Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
La Razón Del Subdesarrollo
Eduardo García Gaspar
9 octubre 2003
Sección: PROSPERIDAD, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en: , ,


Sin gran alharaca pasó la visita de Evo Morales a la Cámara de Diputados. El bueno de Evo es boliviano y dentro de su país es un dirigente campesino.

Más específicamente es el cacique de los productores de hoja de coca y la cabeza de una cosa que se llama Movimiento al Socialismo (MAS).

Toda una belleza de personaje, quien además jugó un papel importante en las revueltas de su país recientemente.

Una de las noticias que reportan su estancia en México, dice que el PAN intentó no aceptarlo dentro de la cámara. Por su parte el PT fue el promotor de la visita. Se trataba de tener un encuentro entre Evo y los diputados, cosa que fue apoyada por el PRD y el PRI. Los del PAN no fueron al encuentro.

Curioso fue lo que dijo Evo.

Primero, lo natural de todo izquierdista: los Estados Unidos realizaron un complot para que él no ganara las elecciones. Tan exacta fue la intervención americana que él perdió por un punto porcentual. Pero no hay que preocuparse, pues Evo y otros ya derrocaron al presidente elegido.

Luego dijo que “gracias a la valentía y rebeldía del pueblo boliviano a la cabeza del movimiento indígena, expulsamos del palacio y se escapó el símbolo del neoliberalismo expresado en Gonzalo Sánchez Lozada (el presidente que derrocaron)”.

A esta basura mental, añadió que “no solamente ha sido el tema del gas, el tema de los hidrocarburos, la mafia política, sino ha sido un conjunto de temas nunca resueltos en nuestro país”.

Todo para, algo aún más obvio, atacar todo lo que tiene que ver con el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional.

Es decir, nada de privatizaciones, ni en la electricidad ni en nada y, peor aún, tratarán de deshacer los contratos firmados por su país de venta de gas al extranjero. Desde luego, dijo “estoy convencidísmo de que con ese poder del pueblo, con esa conciencia del pueblo, vamos a recuperar la propiedad de los hidrocarburos, la propiedad del gas”.

No hace falta añadir mucho a lo dicho por Evo Morales. Allí tenemos reluciente, brillante y esplendoroso el personificado conjunto de ideas que han hecho de América Latina una zona subdesarrollada.

En él esta contenida una dosis masiva de caciquismo como líder de campesinos a los que alborota para sus intereses personales sin importar nada más. Igualmente, Evo está dotado de una inagotable ignorancia económica de la que se enorgullece.

Cumple también con creces con otro de los requisitos del promotor del subdesarrollo, que es esa ansia de hablar del pueblo, del poder que debe ser del pueblo, de la conciencia del pueblo, siempre que desde luego sea él quien detente el ese poder y esa conciencia.

En pocas palabras, Evo es el pueblo y el pueblo es Evo… más profundo aún que eso de Luis XVI de que el estado soy yo. Evo es el mesías salvador de Bolivia, igual que todos esos dictadores que afectaron al continente llevándolo al subdesarrollo.

Tan mesías es que ayudó a sacar de la silla presidencial a un presidente elegido democráticamente. Este es, desde luego, otro de los rasgos del cacique izquierdista, al igual que su afiliación a los campesinos.

Le digo, en Evo se personifican todas las características del caudillo latinoamericano que ha hecho de esas naciones lo que ahora quieren dejar de ser. No falta en él la crítica a los enemigos de siempre, los Estados Unidos, el FMI, las trasnacionales y, por supuesto, todo lo extranjero.

Sobre esta base es posible predecir que surgirá una gran amistad entre él y Hugo Chávez de Venezuela, aunque podrán enemistarse por querer ser ambos el líder mundial del regreso al pasado caudillista de América Latina. Y, al final, tenía que ser, Evo es de izquierdas extremas, del socialismo atrasado, ignorante y tonto que tanto daño hace.

No llama la atención que existan un Evo más en el mundo, lo que llama la atención es que haya sido invitado por el PT, lo que nos da a conocer mucho acerca de ese partido político mexicano.

El PT, debemos concluir, representa a lo peor de la izquierda. Y eso es bueno de recordar en las siguientes elecciones, que el partido de la publicidad pectoral extrema es también partidario del socialismo radical.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras