Las leyes que aplican a la producción de promesas políticas, especialmente electorales. Las que regulan la creación de un sinnúmero de promesas de gobierno, y sus consecuencias. Un ejemplo concreto.

Producción abundante de promesas políticas y electorales

El contenido de las campañas de elección de gobernantes es un sujeto de estudio que puede ser resumido en reglas —o quizá leyes que las rigen.

Las leyes para la producción de un número inacabable de promesas electorales y políticas son apuntadas a continuación. Más abajo uso un ejemplo concreto que ilustran esa sobreproducción.

1. A más candidatos, más promesas

Conforme aumenta la competencia entre candidatos, se eleva el número de promesas que ellos hacen —llegando a producirse decenas de ellas creciendo con cada discurso.

Las plataformas electorales de los candidatos dejan de tener principios y se convierten en listas compromisos que siguen el formato de «si sou elegido entonces haré Xn». Donde Xn es un número colosal de promesas.

2. A más promesas, más invasión de la esfera personal

Conforme aumenta el número de promesas se acaban los terrenos propiamente gubernamentales y ellas comienzan a invadir la esfera personal.

La producción de promesas políticas incluirá cosas como regalar útiles escolares, dar Viagra a los ancianos y ayudar a las madres solteras, servicios de salud, renta universal.

Y no se detiene allí, llega con facilidad al clímax de prometer la felicidad personal.

3. A más promesas, menos atención a responsabilidades naturales del gobierno

Conforme aumenta el número de promesas, desaparecen las promesas de lo que es obvio para un gobierno, como respetar la ley y la libertad de prensa, la seguridad, los servicios judiciales y similares.

La producción de promesas políticas ha sido tan abundante que las funciones centrales de los gobiernos se pierden en medio de tantas y tan numerosas promesas.

4. A más promesas, menos atención a sus costos

Conforme aumenta el número de promesas, desaparecen las consideraciones acerca de las limitaciones de recursos y el gasto público llega a concebir, si es que se piensa en él, como infinito.

Hay promesas de becas, pensiones, subsidios, construcción de casas, préstamos para autoempleo, proyectos de infraestructura, inversiones públicas.

Tal es la producción de promesas políticas que se ignoran conceptos como costo de oportunidad e ingresos gubernamentales. Toda la atención está en el gasto social.

5. A más y más promesas, más tendencia a la fantasía

Conforme aumenta el número de promesas, comienza la economía mágica. Como prometer elevar el salario mínimo por encima de la inflación, al mismo tiempo que mantener la estabilidad económica y elevar el gasto social sin elevar impuestos.

Toda la atención del candidato o gobernante se centra en el gasto de gobierno, no en los ingresos. Su mente descuida y desatiende la condición de que su gasto proviene de la actividad económica privada a la que suele despreciar.

6. A más promesas, menos diferencias en candidatos y gobernantes

Conforme aumenta el número de promesas, se llega al punto en el que candidatos y gobernantes se copian promesas entre sí, lo que tiende a dificultar las diferencias entre ellos.

El electorado, convertido en un objeto en subasta, se vende al de mayor producción de promesas políticas y así, por inercia los gobiernos crecen debido a compromisos electorales y políticos cada vez más numerosos.

La tendencia al socialismo resulta caso inevitable y puede resultar que se dé entrada a candidatos y gobernantes con tal pasión por gobernar que las más alocadas ideas comiencen a tener la apariencia de ser posibles.

7. A más promesas, menos probabilidad de realizarlas

Es tal la cantidad de promesas políticas y electorales que se producen que una vez en el gobierno, su realización de torna imposible.

Por supuesto, se implantarán algunas, las más visibles, pero el mundo virtual que ellas crearon no es sostenible a la larga. En el corto plazo se verán logros y ellos serán usados como propaganda, pero no podrán durar.

Consecuencias

Esas leyes de la producción de promesas políticas y electorales ofrecidas en tiempos de elección tienen efectos.

Gobiernos son proveedores de auxilio universal

Los gobiernos se convierten en proveedores de soluciones a los problemas personales de los ciudadanos, una especie de agencia de ayuda a la que se acude en busca de todo tipo de auxilio.

No importa qué tan alocadas sean esas solicitudes, ellas serán exigidas al gobierno. Como rebajas del precio de la electricidad, aumento de pensiones, transporte gratuito, hipotecas de tasa reducida, subsidios agrícolas, proteccionismo comercial, y muchas cosas más.

Democracia convertida en subasta de votos

La democracia, que supone la emisión de un voto razonado, que elige gobiernos capaces de cumplir funciones esenciales, es modificada.

La producción masiva de promesas políticas y electorales, la convierte en una subasta de votos dados a quien se percibe ha hecho las mejores ofertas de compra de voto —como reducir el precio del frijol, dar transporte gratuito, ayudas a estudiantes, estudios gratuitos y demás.

Creación casi inevitable de un estado de bienestar insostenible

Los candidatos y gobernantes, convertidos en una fuente irrestricta de emisión de promesas se convierten en variantes de una sola opción política, el estado de bienestar.

Cuando se vote por el que se vote, se tendrá el mismo tipo de gobierno intervencionista, grande y caro. Uno muy alejado de su tamaño óptimo.

El primer corolario de esta transformación es el aumento del tamaño del gobierno —más personal y más gasto—, lo que lleva a una situación futura inevitable: la falta de recursos públicos para cumplir con las promesas implantadas en medio de una economía estancada.

El segundo corolario de esta transformación es la metamorfosis del ciudadano en una entidad receptora de promesas que resuelven su vida sin necesidad de trabajo personal —la conversión en un animal que solo sabe estirar la mano para pedir.

El tercer corolario de la transformación se presenta en el momento en el que comienzan a escasear los fondos y recursos, lo que lastima el modus vivendi del ciudadano convertido en ente receptor —cuando los ciudadanos realizan el único esfuerzo que pueden pensar, protestar en la calle.

La producción de promesas políticas, en resumen

Las leyes anteriores, sus consecuencias y los corolarios siguientes muestran un cambio importante de la política de cualquier país.

La conversión de los gobiernos, antes dedicados a gobernar haciendo posible que los ciudadanos vivieran en un estado de derecho, a una agencia de ayuda social cuyo propósito en resolver cuanto problema tengan los ciudadanos.

Un caso concreto de 2005

Tomo esa lista de promesas de un candidato en ese año como una muestra que me ha servido para proponer las anteriores leyes sobre la producción en serie de promesas electorales y políticas.

Son 50, una cantidad respetable y ambiciosa, y los agrupé en diferentes categorías.

Promesas atractivas y costosas

  • Estableceremos… el derecho a la pensión alimentaria para todos los adultos mayores de 70 años.
  • Otorgaremos becas a todos los discapacitados pobres.
  • Haremos efectivo el derecho… a la atención médica y a los medicamentos gratuitos.
  • Garantizaremos la educación pública gratuita en todos los niveles escolares… otorgaremos becas a estudiantes… crearemos albergues-escuelas…
  • Entregaremos de manera gratuita… un paquete de útiles escolares en todas las escuelas públicas…

Desde luego, la pregunta que se plantea es de dónde se sacarán los recursos para toda esa producción de promesas políticas y electorales. La lista de promesas con costo usadas para comprar el voto desde una plataforma política sigue con aún más promesas de gasto, como éstas:

  • Otorgaremos créditos para el autoempleo y otras actividades productivas…
  • Ampliaremos la cobertura de estaciones culturales de radio y de los canales de televisión…
  • Crearemos… 200 escuelas preparatorias y 30 universidades públicas.
  • Apoyaremos la investigación científica…
  • Fomentaremos la práctica del deporte…
  • Estimularemos la creación artística… y apoyaremos a músicos, pintores, escultores, escritores, cineastas, y demás creadores.
  • Fomentaremos la lectura, las ferias de libros, la labor editorial, la creación de bibliotecas y archivos.
  • Pondremos en marcha un programa integral de fomento agropecuario…

Promesas variadas y fantasiosas

  • pondremos al alcance de la población proteínas de buena calidad a bajos precios.
  • Sembraremos un millón de hectáreas de árboles maderables…
  • Frenaremos la emigración de las maquiladoras mediante… incentivos…
  • Mejoraremos las vías de comunicación en toda la República… pondremos en funcionamiento un… tren bala desde la capital hasta la frontera con los Estados Unidos.
  • Convertiremos a las Islas Marías en un centro para el ecoturismo… pasará a ser la Isla de los Niños…
  • Vincularemos el Pacífico con el Atlántico, en el Istmo de Tehuantepec, mediante la construcción de dos puertos comerciales…
  • Construiremos un nuevo aeropuerto internacional en Tizayuca, Hidalgo, con la operación de un tren moderno y rápido hacia la Ciudad de México.

Todo eso cuesta y mucho. Lo mínimo razonable es preguntar de dónde saldrá el dinero para pagarlo. Ya que un gobierno no produce, sus ingresos vienen de lo que toma de los bolsillos de los ciudadanos en forma de impuestos y de lo que pide prestado.

Más promesas, más mundos imaginados

  • no habrán servicios médicos particulares para funcionarios públicos.
  • • Aplicaremos una política de austeridad que reduzca… el altísimo costo del aparato burocrático.
  • No aumentarán los impuestos en términos reales ni habrán nuevas contribuciones. No se cobrará el IVA en medicamentos y alimentos…

Promesas y ficciones económicas

  • Garantizaremos que el aumento al salario mínimo esté por encima de la inflación.
  • Modernizaremos el sector energético sin privatizar la industria eléctrica ni el petróleo… se venderán a precios justos en el país…
  • Buscaremos la convergencia de la inversión pública y privada para la construcción de infraestructura, obra pública y vivienda.
  • Promoveremos el desarrollo de las ramas industriales que más contribuyan a la generación de empleos directos e indirectos, así como las que permitan sustituir importaciones y reduzcan la salida de divisas.
  • Aplicaremos un amplio programa de mejoramiento, ampliación y construcción de vivienda…
  • Buscaremos un acuerdo con los gobiernos de Estados Unidos y Canadá para evitar que se aplique en 2008… la libre importación de maíz y frijol…
  • Fomentaremos la actividad turística…
  • Otorgaremos concesiones para la operación de bancos regionales, que ayuden a enfrentar el problema de la falta de créditos para el desarrollo.

Las promesas obvias

Formé otro grupo, el de “pues ni modo que prometas lo contrario.” Son las promesas de lo obvio. Continúa la producción de promesas políticas y electorales con lo obvio.

  • Seremos respetuosos de la autonomía del Poder Legislativo…
  • • Otorgaremos prestigio y respetabilidad a la presidencia de la República… Representará a todos los mexicanos y será un factor de concordia y de unidad nacional.
  • Mantendremos una relación de respeto con todos los pueblos y gobiernos del mundo…
  • Respetaremos la libertad de expresión y credo religioso…
  • Combatiremos a fondo la corrupción, la impunidad y el tráfico de influencias…
  • Respetaremos la autonomía del Banco de México…
  • Garantizaremos la tranquilidad y la seguridad pública…
  • Impulsaremos un nuevo federalismo…
  • Acataremos las resoluciones del Poder Judicial…

Y la miscelánea

  • Empezaremos a pagar la deuda histórica que tenemos con las comunidades indígenas…
  • Daremos certidumbre a los fondos de pensiones y revisaremos la edad de jubilación sin afectar derechos adquiridos por los trabajadores.
  • Definiremos una política integral para el… agua.
  • Fortaleceremos a las Fuerzas Armadas… No utilizaremos al Ejército para resolver conflictos de origen social: nunca más una masacre para reprimir demandas de libertad y de justicia.
  • Buscaremos que la relación con Estados Unidos y Canadá vaya más allá del Tratado de Libre Comercio e incluya la cooperación para el desarrollo. En la agenda con el gobierno de Estados Unidos, el tema principal será la migración y los derechos humanos y laborales…
  • Simplificaremos el pago de impuestos…
  • Reordenaremos la deuda pública…
  • Resolveremos en definitiva la cuestión del Fobaproa y otros hoyos negros…
  • … el Presidente de la República se someterá al principio de la revocación del mandato…

Y unas cosas más…

Lo que he pretendido hacer es, primero, señalar el llamativo fenómeno de la abundante producción de promesas políticas y electorales. Y, segundo, apuntar las leyes que describen ese fenómeno, más algunas consecuencias.

Conviene ver