Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
ONGS: Capturando lo Privado
Selección de ContraPeso.info
23 marzo 2015
Sección: POLITICA, Sección: Análisis
Catalogado en:


ContraPeso.info presenta una idea de José Luis Tapia. Agradecemos al autor el amable permiso de publicación. El título original de la columna es La captura estatal de las instituciones privadas.

El estatismo se las arregla para legitimarse. Usando su poder y recursos atrae a cuanta institución se le oponga a sus intereses expansionistas.

Las instituciones privadas que vienen siendo utilizadas son algunas empresas, iglesias, ONGs, clubes, organizaciones sociales de base, partidos políticos, frentes de defensa, asociación de consumidores, que reciben leyes, algunos fondos estatales, perdiendo así su independencia.

Y es que este regalo le debe obediencia al estado desarrollando la agenda estatista sin poder negarle nada porque pierden los fondos.

Por ejemplo, el caso más patético son las ONGs ambientalistas que recibe fondos concursables estatales para desarrollar una temática que el gobierno impulsa. ¿Será una agenda de libre mercado ambientalista que promueve Terry Anderson y su equipo del PERC? ¿Será una agenda que privatizaría los bosques, ríos, lagos, animales en vías de extinción?

¡No!, las ONGs ambientalistas hipotecan su reflexión a cambio de ser operadores del dinero que le da la agenda estatal. Estos son operadores para enseñar a la gente que los recursos naturales son patrimonio de la nación. Con ese lava cerebros explicado por gente independiente del gobierno podría darle mayor legitimidad a la agenda estatista.

Y es claro que muchas ONGs son socias del gobierno en esta cruzada antipropiedad privada, suscriben convenios, se toman fotos, lo publican en sus notas de prensa, lo lanzan en sus webs y redes sociales.

Las ONGs con esos fondos hipotecan su independencia intelectual y política, no es una barrera infranqueable para limitar al estatismo. Es una fisura en el muro de la opinión pública. Por eso es un chiste de mal gusto que aquellas ONGs que reciben fondos estatales se hagan llamar No Gubernamentales. Jurídicamente sí, financieramente y políticamente, no.

Más aún, los contribuyentes estamos siendo esquilmados por la entidad recaudatoria de impuestos para financiar a aquellas entidades que están contra el imperio de la ley, la propiedad privada y la libertad. Resulta siendo inmoral lo que hace el estatismo.

¿Y qué hay con algunas iglesias que hacen convenios con el estado para recibir fondos gubernamentales? ¿Podrían desde sus púlpitos tener una ideología discrepante con el estatismo?. ¿La jerarquía podrá enseñar con legitimidad que la verdad hará libre a los individuos cuando el dinero de todos —incluyendo a ateos— sirve para financiar sus gastos corrientes?

Por ello entenderás el trabajo magnífico que han hecho los estatistas para infectar la mente de sus feligreses con la teología de la liberación. Se escucha en los púlpitos que los sacerdotes denostan contra los ricos, la libre empresa, el lucro, y el dinero, pero nada comentan sobre las ineficacias y atrocidades estatales en la educación, salud, seguridad, justicia, y desempleo. Critican al mercado libre pero nada del fracaso estatal.

El estatismo utiliza a las iglesias para avanzar el reino de la mentira, aumentar la fe en el estatismo y controlar las mentes vírgenes mediante la teología de la liberación. Esta teología es contraria a la verdad, libertad y propiedad privada.

¿Y qué  hay de  las asociaciones de consumidores? Hay algunas que han hipotecado su defensa independiente por los fondos estatales que provienen de multas impuestas a empresas que el estatismo castiga en libre competencia.

Su accionar en nombre de la competencia se ha convertido en verdaderos depredadores del talento empresarial. No premian ni reconocen a la mejor empresa del año, solo se han profesionalizado en la denuncia y el avergonzamiento público. El estatismo utiliza a estas asociaciones para denigrar a la libre empresa.

El estatismo ha diseñado su estrategia expansionista para que no compita en presupuesto, poderes y recursos con la empresa más grande del país. Frente a tremenda maquinaria política las grandes empresas se convierten en insignificantes.

Por ello se entiende el temor de los directores, gerentes y CEOs en defender la libertad y propiedad  privada. Optan por hacer negocios con el estado, buscando alianzas público-privadas y privilegios estatales. Las grandes empresas no son defensoras del libre mercado sino de las regulaciones estatales. Pero estos temas los veremos más adelante.

Nota del Editor

Si le gustó la columna, quizá también:

ONGs: Qué Son

Organizaciones no Garantizadas

José Luis Tapia es Presidente Ejecutivo del Instituto de Libre Empresa http://www.ileperu.org/ y autor de los libros 42 Estrategias de Libre Empresa y Cómo vender ideas liberales y profesor universitario. Su web es: www.tapiajose.com.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras