Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Al Final, Otra Utopía
Leonardo Girondella Mora
5 enero 2017
Sección: LIBERTAD ECONOMICA, Sección: Asuntos
Catalogado en: ,


Un nuevo modelo de la economía mundial basado en la abundancia de recursos fue el tema de una conversación reciente. Resumo aquí sus principales puntos.

— Parece evidente que el mundo pasa por un período de transformación económica, del capitalismo hacia lo que se llama abundancia compartida, es decir, de la ley de la oferta y la demanda hacia la consideración de necesidades de la sociedad.

— Temo no haber comprendido. ¿Quiere usted repetirlo con otras palabras? —pregunté.

— Bueno, pues que estamos pasando del capitalismo actual en el mundo a otro sistema en el que los negocios se conciben como autores de un impacto positivo en la sociedad. Es un cambio hacia la abundancia distribuida.

— ¿Los negocios ahora no se fundan con la idea de satisfacer necesidades? —pregunté.

— Realmente no, se fundan con la idea de tener utilidades ofreciendo productos de alta demanda y alta rentabilidad empresarial y todo eso cambiará.

— Esos productos de alta demanda que usted menciona, ¿no satisfacen necesidades sociales ahora mismo? —pregunté.

— Bueno, pues sí, pero en una economía de abundancia compartida la primera consideración será el satisfacer necesidades de las personas.

— Hasta donde sé, esa es la consideración inicial de cualquier negocio, el satisfacer exitosamente necesidades, porque si no lo hace el negocio fracasará y no habrá utilidades, que son la consecuencia de buenos productos a precios aceptables —comenté.

— Creo que no me he explicado bien, o quizá usted no lo ha comprendido.

— Seguramente. Si es usted tan amable, le suplico explicármelo de nuevo —dije.

— Primero, estamos dejando atrás al capitalismo y la pobreza que él produce. ¿De acuerdo?

— ¿La libertad económica produce pobreza? La evidencia indica lo contrario —comenté.

— Bueno, pues yo digo lo contrario. Sigo. Las empresas nuevas, dejando atrás al capitalismo usarán con mayor eficiencia los recursos y eso permitirá abundancia, la que podrá ser distribuida y compartida por todos. La gente usará solo lo que necesita y eso aumentará los recursos existentes, los hará abundantes.

— Si me permite preguntarle. ¿Quién y cómo se determinará el monto de lo que la gente realmente necesita? ¿El gobierno, un comité de personas notables, un referéndum?

— No, la gente misma lo decidirá por sí misma, en libertad, ya que en ese nuevo sistema económico los hombres y las mujeres serán más conscientes y racionales.

— ¿No es usted demasiado utópico? Digo, esperar que la gente cambie porque ha cambiado el modelo económico, es una expectativa realmente atrevida —comenté.

— El futuro es de los soñadores, de los atrevidos, de quienes quieren cambiar al mundo.

— No digo que no se intente mejorar a las cosas, pero intentarlo suponiendo un cambio en la naturaleza humana, una situación de gran abundancia de recursos, me parece de un optimismo sin fundamento.

— Vea usted el cambio en el modelo de negocio, el que vamos a experimentar. Los emprendedores pondrán las necesidades de la gente antes que sus deseos de tener utilidades. Ya no verán oferta y demanda, sino satisfactores sociales.

— ¿Estarán los empresarios dispuestos a perder su dinero produciendo y vendiendo bienes y servicios? Permítame dudarlo. Y si eso sucede se perdería capital y sin capital, la pobreza aumentaría —comenté.

— Pero es que usted no entiende esta transformación, este cambio de modelo económico.

— Sí, tiene usted razón, no lo entiendo. Puede ser que sea incomprensible.

&&&&&

No es la primera vez que he escuchado la expresión «abundancia compartida», la que recuerda a la frase de un presidente mexicano.

Suponer abundancia es una hipótesis irreal y su acaso ella se sustenta en la reducción coercitiva de la demanda para distribuir los sobrantes gratuitamente a otros, eso sería totalitarismo.

Addendum

Un gráfico sobre la pobreza en el mundo, a partir de 1820 indica una disminución importante.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Facebook
Extras