Ciclo B

Inicio TEXTOS DE UN LAICO Ciclo B

Textos de un laico: ciclo B

Cada columna contiene un intento de encontrar los comunes denominadores de las tres lecturas de la misa católica de cada domingo del ciclo B. Ellas presentan un resumen del Evangelio del día, y de las dos lecturas anteriores.

9 Domingo Ordinario (ciclo B)

0

¿Por qué sólo un día honrar a Dios? No sería lógico. Podemos y debemos honrarle todos los días. Jesús hizo el bien todos los días y con su luz, todos los días podemos hacerlo.

2 Domingo Pascua (ciclo B)

0

Todo lo que nos falta hacer es decir, «¡Señor mío y Dios mío!» desde nuestro más profundo interior...

Domingo de Ramos (ciclo B)

0

"Verdaderamente este hombre era Hijo de Dios" y había muerto en su forma humana para salvarnos. El acto de amor más grande que puede realizarse y que no puede ser descrito con palabras humanas.

3 Domingo Pascua (ciclo B)

0

Es la prueba de que hemos comprendido a Jesucristo, cuando podemos sacar del corazón esas palabras. «En ti, Señor, confío».

4 domingo adviento (ciclo B)

0

Dios está cerca de nosotros, tan cerca que envía a su propio hijo en cumplimiento de la palabra dada.

1 domingo adviento (ciclo B)

0

Es esta expectación la mayor que podemos tener, la presencia de Jesucristo entre nosotros, su nacimiento como humano y por medio de quien podremos llegar de nuevo al Padre.

31 Domingo Ordinario (ciclo B)

0

Si esas palabras salen del corazón, con un sentido de abandono propio de uno mismo para ponerse en manos de Dios, Dios comenzará a actuar en nosotros y nos daremos poco a poco cuenta de lo que Dios obra en nosotros.

5 Domingo Cuaresma (ciclo B)

0

Nuestro Creador no nos ha dejado abandonados, al contrario. Una y otra vez ha establecido alianzas con nosotros.

1 Domingo Pascua (ciclo B)

0

Si hay una época de propósitos no es la del año nuevo, sino la que hoy se festeja, la Resurrección de Jesucristo...

15 Domingo Ordinario (ciclo B)

0

Debemos ser imitadores de Pablo. A nuestro nivel, dentro de nuestras limitaciones, pero es obvio que Dios no nos dice «quédate cómodamente sentado...

Subscribe to our mailing list

* indicates required