Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Un Reclamo Lógico
Eduardo García Gaspar
9 abril 2004
Sección: RELIGION, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


Quizá sea yo, pero el caso es que varias veces durante los últimos meses, con personas de muchos tipos, ha surgido el tema de la “verdadera iglesia”.

En lo general, lo que he escuchado de algunos católicos es en resumen lo siguiente: nuestra iglesia no puede decir que es la verdadera iglesia y que todo el resto son falsas, pues es lógico que haya gente buena en las demás iglesias y que ellas no se pueden condenar por no pertenecer a la católica, que es lo que la iglesia dice.

No soy un experto en teología, pero creo ser una persona más o menos razonable y, por eso, esa forma de pensar de algunos católicos me parece errónea.

Vayamos paso por paso viendo primero eso de que la Iglesia Católica no puede reclamar que es la verdadera religión. Desde luego que puede y hace bien en afirmarlo.

Claro que otras religiones pueden hacer el mismo reclamo y también me alegro que lo hagan. En mi caso, no podría pertenecer a una iglesia que dudara que es la verdadera.

Lo que sucede es que esa cuestión no puede ser dilucidada con métodos científicos ni legales. No hay un experimento que aclare la cuestión, ni un juzgado que sentencie al respecto.

Ya lo veremos con certeza en la otra vida, pero mientras tanto resultaría poco racional que alguna iglesia dijera que pertenecer a ella o no, da igual.

Una iglesia así no brinda seguridad a las personas y, peor aún, carecería de una doctrina sólida. No valdría la pena pertenecer a ella. De hecho, me siento bien y me alegra que mi iglesia tenga argumentos muy fuertes para demostrar que ella es la verdadera iglesia. Eso me hace sentirme bien y querer profundizar en sus enseñanzas.

Pero también, como dije, me alegra escuchar que otras religiones afirmen lo mismo, lo que debe producir una reacción similar en sus fieles. En cambio, sería sospechosa la posición de una iglesia que no afirma ser “la buena”.

Vayamos ahora a la otra parte de eso que recogí como opinión, no de todos, sino de algunos católicos.

Según esa opinión, ellos creen que hay personas buenas en otras iglesias. Sin duda están en lo correcto. No hay por qué no aceptar eso. Debe haberlas en muchas religiones y al por mayor.

Yo tengo buenos amigos que son de otras religiones, incluso mejores que algunos de mi misma religión, hasta donde puedo saberlo. No tengo aquí ningún problema en aceptar eso.

La discusión surge ásperamente en el tema siguiente. Es opinión arraigada en algunos católicos el creer que la iglesia católica afirma que quien no es católico no se salvará, que no irá al cielo.

Yo no sé en qué documento oficial de la iglesia se ha dicho eso, aunque estoy seguro que algún católico haya escrito semejante tontería… y si usted conoce ese documento oficial, por favor mándemelo, con esa parte subrayada.

El asunto de la salvación de los no católicos debe ser un tema ya de tiempo y muy bien analizado.

La iglesia católica tiene una amplia tradición de estudios de textos sagrados y ese punto no debe habérsele escapado. El razonamiento de que quien no es católico no se salva, de ser aceptado, colocaría a la iglesia en una posición muy tonta, pues todos los que vivieron antes de Cristo habrían sido condenados por definición y sin culpa propia.

Por bueno que alguien hubiera sido en el siglo 3 AC, ni modo, habría sido condenado por el accidente de nacer en esa fecha. Esto es tan absurdo que no merece ser siquiera considerado, excepto por el hecho de que eso mismo aplicaría en la actualidad en una aldea en África en la que ningún misionero católico ha llegado.

No suena eso racional en una iglesia que es muy lógica y tiene esa gran tradición de análisis y estudio. Sin embargo, me cuenta un cura, sólo es posible la salvación por medio de Jesucristo y no es esto lo mismo.

Creer que Cristo es el medio de salvación no significa que los no católicos no se salvan, pero sí significa creer que Dios actúa por medios que no conocemos y que puede salvar al azteca que vivió antes de la llegada de los misioneros. ¿Cómo?

Yo no lo sé. Lo que sí sé es que no puedo negar la posibilidad razonable de que Dios actúe por medios que para mí son incomprensibles y llegue a las personas que no han tenido la oportunidad de conocerle de la misma manera que quienes son cristianos.

Dios puede actuar de esa y mil maneras más que no llegamos a entender en la tierra.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras