Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Un Secuestro Más
Eduardo García Gaspar
13 febrero 2002
Sección: LIBERTAD CULTURAL, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


La serie de marchas en contra de la posible guerra en Irak es legítima en el sentido de expresar la posición de uno o más grupos de personas.

En un mundo en el que la libertad es vista como el valor humano más grande, es natural que las opiniones de las personas puedan ser manifestadas.

Solamente dentro de una sistema totalitario esas marchas no podrían hacerse.

Ni esas marchas ni nada que estuviera en contra de lo que ese gobierno totalitario permitiera. Este hecho solamente, me hace concluir que es mejor vivir fuera de Irak que dentro de ese país. Concretamente, que es mejor vivir donde esas marchas son permitidas que donde no.

Si a esto añado los reportes, por años conocidos, sobre los abusos de Sadam, no me queda más que tener una opinión desfavorable de su gobierno.

El asunto empeora cuando se ve nada más una de las facetas de ese gobierno, que es el uso consistente de tortura. Un pequeño párrafo de Amnistía Internacional dice lo siguiente.

“Las víctimas torturadas han incluido a sospechosos de oponerse al gobierno, desde personas de seguridad del ejército y oficiales de inteligencia sospechosos de tener contactos con la oposición iraquí en el extranjero o acusados de hacer planes contra el gobierno, hasta seguidores de celebridades religiosas. La tortura ha sido usada contra mujeres sospechosas de tener ligas con los grupos islámicos Shi’a en el país o sencillamente por ligas de sus familiares. En muchos casos, los parientes de activistas en la oposición iraquí han sido torturados o abusados para poner presión en esos líderes de la oposición para detener sus acciones”.

La tortura ha sido variada.

Las autoridades iraquíes han usado látigos y tubos para golpear. Les han extraído las uñas. Les han quemado con cigarrillos. Les han perforado las manos con taladros eléctricos. Han sido abusados sexualmente, incluyendo la introducción de botellas rotas.

No es un bonito panorama el que pinta Amnistía Internacional acerca del gobierno de Irak.

Reuniendo las piezas del rompecabezas, tenemos dos posturas posibles.

Una es la de las marchas a favor de la paz. La otra es la de esas marchas agregando valor a su posición pudiendo incorporar lo que me parece obvio, que es el reclamo a favor de los derechos humanos en Irak.

Puesto de otra manera, protestar sólo en contra de la guerra deja incompleto el asunto si no se agrega la defensa del pueblo iraquí, lo que las marchas no han hecho.

¿Por qué las marchas de protesta no han incluido la defensa del pueblo iraquí en sus reclamos? Una clave de las respuesta posible está en las fotografías de esas marchas, en las que se ven elementos ajenos a todo el asunto: banderas de Cuba, fotografías del Che Guevara, consignas antiamericanas y demás.

De allí que mi conclusión es relativamente fácil de sacar.

Me parece que esa legítima posición en contra de la guerra ha sido secuestrada, desafortunadamente, por la izquierda activista. Eso es un gran daño para las personas que realmente se pronuncian en contra de la guerra.

Los marchistas han ignorado al pueblo iraquí, por lo que han caído en una posición paradójica que de facto se convierte en una defensa para el gobierno de Sadam.

Este es un grave error pues resulta que el pacifista termina fomentando la violación de derechos humanos. El asunto empeora al convertirse esas marchas en actividades de relaciones públicas para países como Cuba, otro sistema totalitario y violador sistemático de derechos humanos.

Viendo el tema sin apasionamiento, por tanto, la causa pacifista ha sido secuestrada y contaminada por causas ajenas, que terminan por promover a regímenes en los que esas marchas pacifistas estarían prohibidas.

Y esto es una verdadera pena. La posición contra la guerra es ya usada como arma de presión a favor de Sadam, de Castro y de Kim Il-song. Quizá sea que los pacifistas extremos de conciencia son demasiado inocentes para reconocer que su causa ha sido usurpada.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras