Identificador de tema. Política: finanzas públicas.

El significado de burocracia, su definición y características. Un término con varias acepciones y consecuencias considerables. 

.

Entendiendo el concepto de burocracia

El término ‘burocracia’ contiene significados diversos que se ven a continuación.

Las definiciones usuales:

«La burocracia es un sistema de organización que se caracteriza por procesos que pueden ser centralizados o descentralizados, división de responsabilidades, especialización, jerarquía y relaciones impersonales. El concepto burocracia se relaciona con las instituciones de gobierno. A través de la burocracia no solo se busca alcanzar una serie de objetivos, si no que se pretende que estas metas se logren de la forma más eficiente posible.». economipedia.com

En cuanto al origen de la palabra:

«El término burocracia procede de la lengua francesa bureaucratie, y éste de bureau, oficina, escritorio, y –cratie, –cracia: gobierno. Los inicios de este concepto tienen una connotación negativa tanto a nivel intelectual como popular». administraciónpublica.com

En cuanto a su propósito:

«Fue el economista alemán Max Weber quien estudió el término y lo definió como un conjunto de normas que organiza a las empresas. Esta burocracia es, para Weber, un modo de administración con fundamentos racionales donde cada individuo tiene una función determinada y cada uno colabora para que los fines de la empresa se puedan concretar». características.com

Algo más detallado:

«La burocracia (/ bjʊəˈrɒkrəsi /) se refiere tanto a un cuerpo de funcionarios gubernamentales no elegidos como a un grupo administrativo de formulación de políticas. Históricamente, una burocracia era una administración gubernamental manejada por departamentos con funcionarios no electos. Hoy, la burocracia es el sistema administrativo que gobierna cualquier institución grande, ya sea de propiedad pública o privada. La administración pública en muchos países es un ejemplo de burocracia, pero también lo es la estructura jerárquica centralizada de una empresa comercial. La burocracia como teoría política es principalmente una forma centralizada de gestión y tiende a diferenciarse de la adhocracia, en la que la gestión está descentralizada». en.wikipedia.org, mi traducción.

Esencia de la burocracia

En una definición razonable del término es posible entenderla de esta forma.

1. Un sistema administrativo

Es un arreglo de administración que organiza funciones por especialización dentro de un marco jerárquico de responsabilidades y manejo de recursos. Es una organización administrativa que tiene como meta la toma de decisiones y realización de tareas que permitan alcanzar el éxito de la organización.

De esta manera, puede aplicarse a toda empresa de cualquier tipo y tamaño, pública o privada.

2. Aplicado a la administración gubernamental

El uso normal de burocracia, sin embargo, se enfoca a describir el arreglo administrativo del gobierno en cualquiera de sus niveles, nacional, regional y urbano.

La aplicación al sistema administrativo gubernamental le añade características especiales derivadas del poder de la autoridad política.

  • La burocracia tiene y ejerce poder sobre todos los ciudadanos, algo de lo que carecen los sistemas administrativos privados.
  • Ella se financia por medio de impuestos que son cobrados obligatoriamente a los ciudadanos, un poder que no tienen las organizaciones privadas.
  • La función de la burocracia es hacer cumplir normas, disposiciones, regulaciones y leyes, lo que hacen usando el poder de la autoridad. Ella no produce bienes, ni servicios, como lo hacen las organizaciones privadas.

Los variados significados de burocracia

En el uso diario de la palabra, ella puede referirse a significados relacionados pero diferentes. Cuatro de ellos son los centrales:

1. La organización administrativa

A la que se hizo referencia antes. Es la organización de funciones por especialización y jerarquía, con responsabilidades de manejo de recursos y cumplimiento de funciones.

2. El personal empleado por la organización

El término también puede hacer referencia solamente al personal que trabaja en las oficinas de gobierno que comprende esa organización administrativa del gobierno.

3. La intervención del personal y la organización

Bajo esta connotación se describe a los modos y formas en los que la organización administrativa gubernamental y sus empleados intervienen en la vida del resto de las personas en un país.

4. Sus efectos negativos

Este significado de burocracia tiene una connotación claramente negativa. Se refiere a los efectos que tiene en la vida de las personas comunes la intervención del personal y la organización administrativa del gobierno.

Es la que se describe como complicación innecesaria, inflexibilidad irreal, formalidad excesiva, desperdicio de recursos, trámites largos, corrupción, desperdicio de recursos, trato despótico y similares.

Todos los anteriores están asociados con la falta de alineación de los incentivos burocráticos con los intereses del ciudadano.

El fenómeno de expansión burocrática

El tamaño de la burocracia como sistema administrativo de gobierno y su personal presenta un fenómeno general de expansión burocrática, generalmente producido por la adición de funciones y responsabilidades gubernamentales.

La modalidad de regímenes de poder concentrado que practican intervencionismo económico, dirigismo, socialismo, estado de bienestar y similares, produce una expansión del tamaño de la burocracia.

La expansión burocrática requerirá más recursos y eso elevará la carga impositiva presente o futura.

Conclusión

Se ha definido el término ‘burocracia’ como referido a la organización administrativa de un gobierno, incluyendo a su personal, como un sistema de especialización de funciones y responsabilidades que administra recursos con el propósito de realizar las tareas de un gobierno.

Conforme se expandan las funciones y responsabilidades de un gobierno, también crecerá el tamaño y el costo de su burocracia, la que se sostiene solamente con recursos que extrae de actividades productivas de los particulares.



Y otras cosas más…

Debe verse

Las malas finanzas públicas. Un problema de siempre
Los reales millonarios y mayores gastadores

Otras ideas relacionadas:

.

Notas extras acerca de la burocracia

La función de los gobiernos es la preservación del orden dentro del estado que gobiernan, de manera que los ciudadanos puedan ocuparse de sus asuntos personales con preocupaciones mínimas.

Por esto existen los gobiernos. Esta es su razón de ser.

Significa tener varias cosas, como leyes dedicadas a ese propósito y organismos que las puedan aplicar, como policía y tribunales, prisiones, ejército y demás. 

La burocracia, por tanto, es la organización administrativa con empleados del gobierno dedicada a ese propósito. La burocracia no produce nada excepto por ese orden y tranquilidad en el país. Más allá de eso tan importante, la burocracia no puede producir nada.

El principio general de intervención gubernamental está dado por la idea del uso legítimo de la fuerza del gobierno en caso de que alguien la haya usado primero. 

La fuerza o coerción gubernamental no puede ser la primera en ser empleada, siempre debe provenir de una situación extrema en la que alguien haya primero empleado la violencia… como en un robo, un asesinato, un bloqueo de calles y cosas por el estilo.

El problema de los gobiernos surge cuando rebasan ese objetivo de preservación del orden en el país. Por ejemplo, cuando un gobierno decide construir aviones, como la Luftwaffe en Alemania hace años, o el Concorde en Gran Bretaña y Francia, o Pemex en México. 

El límite natural de la esfera de acción de los gobiernos se viola en instancias como esas. Pero también de otras maneras.

Por ejemplo, cuando los gobiernos deciden poner obstáculos a la libertad de los ciudadanos: ejerciendo censura en medios y publicaciones, impidiendo elecciones periódicas, cerrando fronteras al comercio, controlando precios y similares. De su objetivo central pasan a abarcar otras funciones que no le son naturales.

¿Por qué lo hacen? 

Creo que hay dos razones principales. 

Una es porque en verdad desean cooperar en la solución de problemas que sin duda se tienen en mundo imperfecto. La otra es porque en realidad la burocracia cree que lo puede hacer mejor que sus ciudadanos. Examinemos las dos un poco más.

Es una realidad diaria, nuestras sociedades tienen problemas y nuestra responsabilidad es tratar de solucionarlos. La ambición es loable. 

Problemas como miseria, falta de empleo, epidemias, escasa educación, falta de capital, inseguridad, todas estas cosas son problemas que está en nosotros resolver. Y el gobierno es una pieza clave para hacerlo, entendiendo que en este mundo nunca llegaremos a la perfección.

Hasta aquí no hay problema, ni discusión posible, me parece. Las grandes discusiones surgen cuando los gobiernos piensan que ellos pueden hacer las cosas mejor que los ciudadanos y, por consecuencia, los sustituyen. 

Esa es la razón por la que en México, por ejemplo, el gobierno se hace responsable de la educación y de políticas económicas y de muchas cosas más. No es altruismo, ni defensa nacional, ni el bien común. 

Es que la burocracia se piensa más inteligente que el resto, igual que en la UE. Y, si esto es cierto, como creo que lo es, entonces el problema es un muy fácil de plantear.

¿Es la burocracia en verdad más inteligente que los ciudadanos? La respuesta es posible de dar razonablemente. 

Por principio, hay muchos más ciudadanos que burócratas, es decir, hay más talento fuera del gobierno que dentro. Además, hay más conocimiento concreto en el ciudadano que en el burócrata.

La burocracia no tiene capacidad para producir.

Lo único que puede reclamar es el tener la capacidad para facilitar que otros produzcan. No más de eso.

Paul Johnson, el historiador inglés, cita un ejemplo: la Luftwaffe alemana, que politizada y burocratizada, nunca pudo desarrollar aviones como el Mosquito inglés ni el Mustang estadounidense.

La burocracia mejor es la que menos burocracia es. La que acepta que todo lo que puede hacer es crear y mantener condiciones que faciliten a otros trabajar.

No es una responsabilidad pequeña y lleva en sí misma el poder para hacer lo opuesto, el impedir que otros trabajen. Interesante posibilidad la que, curiosamente, es seguida o apoyada por demasiados.

Tome usted, por ejemplo, un caso de estas fechas: las propuestas de realizar vastos programas de obras públicas como un medio para crear progreso resolviendo problemas de estancamiento económico, o incluso crisis.

Son casos en los que la burocracia toma otro papel. Ya no es la organización que facilita el trabajo del resto, sino la que toma en sus hombros la responsabilidad misma de crear progreso directamente, sin considerar que ella propiamente no tiene capacidad para producir.

Y sin esa capacidad, no puede hacer nada más que gastar lo que ha tomado de otros.

Veamos esto en sus dos alternativas posibles (que tienen variaciones intermedias).

• Los liberales piensan en la burocracia como un creador de condiciones que mantengan las libertades ciudadanas para producir y consumir.

Es decir, dejar libres a quienes trabajan para que ellos adapten sus recursos a los gustos de los consumidores. Que entre ellos determinen precios, calidades e innovaciones de los bienes creados.

• Los socialistas, que son los defensores de la burocracia activa, tienen otra mentalidad. Quieren ellos que la burocracia sea la que regule lo que se produce y consume.

Que sea ella la que dicte precios, calidades, inversiones y demás. La burocracia activa, por tanto, fuerza un patrón de comportamiento en consumidores y productores.

Para comprenderlo bien, piense en sus vecinos y la posibilidad de que sean ellos los que dirijan el trabajo de usted y le guíen en su consumo.

Usted reclamará libertad, pero es posible que no haga lo mismo cuando su libertad sea minada por la burocracia. Usted le reclamaría al vecino que con una pistola el pide darle dinero para hospitalizar a su hijo, pero es posible que usted aplauda cuando la burocracia haga lo mismo con otros.

Esta es la disyuntiva que se plantea una y otra vez en la política de las democracias.

De un lado están las ideas liberales, que reclaman un gobierno bien definido y responsable de mantener las libertades de las personas para trabajar, crear, pensar, consumir, creer y hablar. 

De otro lado están las ideas socialistas, que quieren limitar esas libertades y facultar a la burocracia a tomar decisiones que deberían ser de cada persona.

De otro lado están las ideas socialistas, que quieren limitar esas libertades y facultar a la burocracia a tomar decisiones que deberían ser de cada persona.

.