Eso que suele llamarse en francés coup d’état, un cambio de gobierno por la vía violenta. Su definición, características y riesgos. ¿Qué es un golpe de estado?

8 minutos

Introducción

Otro de los conceptos que es usado con descuido frecuente. Una posibilidad de acción política que es el recurso político de último uso.

Golpe de estado, la definición

La connotación inmediata es la correcta, se trata de un cambio de gobierno por medios violentos. El desplazamiento, por la fuerza de un gobierno al que sustituye otro no elegido por la vía democrática.

Ha sido descrito en expresiones como coup d’état y putsch y no tiene una asociación ideológica, pues los puede haber de derecha y de izquierda. Es una destitución forzada de quienes ostentan el poder en un cierto momento y cuyo lugar es ocupado de inmediato por otros.

Quienes realizan el golpe de estado son llamados golpistas y su meta es ocupar los puestos de autoridad de mayor jerarquía, aquellos de gran poder, retirando de ellos a quienes los ocupaban.

La lista de golpes de estado es amplia y variada. El panorama histórico muestra incidencias frecuentes en tiempos recientes en América Latina, pero especialmente en África.

Estos últimos son apartados de inmediato de toda posición de posible influencia: encarcelados, juzgados, exiliados, incluso ejecutados.

Las características de un golpe de estado

De acuerdo con lo anterior, es posible examinar las características y elementos de un movimiento político como este.

1. Un acto usualmente repentino

No es una acción programada y anticipada por quienes no forman parte de su planeación y ejecución. Surge sin aviso previo y hace de la sorpresa un elemento de ayuda.

2. Usa la fuerza y la coerción

Otra característica de los golpes de estado es el uso de medios violentos que sirven a sus propósitos de resultados rápidos e inmediatos. Suele tener apoyo militar formal o informal, es decir, usa armamento y fuerzas que aplican la violencia y la coerción.

3. Fuera de la ley vigente

También, un golpe de estado es una acción con dosis de ilegalidad que viola disposiciones constitucionales, por ejemplo, o leyes de otro tipo.

4. Un gobierno existente que se quiere desplazar

Es esencial este elemento, la existencia de un gobierno que los golpistas tienen intención de derrocar. Las razones de esta intención pueden ser de todo tipo y este aspecto es lo que genera las discusiones y desacuerdos acerca de la justificación del golpe de estado.

Esto es lo que hace que un golpe de estado como el de la Revolución de los Claveles, en Portugal, se valore positivamente como una transición de la dictadura a la democracia. Y otros golpes no sean juzgados así.

5. Intención de un nuevo gobierno

Es también esencial esta característica, pues todo golpe de estado es la sustitución de una autoridad por otra. Esto es lo que permite ver esquemáticamente las posibilidades de sustitución de gobierno.

A. Un mal gobierno es reemplazado por uno bueno

Este es el escenario ideal y la razón de ser declarada de un golpe de estado: retirar a un mal gobierno y sustituirlo con uno bueno.

B. Un mal gobierno es sustituido por otro mal gobierno

Esta posibilidad muestra la realidad de golpes de estado que no son más que luchas de poder entre facciones que ambicionan el poder para su beneficio.

C. Un buen gobierno es sustituido por otro buen gobierno

La posibilidad es absurda, sin embargo, sirve para ilustrar otra realidad. Lo que para muchos puede ser un buen gobierno, para otros no lo es y merece ser reemplazado violentamente.

D. Un buen gobierno es reemplazado por un mal gobierno

Esta es una posibilidad real, no tanto porque el primer gobierno sea realmente bueno, sino porque resulta mejor que el que le sigue. La historia de la vieja que rezaba por un dictador lo ilustra.

6. Descontento general grande

Un supuesto de la idea del golpe de estado es la existencia de un malestar grande y general de la población. Tanto que lleve a plantear esta posibilidad a pesar de que ella sea un último recurso no deseable.

Esto significa un apoyo e intervención de la sociedad civil que coincide con la idea de usar la violencia para realizar un cambio de gobierno por esa vía.



7. Una vía de canalización del descontento

Esto significa la formación de un grupo que se asigne la realización del golpe de estado, sus formas y detalles, más la obtención de aliados que lo ayuden.

Y, además, que ese grupo obtenga al menos la no reprobación de la mayoría. Esto se refiere a la cooptación de sectores importantes: militares, políticos, profesionales, civiles que muestren al menos simpatía.

8. Atención a medidas inmediatas

Un golpe de estado, al cambiar repentinamente de gobierno, busca realizar cambios inmediatos y visibles, cuya promesa ha servido para justificarlo. Su preocupación no suele ir más allá de solucionar quejas y reclamos de corto plazo.

Golpe de Estado de 1952 por Fulgencio Batista

«Golpe de Estado de 1952 por Fulgencio Batista» by ahoracu is licensed under CC BY-NC 2.0

Golpe de estado: riesgos dictatoriales y totalitarios

La posibilidad de un coup d’état o putsch presenta riesgos políticos que son amenazas a las libertades civiles y, por tanto a la prosperidad. Esos riesgos son de dos tipos.

Un gobierno existente capitaliza el riesgo

Bajo esta posibilidad, un gobierno existente usa el riesgo de ser vctima potencial de un golpe de estado para anular el estado de derecho y coartar derechos civiles en un estado de excepción.

Este gobierno, ya en el poder, propaga la idea de que existen complots y conspiraciones en su contra que buscan desestabilizarlo y, para impedirlo, cancelan elecciones y permanecen indefinidamente en el poder.



Un grupo con deseo de poder

Esta posibilidad es la que muestra la existencia de uno o más grupos específicos descontentos con el gobierno actual y que no ven otra opción para acceder a él que hacerlo por la vía violenta. Y hacen lo necesario para producir el descontento general que les ayude a justificar el golpe.

Esta motivación puede ser el simple deseo de poder que puede llegar a ser una adicción en algunas personas.

O bien, puede también ser la ambición de realizar algún proyecto ideológico que requiera ser implantado de manera violenta, lo que abre la puerta a un gobierno totalitario. Idealmente, aunque no con frecuencia, debería ser el retiro de un mal gobierno y su sustitución con uno mejor.



La dificultad de fondo en su juicio

El gran problema al valorar un golpe de estado está contenido en el apartado de la Intención de un nuevo gobierno. Es decir, el juicio o valoración del gobierno existente y que que viene.

Para los golpistas es obvio que el gobierno viejo es malo y merece ser derrocado violentamente. Para quienes son el gobierno existente, el suyo es un buen gobierno y el de los golpistas uno ilegítimo. Esto abre una posibilidad enorme de dificultades de juicios.

El derrocamiento del gobierno de Chile en 1973 es un caso de discusión de este tipo, al igual que el derrocamiento de Fulgencio Batista en Cuba. Los juicios al respecto son variados y muy influidos por preferencias ideológicas.

Los casos claros, con poca discusión, son aquellos en los que regímenes dictatoriales o totalitarios son realmente sustituidos por sistemas democráticos de larga duración. Por ejemplo, el caso de Polonia después del colapso de la URSS.



Conclusión

Lo anterior ha dado una definición de golpe de estado, pero sobre todo, una lista de sus características, las que en su conjunto dan una idea más rica de su significado.

También, se han apuntado los riesgos de prejuicios y sesgos ideológicos que alimentan discusiones acerca de los gobiernos reemplazados y sus sustitutos.

Los golpes de estado son siempre una última carta jugada, la instancia que no tiene otra opción porque presenta riesgos de violencia e ingobernabilidad continuada, como el largo período violento en México después de la independencia y, en el siglo siguiente, después del derrocamiento de Porfirio Díaz.



El autogolpe de estado

Esta posibilidad no ha sido tratada antes y es una modalidad del golpe de estado. Mediante ella, el gobernante en funciones, que ha logrado su posición por medios legítimos, anula el estado de derecho y concentra el poder en su persona, ilegalmente, convirtiéndose en un dictador.

Esto implica la destrucción de la división de poderes que sirven de contrapeso en el sistema republicano. También involucra la destrucción de la constitución o su modificación a modo. Con estas formas, el gobernante asume poderes extraordinarios no existentes en tiempos normales.



Otras personas también leyeron…

[Actualización última 2021-09]