Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
España y la Paz
Selección de ContraPeso.info
21 abril 2006
Sección: LIBERTAD POLITICA, Sección: Asuntos
Catalogado en: , ,


ContraPeso.info presenta un texto de Carlos Alberto Montaner., publicado originalmente en Agradecemos a LatinLiber.

La ETA ha declarado tregua unilateralmente. Demos unos cuantos datos para entendernos. ETA son las iniciales en eusquera de Tierra y Libertad Vasca, una organización terrorista creada en España en 1959 con el objeto de independizar los territorios vascos de ese país y de Francia para crear en ellos un estado étnico marxista leninista.

El apoyo electoral de estos grupos terroristas alcanza al 16 por ciento de los vascos, aunque el porcentaje nacionalista total se sitúa en torno a la mitad de los votantes de la región. La extensión de tierra que los etarras reclaman como “nación” es de unos veinte mil kilómetros cuadrados en donde viven aproximadamente tres millones de personas, el noventa por ciento de ellas en España y el resto en los Pirineos franceses. Los crímenes ejecutados por ETA se acercan al millar, casi todos ocurridos después de la instauración de la democracia en España en 1978.

La peor de las salvajadas cometidas por la banda ha sido la poderosa bomba colocada en un supermercado en Barcelona en 1987 que dejó 21 muertos y 45 heridos. Muchas de las víctimas fueron amas de casa y niños inocentes.

Por ése y otros centenares de atentados y crímenes horrendos, más de medio millar de terroristas y sus cómplices cumplen largas condena en cárceles españolas y francesas. Muchos de sus militantes se adiestraron en Cuba y en Argelia. A su vez, ETA mantiene estrechas relaciones con casi todos los grupos terroristas que operan en Occidente e intercambia con ellos siniestros favores y servicios.

La banda, que en el pasado recurrió a los secuestros, hoy se sustenta mediante la extorsión permanente a los empresarios vascos, a quienes les cobran un “‘impuesto revolucionario” a cambio de no asesinarlos o destruir sus negocios. La gran fuerza emocional que mueve a este grupo es el etnicismo y el odio a España y a los españoles.

De acuerdo con la mitología de la banda, los vascos –que realmente habitan una de las regiones más prósperas, bellas y desarrolladas de España– constituyen un pueblo virtuoso y diferente que ha vivido bajo la permanente ocupación extranjera desde que la Península fue romanizada a partir del siglo II antes de Cristo.

En el terreno de las autopercepciones, se consideran laboriosos, sanos y valientes. Hablan un idioma muy antiguo, el eusquera, sin aparente vinculación con ninguna lengua indoeuropea, dividido en varios dialectos, dominado por un porcentaje minoritario de la población que apenas alcanza al 20 por ciento del censo, aunque su uso se expande rápidamente por el esfuerzo del gobierno regional (nacionalista) de convertirlo en el gran instrumento defensivo para combatir la influencia española.

Curiosamente, el castellano –la lengua de donde luego derivan los diversos dialectos españoles desarrollados en España y en Hispanoamérica– proviene del latín hablado por quienes tenían al eusquera como lengua principal. De ahí, del eusquera, procede la pronunciación de las vocales en español y muchas palabras de uso corriente: izquierda, boina, cachorro. Incluso, el apellido español más frecuente, García, parece que proviene del eusquera.

Sin embargo, uno de los proyectos más evidentes de los etarras y de no pocos nacionalistas vascos es ir sustituyendo progresivamente al español con el eusquera, con el objeto de crear una barrera lingüística que eventualmente facilite la independencia del país. Esa labor de eusquerización de la cultura y de la burocracia pública se lleva a cabo muy eficazmente en la escuela y en los medios de comunicación oficiales. ¿Por qué ETA ha declarado esta tregua? Son dos las razones.

La primera es que el cerco europeo cada vez le iba dejando menos espacio al grupo para operar eficazmente. La colaboración entre España y Francia en materia policiaca amenazaba con liquidar a los terroristas. Pero la segunda es aún más importante: los acuerdos entre el gobierno de Zapatero y los nacionalistas catalanes, refrendados por el parlamento español apenas unas horas antes de la tregua decretada por los terroristas vascos, le abren la puerta a una eventual secesión política del territorio.

Nunca como ahora ha sido tan clara la posibilidad que tienen catalanes y vascos nacionalistas de alcanzar a medio plazo la independencia por vías pacíficas. El problema mayor con que ahora deberá enfrentarse la sociedad española es de carácter moral: a cambio de abandonar las armas, ETA seguramente exigirá una amplia amnistía que ponga de nuevo en las calles a los asesinos y a sus colaboradores sentenciados por los jueces.

Mientras tanto, millares de familiares de las víctimas, y decenas de heridos horriblemente mutilados en los atentados, deberán aceptar que se negocie la justicia a cambio de la paz y el fin de la violencia. No se trata, por supuesto, de un dilema excepcional: los ingleses, los colombianos, los italianos, los salvadoreños, los guatemaltecos, los nicaragüenses y otra docena de pueblos han tenido que enfrentarse a situaciones parecidas. España acaba de entrar en un agónico debate.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.



No hay comentarios en “España y la Paz”
  1. Carmen Dijo:

    Un artículo muy completo y objetivo sobre la situación del País Vasco. Quisiera comentar solamente el desacuerdo en el que estamos muchos españoles por la utilización de la palabra “paz” en este proceso de tregua.
    No estamos en guerra, no hay dos bandos. Los nacionalistas así lo creen. Pero no podemos permitir que el gobierno también asuma esta terminología para denominar a una situación en la que unos asesinos llevan practicando una limpieza étnica-ideológica desde hace más de cuarenta años.
    Estamos ante un proceso de ¿rendición? ¿de abandono de la violencia? ¿de entrega de armas? pero no de ?paz?.
    Esperamos que sea un proceso de rendición sin contrapartidas aunque todo parece indicar que habrá concesiones. Veremos si son tolerables por la población o si son suficientes para estos asesinos.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras