Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Vacíos Culturales
Eduardo García Gaspar
10 septiembre 2008
Sección: Sección: Una Segunda Opinión, SOCIEDAD
Catalogado en: ,


Uno de los rasgos de los héroes es el mantenimiento de una posición personal a pesar de presiones en contra y soportando las consecuencias que hacer eso tiene. Al menos eso es lo que dice P. Johnson en uno de sus libros: pensamiento independiente, conducta congruente con ideas, soportar presiones externas y valor de afrontar consecuencias.

Conocí a uno de ellos no hace mucho. Me reveló una manera de pensar que no lo hace precisamente popular entre muchos. Supongo que a otros los pone a pensar, que es lo que me sucedió a mí cuando tuve la oportunidad de escuchar algunas de sus ideas. Es un tipo que me impresionó. No diré quién es porque la conversación fue privada y así deseo mantenerla, excepto por una parte de su contenido.

Unos pocos puntos ilustran bien su pensamiento. Uno, siendo europeo, dijo que es preferible el american way of life que el european way of life. Europa, dijo, está en decadencia y no tiene visos de parar. Sí, pasa por una crisis económica propia, por otra demográfica, por crisis políticas recurrentes, pero sobre todo, insistió, padece una crisis moral de consideración. Lo que sigue es mi versión de sus ideas.

Europa se niega a ella misma porque rechaza sus raíces y tiene un hábito masoquista de destruirse a sí misma. Europa es un vacío cultural y moral que está siendo llenada con lo que sea. No es el único que sé que piensa eso. El tema fue muy tratado cuando la constitución europea desechó mencionar los orígenes cristianos del continente. Cuando no hay valores en los que creer no hay a dónde ir, ni por qué hacer las cosas. Todo lo que se puede hacer es pasarla bien en el corto plazo.

EEUU, por el contrario, dijo, es una sociedad en la que es posible hablar y discutir. Donde la moral cuenta y no da vergüenza hablar de religión, como en Europa. En EEUU los gobernantes pueden ser religiosos sin mezclar a la religión con la política, pero en Europa la política combate a la religión, quiere hacerla desaparecer: el gobierno debe ser la autoridad moral y nadie más.

La imagen de Europa como una civilización que se suicida y la de EEUU como una que está viva y tiene valores, llamó mucho mi atención. No es nueva, pero sí es atrevida dentro del ambiente políticamente correcto que suele padecerse. Pude imaginar a un par de personas que conozco rasgándose las vestiduras ante tamañas aseveraciones, pero también pude imaginar que ellos no podían contestar los argumentos que las sostienen.

Debo aclarar que no se refería al gobierno estadounidense, sino a la sociedad de ese país, a la gente. Y la comparaba con los europeos, que sin creencias y víctimas del secularismo se dirigían a perder sus libertades, lo que no sucede con los estadounidenses. La razón, según entendí: en los EEUU la gente no acepta mandatos morales ni éticos del gobierno, pero sí lo hace el europeo.

El tipo no estaba hablando de los sucesos reportados en las noticias, ni de las elecciones en EEUU, ni de la guerra en Irak. Había él ido a cosas mucho más de fondo y hablado de ideas que las personas tienen: una ciudadanía sin ideas es fácil víctima del gobierno totalitario al que recibirá con vítores. Eso no le acontecerá a ciudadanos que tienen valores más allá de lo que dicen los gobernantes, en quienes no están dispuestos a poner el destino de sus vidas. Hablaba de lo que yo entendí como la fortaleza de la persona individual frente a gobiernos que se salen de sus límites.

Finalmente, habló con entusiasmo de América Latina comparada con Europa: naciones jóvenes cuyos habitantes aún no tienen vacíos culturales ni niegan su cultura. Sus ideas, en resumen, trataron puntos que tienen que ver con lo que hace a una civilización o a una cultura, esa serie de creencias que son independientes de la política y ponen frenos al poder político gubernamental.

En el mar de clisés de lo políticamente correcto que nos rodea, fue refrescante escuchar una voz opuesta y segura de sus opiniones. No es para estar en total acuerdo con lo que dijo, pero sí es para escucharle con atención y ponerse a pensar. Si en algo tiene razón, lo que está sucediendo es serio, muy serio.

Comparto con usted esto porque no quiero dejar aislado a mi gozo. Debo admirar su valor y seguridad ante tantas opiniones opuestas a las suyas.

Post Scriptum

Un lector comentó esta columna. Lo que sigue en la siguiente página es la carta del lector y mi respuesta:

Acabo de regresar de un viaje de placer por Europa, estuve solo en tres países, porque en lo personal no me gustan los viajes de ver una ciudad por un día y luego la que sigue. El pasar mas tiempo en ciudades como Barcelona por ejemplo, me da la oportunidad de tratar de adentrarme un poco en su vida cotidiana, dediqué una semana solo a esta grandiosa ciudad, despues pasé a Italia y posteriormente volé a Londres.

Felicidades por su viaje. Yo suelo hacer lo mismo: pocos lugares, más tiempo.

Seguramente a ud. no le interesarán las preferencias de viaje de una persona que no conoce, por lo que paso a lo que me lleva a escribir en esta ocasión que es por su entrega del día de hoy 10 de Septiembre” CUESTION DE VACIOS CULTURALES”  donde menciona un “heroe”.

La definición de héroe a la hago referencia es la de Paul Johnson y que apunta el valor de sostener puntos de vista que no son compartidos por la mayoría, a los que defiende.

No logro comprender como este heroe a su criterio y siendo europeo sostenga que Europa esta en decadencia y con signos de no parar y suicida y que Estados Unidos es una Sociedad que esta viva y con valores.

En realidad no es el único que ha apuntado eso, lo de una Europa en decadencia. Weigel, un estadounidense ha apuntado lo mismo. Cuando cardenal, Benedicto XVI habló de esto también. La referencia es a una sociedad como la que apuntó Ortega y Gasset, de niños mimados, que caracen de virtudes y no entienden esa idea.

Francamente esto es para dar risa, dejando atras la gran crisis que padecen actualmente los norteamericanos y dejando atras tambien la administración actual.

No se ría con tanta prisa: más crisis hay en Europa que en los EEUU, una economía más poderosa, pero sobre todo, una sociedad que no tiene miedo de hablar de valores, religión y cosas similares. El gobierno de Bruselas es víctima conocida de excesos legales y demasiada intervención.

Como puede decirse suicida a un país como España, que despues de una dictadura feroz de años y de estar cerrada al resto de Europa resurge como  una potencia en lo economico, artistico y deportivo y se atreve a hablar de una America Latina entusiasta.

Más sabe de España ese hombre que usted y yo juntos y no es el único español que eso piensa. No es la salida de la dictadura lo que se critica, sino la entrada a una mentalidad en la que la moral es impuesta por el gobierno. En cuanto a lo de AL, tiendo a estar de acuerdo con usted y no con él.

Se ve que este Sr. al que Ud. se refiere no conoce a fondo a la sociedad de los Estados Unidos ni mucho menos las de America Latina y no es razón de admirarlo solo porque se impresionó con una voz opuesta y de su seguridad de sus opiniones.

Lo que ese hombre le diría es que es usted el que no conoce a los EEUU, o que por lo menos es usted víctima de creer lo que dicen los medios de ese país (que fue lo que contestó a otra persona que hizo el mismo comentario que usted). O como dijo un amigo hace tiempo, “Quien le hace caso al NYT o a CNN y otros medios progresistas de los EEUU, tendrá una imagen muy distorsionada de ese país “.

SI ud se impresiona con personas las cuales son seguras de sus opiniones debería alabar a AMLO porque si algo ha mostrado AMLO es que es una persona segura de sus opiniones y no creo que sea el caso verdad Sr. García Gaspar.

Su razonamiento aquí es equivocado. La fortaleza de una opinión no tiene nada que ver con su solidez u yo podría volltear el razonamiento de usted para señalar que es usted el que se impresionan con la opinión estándar.

ContraPeso.info, lanzado en enero de 2005, es un proveedor de ideas y explicaciones de la realidad económica, política y cultural.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras