Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Hola, mi Querido Dictador
Leonardo Girondella Mora
8 febrero 2006
Sección: LIBERTAD POLITICA, Sección: Asuntos
Catalogado en: ,


Lo que quiero hacer es presentar un ejemplo de la “vocación democrática” de la izquierda en Bolivia, con las citas textuales de una columna que me fue enviada y que apareció en enero en un sitio de la Argentina, escrita por Andrés Soliz Rada, sobre el tema de la elección de Evo Morales. Para facilidad de presentación, muestro las siguientes citas textuales de la columna:

• … decíamos que Bolivia estaba en camino de desintegrarse por haber perdido su “ajayu” (palabra aymara que significa alma)… para revertir la situación, el triunfo de Evo Morales… era insuficiente, ya que, si se deseaba detener la debacle y reabrir el camino de la esperanza, esa victoria tenía que ser contundente, a fin de convertir al Movimiento al Socialismo (MAS), de mero frente electoral en Movimiento Patriótico capaz de aglutinar al conjunto de la nación oprimida.

• Y el milagro se produjo. Evo obtuvo el 54 % de los sufragios, lo que le proporciona la legitimidad que necesita para revertir las políticas neoliberales, que llevaron al país al borde de la desintegración. Se confirmó… que los pueblos saben encontrar las respuestas que necesitan para preservar su existencia.

Hasta aquí, el autor ha declarado que Evo es la recuperación del alma boliviana, la esperanza y más que un candidato político —es prácticamente la patria oprimida y tiene ahora la oportunidad de preservar la existencia nacional yendo en contra del neoliberalismo. Es el cuento de siempre, el del caudillo nacional latinoamericano, en cuyas manos se coloca a la nación para ser salvada, y que tanto daño ha producido.

La columna sigue con una serie de aseveraciones que muestran la pobreza mental de esta región —ésa que desprecia la libertad y da la bienvenida al dictador convertido en amparo nacional ante el que todos deben rendirse sin excepción y so pena de ser vistos como enemigos de la patria si eso no hacen. Continúa diciendo la columna que,

… sería grave error creer que la recuperación de la autoestima, de la dignidad, de la soberanía y de los recursos naturales serán tareas fáciles.

• … la oligarquía nativa se aglutinará alrededor del Senado de la República, donde, gracias a un absurdo sistema electoral, los derrotados tienen un senador más que los partidarios de Evo, lo que los llevaría a sabotear todos los proyectos de ley…

• Los neoliberales controlan también importantes gobiernos departamentales, desde donde tratarán de impedir que el Estado recupere el control de los hidrocarburos en toda la cadena productiva… que impulse la industrialización del país y lo inserte en proyectos… como la empresas petroleras… propuesta por el Presidente de Venezuela.

•Los grandes medios de comunicación social están en manos neoliberales. • … los problemas vendrán también de una izquierda “termocéfala”, que ha comenzado a otorgar plazos de cien días a Evo para resolver problemas estructurales…

• … los militantes de partidos conservadores que ingresaron a sus filas, con la finalidad de mantener sus privilegios y los de las clases sociales a las que representan. Ellos predicarán “prudencia” para que nada cambie, lo que erosionaría las esperanzas y la credibilidad de Evo Morales.

• Pero también dentro del MAS se hallan grupos fundamentalistas, aunque de escasa importancia, que predican un indigenismo a ultranza, lo que impedirá que el instrumento político del cambio se consolide en todos los distritos del país.

• Sin embargo, al haber recuperado nuestro “ajayu”, permite observar el horizonte con una mirada de esperanza.

No hay ningún rasgo democrático. Si hay oposición en el senado, ella se llama oligarquía y sus miembros son saboteadores. Si hay oposición en gobiernos locales, ella se llama neoliberal y va en contra de la unidad nacional. Si hay expresiones opuestas, ellas son neoliberales.

Si se le ponen condiciones al líder, ello es malo y, peor aún, se tienen enemigos internos que quieren mantener privilegios o que son fundamentalistas.

En total, la tesis es esa misma que tanto daño ha hecho a la región: adiós a la democracia, a la separación de poderes y que venga el líder en cuyas sabias manos serán colocadas las vidas de los ciudadanos —y el que no se postre ante el líder, es un traidor de la Patria, de la esperanza, un enemigo de clase, un neoliberal, un imprudente, uno que impide que el líder realice sus sueños.

La ignorancia política es mayúscula y tiene el poder de explicar el por qué naciones como Bolivia son pobres y miserables —aún están en los tiempos de la búsqueda del déspota ante el cual inclinarse y someterse incondicionalmente, renunciando a la libertad.

Montesquieu publicó “El Espíritu de las Leyes” en 1748 y el autor de la columna aún ignora un concepto como el de la división del poder. John Milton publicó en 1644 la famosa defensa de la libertad de expresión en Areopagitica, cuya idea central ignora el autor de la columna.

En 1859, John Stuart Mill publicó otro clásico de la libertad de expresión, Sobre la Libertad, cuya existencia hace de lado el autor de la columna. La columna mostrada es indicativa del medio ambiente intelectual que condena al subdesarrollo y culpa de sus errores a los demás. No entienden que la libertad es una cualidad humana y que exigir la total sumisión al líder revela sus inclinaciones dictatoriales.

El asunto no se queda en Bolivia. El 9 de enero, Grupo Reforma en México, publicó declaraciones del candidato del PRD: “Nuestros adversarios apostarán a fomentar el miedo a una renovación tajante y dirán hasta la vulgaridad que representamos un grave riesgo para la estabilidad política”.

El periódico dice que “Andrés Manuel López Obrador advirtió ayer dos cosas: a sus críticos que no le faltará visión en el ejercicio del poder, y a sus seguidores que se prepara una campaña en su contra para inducir temor a su Proyecto Alternativo de Nación”.

Ésa es precisamente la naturaleza de la libertad en su aplicación democrática: para cada candidato habrá otro que busque ganarle, las campañas en contra de los otros es parte del corazón de la democracia y de las elecciones. Si no sabe eso, no sabe de democracia —no puede pedir la docilidad de la nación a sus ideas, las que por cierto son malas.


ContraPeso.info, lanzado en enero de 2005, es un proveedor de ideas y explicaciones de la realidad económica, política y cultural.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras