Ciclo A

Inicio TEXTOS DE UN LAICO Ciclo A

3 Domingo Cuaresma (ciclo A)

textos de un laico

Ante Dios no hay que tener dudas. Él es esa agua viva. Y, lo mejor de todo, quiere que bebamos de ella.

1 Domingo Adviento (ciclo A)

textos de un laico

1 Domingo Adviento (ciclo A). Pongamos todo en perspectiva y actuemos como si en ese mismo momento fuera el arribo de Dios Nuestro Señor.

13 Domingo Ordinario (ciclo A)

textos de un laico

Y si le hemos dejado entrar a nuestras vidas, es claro que debemos dejarle vivir allí, con nosotros.

29 Domingo Ordinario (ciclo A)

textos de un laico

Cuando creemos que Dios es lo más importante de nuestra vida podemos entender el significado de las palabras, «nuestro Padre»

23 Domingo Ordinario (ciclo A)

textos de un laico

La lógica humana no es la misma que la divina. Perder la vida por Dios es ganarla. Y la elección es nuestra, de cada uno en lo personal.

3 Domingo de Pascua (ciclo A)

textos de un laico

3 Domingo de Pascua (ciclo A). No puede haber duda de que en nuestra vida de mil maneras diferentes Jesús nos acompañará como a esos discípulos.

24 Domingo Ordinario (ciclo A)

textos de un laico

Si Dios nos perdona deudas mayores, ¿acaso no debemos perdonar nosotros deudas menores?

26 Domingo Ordinario (ciclo A)

textos de un laico

Poner la vida frente a Dios con humildad y hacer lo que él manda hacer y realizar esto con humildad...

5 Domingo Cuaresma (ciclo A)

textos de un laico

5 Domingo Cuaresma (ciclo A). Los textos nos envían ciertamente el mensaje más alegre que puede escuchar un ser humano, nuestra resurrección.

27 Domingo Ordinario (ciclo A)

textos de un laico

Es nuestro trabajo, por el que se nos pedirán cuentas en el momento de la vendimia, al final de nuestra vida...

Recomendables

Recientes

La existencia de un Ser Supremo

Se presentan cinco breves ensayos acerca de la existencia del Ser Supremo, comenzando por la curiosidad racional que piensa en causas infinitas, siguiendo con las demostraciones racionales, el estímulo que esa existencia presenta en la vida propia, sus posibles interpretaciones y la meta final de la existencia eterna.

Subscribe to our mailing list

* indicates required