Identificador de tema. Sociedad: socialismo.

Hay mentalidades que retrasan a México. Son formas de entender a la política que causan estancamiento al menos. Ideas erróneas que frenan al progreso y elevan la pobreza.

9 minutes

Introducción

El 10 de octubre de 2005, una columna de Denise Dresser puso un dedo en la llaga política mexicana —hizo una lista de las 25 personas que están dañando a México, según ella, explicando las razones de ese quebranto a México.

El eje de Dresser es la gente, las personas concretas y específicas. Yo quiero hacer lo mismo, pero con otro eje, el de las ideas que dañan a México. Para hacer eso, no tengo la menor duda, la lista de Dresser es invaluable, además de que a ella pertenece todo el mérito de crear esa lista.

Todo lo que haré aquí es un análisis del contenido de esa columna para detectar ideas detrás de la selección de personas que Dresser hizo —esto es encontrar las mentalidades que retrasan a México y al cualquier país que las padezca.

Mural Diego Rivera, Palacio Presidencial, México DF«Mural Diego Rivera, Palacio Presidencial, México DF» by jd (A) is licensed under CC BY-NC-ND 2.0

Las mentalidades que retrasan a México

A continuación enumero siete formas de entender a la política —maneras de comprenderla y realizarla que, cuando las tiene un gobernante, producen economías frenadas, retraso y miseria.



1. Mentalidad: entender a la política como un instrumento de avance personal

Es la idea de que la política no es una función cuyo objetivo es gobernar para el bien público, sino un instrumento de exclusivo avance personal aunque ello dañe a la nación.

No es un descubrimiento nuevo: los gobernantes tienen ambiciones personales como cualquier otra persona —los políticos son seres comunes y corrientes que han demostrado ser más comunes y más corrientes que el resto de la población.



El problema de fondo es el abuso del poder, el aprovechamiento de su posición para beneficio personal —y, muy especialmente la mentalidad que busca a toda costa la permanencia en el poder.

2. Mentalidad: comprender a la política como un medio para beneficiarse a costa del daño a otros

Es lo que se conoce como corporativismo: un arreglo político en el que grupos pelean entre sí queriendo su beneficio sin considerar el daño en el resto de la población.

El común denominador es obvio: el corporativismo mexicano que padecemos desde su creación en el sexenio de Lázaro Cárdenas.

Es una mentalidad que retrasa a México porque hace gobernar para el bien de grupos asociados que viven del poder —sin considerar el daño que se produce en el resto de la población

3. Mentalidad: comprender a la política como un asunto de plazos cortos e inmediatos

Esto es ser miope hasta la ceguera más absoluta. Es la idea que puede expresarse en la frase no-ver-más-allá-de-las-narices-propias.

El común denominador de estos casos es la ceguera, lo que se conoce como efectos no intencionales y que señala que se actúa sin considerar las consecuencias siguientes de lo que se realiza.

Es una mentalidad que retrasa a México porque es imprudente —no ve los efectos siguientes en el largo plazo de las decisiones tomadas solo para el corto plazo.

4. Mentalidad: entender que la política es ir por el poder, mantenerlo y el resto no importa

Dijo Henry Kissinger que el poder es el mayor de todos los afrodisiacos —una adicción imposible de controlar y que embrutece.

El efecto real de esta mentalidad que retrasa a México es el doble estándar político usual —que mantiene un doble discurso:

  • Públicamente: cantos y loas a la democracia y a elecciones limpias.
  • Ocultamente: trucos y suciedad que busca comprar votos y atacar enemigos

Esta mentalidad ha retrasado a México porque ciega al gobernante y le hace tomar decisiones que, aunque produzcan pobreza, le mantienen en el poder.

5. Mentalidad: suponer que la política es moverse por presiones al margen de la ley

Los políticos quizá puedan clasificarse en personas a quienes mueven las convicciones y en personas que se mueven como veletas ante la presión de cualquier grupo —haciendo de lado a la ley

Esto tiene una manifestación clara el el síndrome del: ess más fácil decir que se necesita diálogo para acallar manifestaciones violentas.

6. Mentalidad: hacer de la política algo que permita el regreso a un pasado nostálgico

Esta mentalidad ha retrasado a México por carecer de imaginación y tener miedo al futuro. Una mentalidad regresiva que añora un pasado al que ha idealizado y al que se pretende regresar.



7. Mentalidad: hacer de la política una retórica que oculta la realidad

Esto es un uso del lenguaje como medio de ocultamiento de la verdad por medio de propaganda oficial que retrasa a México impidiendo la entrada en vigor de mecanismos de corrección que impidan políticas equivocadas.

La idea detrás es simple: el presidente nunca se equivoca. Todo lo que hace es para el bien del país y sus acciones son perfectas.

Conclusión

Han sido expuestas siete mentalidades que han retrasado el progreso de México y que son claramente de naturaleza política —más concretamente, son formas de pensar que padecen buena cantidad de gobernantes y que definen el clima intelectual del gobierno.

  1. Entender a la política como un instrumento de avance personal
  2. Comprender a la política como un medio para beneficiarse a costa del daño a otros
  3. Creer que la política es un asunto de plasos cortos e inmediatos
  4. Entender que la política es ir por el poder, mantenerlo y el resto no importa
  5. Suponer que la política es moverse por presiones al margen de la ley
  6. Hacer de la política algo que permita el regreso a un pasado nostálgico
  7. Hacer de la política una retórica que oculta la realidad

Cada una de esas mentalidades ha retrasado a México —como sucedería en cualquier otro país. En la medida en la que ellas se padezcan conjuntamente, más grave será esa falta de progreso.


Otros lectores también leyeron…

[Actualización última: 2020-08]

Mentalidades que dañan al país: la plataforma electoral de AMLO en 2006

Por Leonardo Girondella Mora –   4 abril, 2005

El presente análisis persigue presentar una evaluación analítica acerca de un libro del jefe de gobierno de la Ciudad de México. Ya que esta persona podría ser elegido en 2006 como presidente del país, es obvio que el contenido de la obra es especialmente importante para los electores mexicanos.

El análisis de contenido detectó los siguientes grandes patrones de ideas dentro del libro.

• Se trata de un documento de campaña electoral del que no debe esperarse imparcialidad, sino argumentos que lleven a apoyar la victoria electoral del autor.

La originalidad es escasa y contiene medidas que apoyan fuertemente el crecimiento del gobierno y su intervención en la sociedad. De hecho esta es su tesis central, para poder realizar sus propuestas, el estado debe aumentar.

• En un párrafo se dice que el Estado «debe concebir como ideal la protección de las personas a lo largo de su vida, garantizando el derecho a la alimentación, al trabajo, la salud, la educación y la vivienda». Es clara su propuesta de un gran Estado Benefactor.

• Habla de la intervención estatal en la economía por medio de la elevación mínima del doble de la inversión pública en el primer año. Propone una mayor petrodependencia al sostener que en esos recursos debe fincarse en desarrollo.

• Se considera portador de un proyecto diferente y se siente apoyado por el pueblo. Fue muy sencillo encontrar que piensa tener el apoyo del pueblo y poder implantar su proyecto aún sin la participación de quien no es el pueblo.

• Es transparente la idea de que su presidencia sería similar a la del presidente Cárdenas en dos niveles. que son un regreso al presidencialismo y de nuevo a la pérdida del poder del legislativo y judicial.

  • la implantación de medidas de izquierda y
  • la intención de realizar alguna medida histórica por su parte, similar a la expropiación petrolera. Dice que todo presidente además «… debe tener la sensibilidad de hacer suyos los anhelos del pueblo».

• La mayor parte del libro está destinado a explicar medidas y acciones de gobierno, con muy escaso desarrollo de los aspectos financieros, económicos y de presupuesto.

También los aspectos de relaciones exteriores reciben un escaso tratamiento. Probablemente sean áreas en las que el autor no se siente dentro de su campo de conocimientos.

• Finalmente, muchas de su iniciativas son propuestas ya conocidas, incluso gastadas y recuerdan medidas aplicadas por regímenes anteriores, especialmente de Lázaro Cárdenas, Luis Echeverría y José López Portillo.

Si bien se plantea como un proyecto alternativo es más bien un retorno a políticas anteriores de proteccionismo, intervencionismo, presidencialismo, corporativismo y petrodependencia.

Lopez Obrador«Lopez Obrador» by mundoalreves01 is licensed under CC BY-NC-ND 2.0