues produce generaciones de millones de personas que están indebidamente preparadas para tener oportunidades de mejorar sus vidas.


Y unas cosas más solamente…

Debe verse:

El error de ignorar a los incentivos
¿Qué son incentivos económicos? Definición y ejemplos

Ideas relacionadas:

Otras referencias:

[Actualización última: 2020-11]