Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Usurpando Pensamientos
Selección de ContraPeso.info
6 octubre 2015
Sección: FALSEDADES, Sección: Asuntos
Catalogado en: ,


ContraPeso.info presenta una idea de Fernando Pascual. Agradecemos a argol.com el amable permiso de publicación. El título original de la columna es Usurpadores de lo Que Otros Piensan.

Hay quienes dicen, con una seguridad sorprendente, que un grupo de personas piensan esto o lo otro. No se han tomado la molestia de preguntarles, pero no importa.

Lo que desean es revestir sus propias ideas como si fueran aceptadas por otros, o simplemente pretenden desdibujar las opiniones de otros como si fuesen uniformemente simplistas.

Se trata de usurpadores de lo que otros piensan. O de personas que presumen de saber lo que no saben.

O, simplemente, de manipuladores, que en nombre del “pueblo”, de la “clase”, de un “colectivo”, de un “barrio”, o de cualquier otro posible parámetro, lanzan sus propuestas o desarrollan sus caricaturas.

La realidad es mucho más compleja que esas simplificaciones. Porque para saber lo que otros piensan, lo primero que hay que hacer es preguntarles.

Luego, si hay una auténtica libertad para expresarse y si no hay manipulaciones, será posible, ante las respuestas, formarse la propia opinión sobre las ideas de otros.

Por desgracia, la seguridad de este tipo de usurpadores se difunde fácilmente. Al simplificar las opiniones, las hacen comprensibles, aunque no correspondan a la realidad.

Además, intervienen con presteza, sobre todo si puede generarse algún debate, y así impresionan por la facilidad con la que reflejan lo que, según ellos, otros piensan.

Siempre es loable hablar con circunspección y no abrogarse el “derecho” a decir lo que otros piensan, desean, prefieren o sienten sin antes haberse tomado un poco de tiempo para escucharles.

Sólo con paciencia y con oídos abiertos, es posible recoger opiniones y confrontarse con las mismas. Luego, llega el momento de resumirlas con honestidad y respeto.

Entonces será posible promover debates sanos sobre propuestas diferentes y caminar, en ese hermoso esfuerzo humano, en la búsqueda de decisiones que promuevan, al menos idealmente, el bien de las personas y de los pueblos.

Nota del Editor

La breve columna de F. Pascual apunta en parte a un fenómeno muy común, a una falacia, la del hombre de paja y que ya trató en otra columna.

Ella ha sido definida como:

«Se crea una posición fácil de refutar, y se atribuye al oponente para atacarle más cómodamente. Es una falacia lógica porque en realidad es el argumento ficticio el que se está refutando, no el argumento original».

En esta página, ella ha sido tratada como La Falacia de la Caricatura, donde se ofrece este ejemplo:

«Si no estás de acuerdo con las políticas de Obama, eso quiere decir que te opones a que un negro ocupe la presidencia de los EEUU y eres un racista neo-nazi que quiere que la raza blanca gobierne al mundo».

El quid de la falacia está en usurpar, como dice Pascual, las ideas ajenas y convertirlas en algo caricaturizado que produzca rechazo en los demás. Es ridiculizar al contrario de forma que pueda vencérsele con facilidad frente a otros. O bien, la suposición de la opinión de otros tomándola en favor de uno.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras