Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Un Dulce Marca Hitler
Eduardo García Gaspar
27 febrero 2002
Sección: NEGOCIOS, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


Una de las máximas escuchadas con cierta frecuencia en el terreno de los medios de comunicación es la de que las grandes noticias nunca aparecen en los encabezados de los periódicos, ni en los titulares de los noticieros.

Los sucesos verdaderamente importantes, se dice, son ignorados por los medios o bien son relegados a las páginas interiores.

Los llamativos sucesos diarios anulan la visión de los acontecimientos que realmente muestran lo que en la sociedad pasa. Eso se suele decir y de cierta forma es verdad.

Tomo un ejemplo. Por casualidad tuve acceso al reportaje de algo que ha pasado en México, concretamente en Guadalajara. Según la información que recolecté, lo que ha sucedido es lo siguiente.

Allá, en esa ciudad, existe una fábrica de dulces.

La fábrica se llama Dulces Benny y ella tiene en su haber la creación de marcas de momento, que aprovechan modas o noticias masivas. Una de sus marcas lleva el nombre de El Chupacabras, otra marca es Las Vacas Locas.

Hasta aquí no pasa nada, pues se trata sólo de una especie de posición de sus marcas, las que capitalizan la popularidad de sucesos conocidos por todos. Puede ser bueno, puede ser malo, según la opinión de cada persona, pero en el fondo eso es irrelevante.

Lo que sí es de llamar la atención es la nueva marca que ha desarrollado esa empresa.

Su nombre es El Tal Iván y usa la frase de “con explosivo sabor de chamoy”, además de llevar una imagen de Osama Bin Laden.

Más aún, según el vocero de la empresa, en palabras textuales “hasta los niños saben quién es Bin Laden, saben qué pasa en el mundo” y dice que a la gente de Mercadotecnia de esa empresa se le ocurrió esa idea, con un producto que ya ha comenzado a exportar.

Es una posibilidad muy real que dada la mentalidad de los dirigentes de esa empresa y sus creativas personas de Mercadotecnia, existan otras posibles marcas a lanzar en el futuro cercano.

No será difícil que Dulces Benny salga con un dulce nuevo, marca “Hitler” con el eslogan “horneado con gas”, que también capitalice el conocimiento que existe en la sociedad de la II Guerra Mundial.

Igualmente, podremos disfrutar pronto de chocolates “Stalin” con la frase “purgado de toda imperfección”.

Otras marcas podrían ser unos dulces blancos con la marca “Ku Klux Klan” y el eslogan de “solamente chocolates blancos”. Para estar más a tono con la juventud, también se puede desarrollar la marca “Tim McVeigh” con la frase “un poco de sabor a Oklahoma”.

Más aún, esa creatividad podría dar origen a toda una serie de dulces celebrando a la serie de asesinos en serie, con una marca especial destinada al o los asesinos de mujeres de Ciudad Juárez.

Más, desde luego, las posibilidades de colecciones de chocolates con los nombres de la plana mayor de Hitler, con, por ejemplo, bombones Goebbels, dentro de una caja que contenga una fotografía de Auschwitz.

Total, las posibilidades son infinitas en esa celebración que la mencionada fábrica hace a la popularidad de lo que sea, especialmente de lo distorsionado y malvado.

Nada importa, nada, con tal de que sea popular, de que llegue a millones, de que capitalice lo más abominable y de que llegue a los niños. Es importante, al menos para esa empresa, que los niños confirmen la popularidad de Bin Laden y sobre ella por lógica extensión se aproveche para volver a la popularidad a Pol Pot, Idi Amin, Nerón y otros villanos que los niños deben conocer y admirar.

Comencé esta segunda opinión mencionando que las noticias más importantes suelen ser relegadas a lugares de escasa importancia o que incluso son ignoradas.

Quizá este sea uno de esos casos y que, peor aún, puede ser visto como un suceso con sabor folklórico y creatividad simpática.

En realidad es algo que muestra una de los desarreglos de nuestro tiempo, la incapacidad de tener juicios de valor y de someternos a principios éticos.

En el fondo del lanzamiento de esa marca, en las pequeñas mentes de sus creadores, hay algo putrefacto que logra llevar hasta los niños la exaltación de la violencia diciéndoles, “no está mal, es divertido”.

Nietzche declaró la muerte de Dios hace ya tiempo, como un asesinato que el mundo ha cometido al ignorarlo.

El vacío que esa presencia Divina deja es gigantesco. Ha sido llenado con la ambición de poder de los gobernantes, pero también ha sido llenado con la falta de limitaciones auto impuestas por los ciudadanos que creen que todo se puede hacer.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.



1 comentario en “Un Dulce Marca Hitler”
  1. Josè Manuel Jimènez A. Dijo:

    Profundo analisis sin duda.. sin embargo personalmente me parece una exageraciòn. Las noticias de la nota roja incluyendo imagenes reales estan a la orden del dia y en cada momento y desde luego màs al alcance de todos nosotros y sin restricciòn alguna para chicos y grandes. Y sabe porque estan en primera plana de diarios y otros medios de comunicaciòn? Pues porque venden periodicos y espacios en tv y radio! Y aunque no lo parezca tambien intervienen creativos de MKT. Estimado Sr. con todo respeto, un dulce que se llamè “Tal ivan” o Pudiera llamarse como usted puede pensarlo “Hitler”, sin duda es de malisimo gusto y poca creatividad, pero recuerde que un dulce solo es una golosina y lo verdaderamente importante es que Usted y cada uno de nosotros podemos elegir comsumirlo o no. Existen verdaderamente cosas y asuntos que realmente nos deverian provocar horror y escalosfrios y estas lamentablemente, estan los 365 dias del año disponibles a toda hora y en cada esquina y a veces pasamos a centimetros de distancia y no volteamos a mirarlas, mucho menos para externar cierta inconformidad.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras