La Gran Prioridad

Al fin puedo dormir tranquilo después de decenas de años de noches de desvelo y de inquietudes sin fin. Ya era momento en el que terminase esa situación de terrible angustia y zozobra sombría que me impedía trabajar, detenía mis esfuerzos personales y, como dije, por las noches me mantenía envuelto en pesadillas escalofriantes, turbadoras… Read more »