¿Qué es individualismo político? Definición del concepto, sus tipos y algunas precisiones para la mejor compresión de la individualidad y su diferencia con el colectivismo.

6 minutos

En breve: preguntas y respuestas

¿Qué es individualismo político?

El valor de la persona como ser digno, con libertades y capacidad de actuar, y que está por encima de la sociedad y las colectividades. Es la posición moral y filosófica que se opone a los abusos y excesos de poder gubernamental.

¿Hay otras clases de individualismo?

Puede ser usado para apuntar a quienes se distinguen del común de las personas. O a quienes son egoístas y realizan acciones que no consideran a los demás. A la capacidad de suficiencia personal y decisión propia de vida. Esta conectado con la idea de identidad personal y la defensa de la libertad personal.

¿Cuáles son los efectos del individualismo político?

Tiene consecuencias directas en la idea de la democracia, los derechos humanos y el voto universal. En la defensa republicana de un estado de derecho. También en las ideas de la libertad económica y en las de la libertad de creencia y expresión.

¿Cuáles con las posiciones opuestas al individualismo político?

Todas las doctrinas e ideologías de tipo colectivista, como el fascismo, el socialismo, el estado de bienestar y en lo general las políticas de clientelismo y corporativismo.

Individualismo, tipos y su crítica

La crítica en contra es equívoca. Lo es en el sentido de que ‘individualismo’ es entendido de maneras diferentes por sus críticos y por sus defensores. Esto resulta en que cada uno tiene razón, por separado.

En lo que sigue, intento definirlo en esos dos sentidos antes de tratar al político.

A. Individualismo negativo

Es el criticable justificadamente y consiste en un conjunto de acciones personales que forman un patrón consistente de egocentrismo irresponsable. Define a un tipo que es posible calificar de egoísta y que contiene:

  1. Conductas continuas de codicia, ambición, ingratitud, voracidad y egoísmo; y
  2. Falta de consideración de las consecuencias negativas en terceras personas, a las que no importa dañar si eso beneficia al sujeto.

Esta es la definición que usualmente tienen en mente quieres critican al individualismo. Muy especialmente cuando entran a campos de Economía y usan expresiones como «codicia capitalista», «voracidad comercial». «homo economicus» y otras más.

B. Individualismo positivo

Es el que consiste en un conjunto de acciones que forman un patrón de conducta consistente de independencia y autonomía personales. Este tipo contiene:

  1. Conductas continuas de búsqueda de beneficio y autodeterminación propia por medio de la autosuficiencia y la libertad; y
  2. Consideración hacia normas y preceptos comunes que consideran el no afectar esa misma libertad en los demás.

Esta es la definición de que tienen en mente quienes lo defienden. Difiere en mucho con respecto al negativo.

No debe asustar a nadie que, entonces, ambas partes tengan razón en sus críticas y defensas. Están hablando de dos cosas distintas. El defensor del individualismo positivo sería sin duda un crítico del negativo.



Individualismo político

Es un concepto de naturaleza filosófica que coloca al individuo por encima de la sociedad, a la persona por arriba de lo colectivo. Su moral es la de la dignidad única e igual en cada persona que es un ser racional y libre y que debe ser respetada. Su aplicación práctica se encuentra en los regímenes democráticos y liberales.

Correctamente entendido no incluye la idea de personas aisladas de otras, cada una capaz de ver por sí misma y sin atención al resto. Es un punto de partida para entender a las sociedades, a las colectividades, como conformadas por personas únicas. Es opuesto a la forma de pensar que supone que lo que existe es solo la sociedad y las personas son simplemente sus partes.

Ee lo opuestos a doctrinas que proponen sectores sociales como unidad mínima de estudio y a propuestas colectivistas.

Para comprender a la sociedad en el tiempo

Si se desea entender a la sociedad, lo que en ella sucede, su desarrollo en el tiempo, su naturaleza y demás, el modo correcto de hacerlo es poner atención en las acciones individuales de cada persona: sus decisiones y actos.

Es el agregado de todas esas acciones lo que mueve a la sociedad en un todo de extrema complejidad de causas y efectos que al acumularse producen resultados netos impredecibles y mayores a las visiones personales, Es lo que logra cultura, conocimiento, progreso, civilización.

Pero también, pudiendo producir lo opuesto —barbarie y salvajismo, como producto neto agregado de esas acciones personales.

Existe un elemento dinámico en el individualismo político así entendido. La situación presente es comprendida como el resultado neto agregado de las acciones pasadas de un sinnúmero de personas. Incluso de muchos siglos atrás que hicieron aportaciones con efectos que ahora se viven.

Y al futuro se le comprende de la misma manera, como el resultado agregado de las acciones pasadas y presentes de personas que actúan por sí mismas.

Es una especie de marco mental que entiende a la sociedad también como algo que incluye a las generaciones pasadas de personas ya muertas, de personas vivas y de quienes nacerán.

Libertad como origen

El individualismo político tiene su origen en la libertad de acción personal, entendiendo que su resultado agregado será algo formado espontáneamente y sin diseño previo. Es una construcción impredecible cimentada en la acción personal de «abajo hacia arriba».

Como se ha escrito, «[…] la colaboración espontánea de hombres libres a menudo crea cosas que son más grandes de lo que sus mentes individuales pueden alguna vez comprender».

Esto ayuda a diferenciar al individualismo político de las visiones colectivistas que proponen una sociedad diseñada centralmente de «arriba hacia abajo», en concordancia con algún modelo previo de sociedad ideal.

El individualismo político enfatiza la noción de la libertad personal comprendida por cada persona y ejercida dentro de un marco de respeto a la libertad del resto. Sin que se imponga sobre su resultado neto alguna gran concepción social implantada desde arriba.

El resultado agregado es imposible de prever, excepto por la aceptación de que será algo dinámico y cambiante, siempre en proceso de ajuste y corrección. Jamás será un estado considerado perfecto.

Esta característica de ser impredecible y no dar resultados libres de fallas produce lo obvio, un descontento que crea propuestas de corrección específicas a problemas concretos.

O en el peor de los casos, diseños integrales de sociedades perfectas. Casi siempre por medio de la cancelación de libertades personales y la acumulación del poder en el gobierno.

Concluyendo

¿Qué es el individualismo, concretamente el político? Para señalar que él es más que la interpretación común que lo hace equivalente a egoísmo.

El individualismo es un punto de partida para comprender a la conducta humana desde su origen primario y original. Esas acciones de personas libres y con uso de razón, que en sus tratos mutuos, producen resultados netos impredecibles.

Una manera de ilustrarlo es ver su similitud con la Microeconomía y su contraste con la Macroeconomía. Entre creer que a la economía de un país se le puede controlar manipulando centralmente unas pocas variables económicas versus creer que la economía nacional es el resultado de decisiones tan dispersas que es imposible conocerlas.

Quien contempla al comercio internacional como un intercambio de bienes entre personas que se encuentran en países distintos, es un ejemplo de mentalidad individualista.

Es la puesta a quien contempla al comercio internacional examinando cifras de superávit o déficit comercial. Y creyendo que son los países los que comercian entre sí.


Otros lectores también leyeron…

[Actualización última: 2021-08]