Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Más Ética y Menos Misiones
Eduardo García Gaspar
11 noviembre 2002
Sección: NEGOCIOS, Sección: Asuntos
Catalogado en:


Si se me pidiera escoger entre desarrollar una misión para una empresa o establecer un código de ética para la misma empresa, no dudaría en hacer lo segundo con mucha más alta prioridad.

Lo que digo es que necesitamos más códigos de ética que misiones de empresa.

Hace algo más de diez años, una de las grandes empresas de Monterrey me pidió desarrollar un “credo” para ella, algo jamás hecho durante los muchos años de su existencia.

En conjunto con los responsables de Recursos Humanos iniciamos el trabajo con grandes dificultades pues el objetivo era tener un texto muy bien escrito y que en el fondo revelara la personalidad de esa empresa.

Independientemente de lo agradable que es trabajar en un proyecto muy fuera de lo normal y ajeno a la rutina general de una empresa, la tarea estuvo llena de dificultades y obstáculos.

No sólo teníamos que hacer un gran texto de profundo contenido, sino que tenía que ser breve, memorable y entendible por todos.

Peor aún, debíamos ponerlo en un video para ser usado en toda la empresa para incrementar el sentido de pertenencia de los empleados. Ninguna de esas dificultades se comparó, sin embargo, con la investigación para generar los valores de la empresa.

Hubo que hablar con varias personas de los más altos niveles para obtener información sobre sus creencias, formas de actuar y principios de trabajo.

Eso fue resumido en un esquema destilado que tomó la forma de un “credo”, es decir, las frases iniciales que describían los valores de la empresa empezaban con la frase “Creemos que..”.

Tuvimos éxito al final. El trabajo fue aceptado por todos los directivos, los textos se reprodujeron en materiales que fueron entregados a los empleados, desde placas de plástico hasta pósters. Los informes anuales lo reprodujeron durante años.

Las pláticas de los directivos tomaron partes del “credo” que los inspiraban. El video se usó durante años para inducción de empleados.

En fin, fueron esos grandes tiempos para esa empresa y creo que en buena parte ellos se debieron al pequeño detalle de haber puesto al código de ética o conducta antes que a la misión.

De hecho, se trabajó todo el tiempo sin necesidad de misión, pero bajo ese código que llegó a ser un texto citado en las ocasiones en los que alguna situación contradecía los valores allí expuestos.

Lo que entre amigos le digo es un consejo muy con los pies en la tierra: no se preocupe tanto por tener una misión, a la que seguramente pondrá en un cajón. Dedíquese a generar un código de conducta y de ética, para difundirlo a diario con ejemplos prácticos en la conducta de todos y capaz de resolver conflictos internos.

Le va a ser más útil el “credo” que usted haga para su empresa, que la misión que a ella asigne.

Pero esa utilidad tiene su precio, pues toma más tiempo hacer ese “credo” que la misión, mucho más tiempo durante el que los directivos de la empresa van a tener que hacer un buen examen de conciencia, casi como una confesión con un sacerdote.

Le digo, no hay nada más práctico, ventajoso y eficaz que tener ese credo que guía conductas reales de todos sus empleados.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras