Ciclo C

Inicio TEXTOS DE UN LAICO Ciclo C

Domingo de Pentecostés (ciclo C)

textos de un laico

Domingo Pentecostés (ciclo C) Cada uno de nosotros tiene detrás de si al Espíritu otorgándole algún don que debemos descubri para gloria de Dios.

2 Domingo de Pascua (ciclo C)

textos de un laico

Es como una promesa de amor absoluto. Es pedir ser creído sin que se exijan pruebas. Y el amor verdadero se corresponde así, creyendo, sin condiciones.

31 Domingo Ordinario (ciclo C)

textos de un laico

También nosotros debemos hacer algo para acercarnos a Dios. Quedarnos perezosamente sentados no nos lleva a nada...

Jesucristo Rey (ciclo C)

textos de un laico

Reconocerle como nuestra luz, el guía que nos conduce, el rey que nos lleva a su reino...

30 Domingo Ordinario (ciclo C)

textos de un laico

30 Domingo Ordinario (ciclo C). Dirigirnos a Dios: con humildad extrema, humillándonos frente a él, reconociendo que es nuestro creador.

12 Domingo Ordinario (ciclo C)

textos de un laico

12 Domingo Ordinario (ciclo C). Jesús es Dios mismo, el anunciado por Dios y que viene a este mundo por nuestra causa. Dios nos salva.

27 Domingo Ordinario (ciclo C)

textos de un laico

No nada más debemos ser cada uno de nosotros en lo individual quienes tengamos fe, sino que también debemos llevar esa fe a los demás.

4 Domingo de Pascua (ciclo C)

textos de un laico

La voz del pastor se dirige todo ser humano, sin excepción alguna, en todas partes y en todo tiempo, y esa voz nunca cesará de llamar a sus ovejas.

28 Domingo Ordinario (ciclo C)

textos de un laico

Nuestra distancia con respecto a Dios, estableciendo que esa distancia la construimos nosotros, que la cercanía con Dios es disposición nuestra...

26 Domingo Ordinario (ciclo C)

textos de un laico

Sintámonos prevenidos y avisados por estas lecturas. No necesitamos que Lázaro se nos aparezca y nos cuente las terribles penas que sufre quien no lleva esa vida de amor

Recomendables

Recientes

textos de un laico

2 Domingo Ordinario (ciclo B)

Tenemos, por tanto, un dato real: el llamado de Dios a cada uno de nosotros existe sin excepción. De una manera o de otra, Dios nos llama sin cesar. Está en nosotros responder o no a ese llamado

Subscribe to our mailing list

* indicates required