Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Usted y los Intelectuales
Eduardo García Gaspar
16 septiembre 2009
Sección: ECONOMIA, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


La respuesta que muchos damos es, muchas veces, sujeto de burlas. Quienes defendemos la libertad humana solemos contestar “deja que se encargue el mercado”, cuando se nos plantean problemas como escasez de agua. Creemos que es una mejor solución, mucho mejor que la intervención del gobierno.

Se nos acusa de ser simplistas e inocentes. De creer en el mercado como un dogma y se nos pretende convencer de que el gobierno soluciona mejor los problemas económicos. El tema bien vale una segunda opinión para aclarar significados.

Cuando alguien dice que es mejor dejar las cosas al mercado, lo que en realidad está diciendo es que usted y muchos otros millones como usted, pueden solucionar el problema de mejor manera si se les deja libres y sin interferencia estatal.

Cuando se dice que es mejor que el gobierno intervenga, lo que en realidad se está afirmando es que usted y otros como usted son unos incapaces de solucionar las cosas y que sólo pueden hacerlo un grupo muy pequeño de burócratas.

¿Cuál de las dos soluciones es la simplista? Creo que no hay duda: la de pensar que en una reunión de burócratas pueden encontrarse soluciones a los problemas económicos. No sólo es simplista, sino que es inocente e ingenuo. Pensar que la solución depende de millones, de su iniciativa, es una propuesta mucho más compleja.

El funcionamiento de un mercado es en verdad complicado, lleno de interacciones, difíciles de reducir a modelos teóricos. En cambio, la solución burocrática es cándida: tomar datos macroeconómicos, interpretarlos y entre unos pocos sacar una solución que casi siempre es una nueva regulación. Ni siquiera se necesita hacer un modelo, pues se hará lo que quiera hacer el que más poder tenga.

La situación llega a ser cómica. Uno de los miembros de la intelectualidad mexicana recomendó tener más regulaciones más estrictas para evitar crisis financieras y no confiar en el mercado para eso mismo. La situación no puede ser más graciosa: la solución más ingenua y simple es la que viene de las mentes más educadas. No hace falta estudiar mucho para sólo decir, “que se encargue el gobierno y todo será solucionado”.

¿Cómo es posible que los intelectuales recomienden, por lo general, la solución más infantil e ingenua? Después de todo, de las grandes mentes intelectuales debe esperarse una respuesta meditada y profunda, llena de sabiduría y erudición… y no la respuesta que daría alguien que ni siquiera la primaria ha cursado.

Creo que la clave de ese simplismo de los intelectuales, se encuentra en su soberbia, un padecimiento común en muchos de ellos. Piensan que ellos tienen la capacidad para solucionar lo que se les presente. Ellos, sólo ellos lo pueden hacer, porque no confían en el resto. No confían en usted ni en millones como usted y como yo. Por eso rechazan la solución de mercados libres.

Para estos intelectuales, las ocupaciones comerciales son despreciables y canallas, son vulgares e innobles. De allí que opinen que lo mejor que podría pasar es hacer que el ciudadano común haga lo que otros le ordenan y mandan. Y son ellos los más indicados, por supuesto. Para ellos, la gente común y nuestros gustos, son vulgares, bajos, poco delicados, indignos.

Y los gobernantes aceptan gustosos las ideas simplistas de los intelectuales, porque les dan más poder, lo que resulta en una combinación fatal: una sociedad gobernada con las ideas de intelectuales simples y soberbios, implantadas por gobernantes ambiciosos de poder.  Gobernantes que no tienen idea de lo que es un estado de pérdidas y ganancias, pero que son capaces de tomar una cifra económica y convertirla en una ley más.

Y si me preguntan a mí en quién confiaría más si en esos burócratas alimentados con ideas de intelectuales, o en usted y muchos como usted, no lo dudaría un instante. Preferiría que usted se hiciera cargo del problema. Seguramente lo va a solucionar con más creatividad, con menos gastos y sin hacerle la vida imposible a nadie. Usted no va a hacer grandes discursos, ni promesas que no cumplirá.

¿Quiénes son realmente los ingenuos simplistas? Aquellos que creen que todo problema económico se arregla reuniendo a unos burócratas que no tienen toda la información y carecen de conocimiento, y que desprecian al ciudadano común que sí conoce la realidad.


ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.



No hay comentarios en “Usted y los Intelectuales”
  1. Daniel Leon Zamora Dijo:

    muy cierto deberiamos hacer una ley de que el gobierno burócrata desapareciera y los pusiera a y trabajar a y trabajar y a producir algo que entrara al mercado a incrementar el pib y no estar cobrando la nomina y robando provocando inflación y haciendo mas pobres a los mexicanos que ni trabajo tienen





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras