Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Dificultades Religiosas
Leonardo Girondella Mora
14 marzo 2017
Sección: RELIGION, Sección: Asuntos
Catalogado en:


Si aumenta el laicismo y se reduce la religiosidad, este fenómeno puede tener una explicación múltiple —que es lo que trato de hacer en lo que sigue.

El fenómeno se presenta en noticias comunes. Por ejemplo, en España:

«Concretamente, el porcentaje de personas que se definen creyentes se reduce con respecto al barómetro del mes de abril de 2009 en un punto y medio. En total un 73,2% de los encuestados se considera católico, frente al 74,7% que lo hacían el año pasado». publico.es

O en México, en el último censo:

«[…] las respuestas de sus 112.336.538 habitantes han revelado un dato inesperado en un país con una fortísima tradición católica: la Iglesia ha perdido en los últimos 60 años a casi un 16% de sus devotos y ha aumentado en un 4% el número de los que se declaran ateos». elmundo.es

Las causas son variadas y estas pueden explicar una parte del fenómeno, en concreto del Cristianismo y más específico del Catolicismo.

• La más fácil de ver es la del efecto neto de los escándalos de abusos sexuales —que significan un material fructífero para los opositores.

Esto resulta en un medio ambiente informativo que afecta a creyentes débiles y dudosos, haciéndoles abandonar su religión.

• Dentro de ese medio intelectual existen activismos que chocan contra la religión, como los movimientos de liberación sexual en sus muy variadas versiones.

Estos activismos en su efecto neto general critican, se oponen y atacan a la religión católica principalmente y lo hacen con frecuencia en muchos frentes mediáticos.

• Una causa que me parece ignorada es creada por la complejidad de las creencias religiosas y la facilidad con la que ellas han sido simplificadas por sus opositores —hasta convertirlas en hombres de paja.

Las creencias religiosas, como la oposición a la homosexualidad, es transformada sencillamente en odio a los homosexuales por sus enemigos. Estos caricaturizan a esas creencias y la caricatura creada domina en los medios, afectando a los creyentes más débiles y dudosos.

Estos creyentes y muchos otros no tienen la inclinación a buscar por sí mismos las fuentes originales de la religión, creyendo que es realidad esa caricatura.

• Una razón de largo plazo, la de encontrar el propósito de la vida actual tan imperfecta en la vida futura —y tener fe en una promesa indemostrable en la que debe confiarse.

La existencia presente está llena de realidades indeseables, injusticias, daños y sufrimiento que chocan con la idea del Dios bueno —a lo que se une lo lejano y carente de pruebas científicas acerca de la perfecta vida futura prometida.

Un resultado de esto es la serie de propuestas de construcción de utopías presentes mediante el cambio de estructuras sociales que significan, por definición, el olvido de la promesa de vida futura.

• La confusión entre iglesia y miembros-ministros de la iglesia, la que hace posible que la conducta reprobable de un sacerdote sea entendida como una falla de la iglesia misma.

La distinción entre personas imperfectas y mandatos perfectos parece ser demasiado refinada para ser comprendida masivamente, siendo esto lo que produce un debilitamiento general de la religión —es decir, de sus propios mandatos.

Siendo personas imperfectas, los sacerdotes y ministros religiosos, tendrán faltas y defectos —como, por ejemplo, homilías de baja calidad, un defecto que es común en mi experiencia y que producen desencanto en el creyente con débil fe.

• El asombroso progreso material ha provocado una atención desmedida a la satisfacción de necesidades y deseos inmediatos —una especie de materialismo común que ha recibido fundamentos teóricos en escuelas de pensamiento que son materialistas también.

El marxismo cultural que se ha apropiado y fomentado activismos de liberación sexual, por ejemplo, o movimientos ecológicos, acumula poder en los gobiernos —a lo que conviene el debilitamiento de religiones que podrían oponerse a sus ideas.

• Un efecto halo de contagio que produce desencanto religioso cuando una religión justifica actos fanáticos de violencia, como, por ejemplo, el terrorismo islámico.

• Un contagio de la mentalidad democrática, que en su fondo entiende que las normas y preceptos religiosos deben estar sujetos a consensos populares —lo que significaría relativizar a esas creencias.

&&&&&

Lo que he tratado de hacer es enumerar y explicar brevemente algunas de las razones por las que las creencias religiosas están en decrecimiento.

No es que disminuyan necesariamente las creencias espirituales, sino que se reduce el número de personas que se perciben afiliadas a religiones como el Catolicismo.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Facebook
Extras

ContraPeso.info en Twitter

Recuerde, estamos ya en Twitter @GinLogic. Síganos por la defensa de la libertad, la razón y la verdad.