Democracia, autogobierno 

La capacidad de las personas para autogobernarse a sí mismos. Esta es la condición obligada de una democracia.

La democracia se sostiene solo en ciudadanos deben tener el talento y la habilidad para conducirse a sí mismos. Eso significa tener conciencia moral y, sobre todo, eso que llamamos virtud, la arraigada costumbre de actuar respetando a la ley y a la moral.

Eso tiene su lógica innegable. La democracia es el autogobierno de las personas, ella supone que tienen la capacidad de conducirse a sí mismas de manera correcta, ética, decente, recta, o como usted quiera definir a esa conducta íntegra y honrada.

Refiriéndose a la antigüedad de la Civilización Occidental, un autor escribe:

«El autogobierno en la ciudad era posible solo si la virtud del autogobierno gobernaba las almas de los ciudadanos; y el autogobierno de los individuos solo podía realizarse en una ciudad que entendía que la ciudadanía en sí misma era una especie de hábito continuo en la virtud, tanto a través de la ley como de la costumbre». Deneen, Patrick J. Why Liberalism Failed (p. 22). Yale University Press. Mi traducción.

Ese «hábito continuo en la virtud, tanto a través de la ley como de la costumbre» se dirigía a la defensa de la libertad y la prevención de la tiranía, algo no muy distinto a lo que intenta darnos la democracia. Desafortunado es que en nuestros días se haya olvidado ese hábito de la virtud.

Pongamos las cosas claras: usted no puede realmente tener una democracia sólida si carece de una amplia base de ciudadanos capaces de gobernarse a sí mismos y habituados a la virtud. Lo único que podrá tener, sin esos ciudadanos, será un sistema de selección de gobiernos autoritarios.

Se trata, por tanto, de una mutación actual de la idea de la democracia. Es la conversión de la democracia como un sistema de defensa de la libertad personal de gente capaz de gobernarse a sí misma, en un sistema de elección de gobernantes que controlan a ciudadanos sin libertades que existen con la esperanza de vivir del gobierno.

Si no son capaces de gobernarse a sí mismos buscarán que la autoridad los gobierne como un remedio de esa incapacidad propia, creando la oportunidad de construcción de gobiernos autoritarios que socaven las libertades que la democracia estaba destinada a defender.

Del mismo autor citado:

«Durante mucho tiempo se había creído que la libertad era la condición de la autodeterminación que evitaba la tiranía, tanto dentro de la política como del alma individual. Así, se pensó que la libertad implicaba disciplina y entrenamiento en la autolimitación de los deseos, y los correspondientes arreglos sociales y políticos que buscaban inculcar las virtudes correspondientes que fomentaban las artes del autogobierno». Ibídem, pp 23-24. Mi traducción.

¿Quiere usted libertades y evitar tiranía? Entonces debe suponer que la persona es capaz de tener disciplina personal, de ser virtuosa y llevar una vida honesta e íntegra. ¿No es así? Pues entonces la democracia, el autogobierno, tendrá dificultades.

Una muestra de esa incapacidad que lleva a la construcción de gobiernos que se busca que otorguen favores sectoriales:

«La renovación y mantenimiento de su parque vehicular, así como la construcción de un hotel en Puerto Escondido, Oaxaca, son algunas de las demandas de la Sección 22 de la CNTE, que en 2013 dejó sin clases durante 84 días a casi un millón de alumnos de educación básica, y 184 días en 2016». razón.com.mx

Eso no es democracia, es decir, autogobierno de ciudadanos capaces de regirse a sí mismos, sino un sistema político que construye un gobierno con el poder suficiente para quitar a unos y dar a otros.

Y una cosa más…

Hay algo curioso en ese sistema que se llama democracia en nuestros días y en el que se elige para gobernar a personas que no son capaces de gobernarse a sí mismas.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que intentan explicar la realidad económica, política y cultural. Defiende la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *