Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Tango Para Dos
Eduardo García Gaspar
25 abril 2002
Sección: MEDIOS DE COMUNICACION, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


Mucho me temo que quienes critican al programa Big Brother cometen un grave error en sus actividades. Su equivocación es una de análisis mal hecho… y cuando se hacen mal los exámenes las probabilidades de tener éxito son mínimas.

Puesto de otra manera, las críticas a ese programa, en realidad, lo han vuelto más popular y esto es la intención contraria que perseguían sus críticos.

Una segunda opinión no cae mal aquí.

Tenemos que ver las dos partes involucradas en el programa, que es exactamente lo mismo que hacemos cuando los EEUU nos acusan de ser productores de drogas y nosotros les contestamos que también hay culpabilidad en ellos, que son los consumidores de las drogas.

En otras palabras, se necesitan dos para bailar tango.

Cuando existe un programa de televisión, el que sea, y el programa se sostiene y logra ser exitoso, eso significa que se ha dado un intercambio importante entre la televisora y la gente. La televisora ofrece un programa que la gente acepta, dedicando su tiempo a ver ese programa.

Sin la gente que ve el programa, éste no existiría. Es decir, el análisis deberá incluir a la gente también, pero los críticos del programa se han olvidado de esta parte y, por eso, yerran hablando mal del programa, con lo que le hacen más promoción.

Big Brother, en sí mismo, es un programa muy criticable sin duda alguna; explota indignidades y bajezas, es vulgar y ramplón; usa personajes aburridos, de escaso talento y nulo interés; no es ingenioso, ni inteligente.

Sin embargo, tiene éxito. Entonces, debemos escarbar las razones de su auge en la otra parte, o sea, en la audiencia. Los ratings del programa son muy altos y eso significa que existe una buena cantidad de personas, muchas, a las que atrae un programa de escasa inteligencia y personajes bobos.

Lo grave, por tanto, no es que exista un programa de ese tipo. Los programas malos, criticables, con nulo valor, rústicos y vulgares siempre van a existir.

Lo grave es que existe una gran cantidad de personas que son atraídas por un programa así. Éste es ya un mejor análisis que el de los críticos del programa: hay que considerar a la audiencia potencial y al hacerlo, lo más inteligente es no promocionar al programa haciéndole evaluaciones que producen más audiencia y no menos.

¿Por qué tiene gran audiencia Big Brother?

Una razón es la publicidad que le hicieron sus críticos. Otra explicación es que ese programa produce al menos un buen nivel de diversión en esa gente. La televisión es en buena parte una productora de diversiones y ese programa debe producir entretenimiento y distracción en millones de personas.

Y eso es lo grave, que tantas mujeres y tantos hombres busquen espectáculo en algo que es tan malo. Créame que éste es el verdadero drama, que una buena proporción de los mexicanos se diviertan con eso.

Y ahora la otra pregunta. ¿Por qué una televisora ofrece ese programa? No lo sé, pero aventuro una hipótesis.

Tan metida está esa televisora en sus problemas que se ha olvidado de definirse a sí misma. Ha omitido una de las partes de lo que debe hacer un medio serio, la de hacer programas de calidad, buen gusto si se le quiere llamar así.

Lo único que ha hecho esa televisora es cumplir con una parte de lo que debe hacer, que es tener buena audiencia, pero relegó la otra parte, la de tener buenos programas, positivos, educativos, buenos, de calidad o como se le quiera llamar.

Y lo ha olvidado no sólo en ese programa, sino el muchos otros. Y lo ha olvidado no sólo esa televisora, sino las demás también. Ellas se sienten presionadas en su negocio, lo que es cierto, pero han reaccionado con programas vulgares, idiotas y bobos, que en nada aportan a la mejoría de las personas.

En esos medios cae esa responsabilidad de entender los dos elementos del producto que ofrecen, popularidad y calidad. Ellas han optado por la popularidad nada más. Por ello son muy criticables.

Pero, no olvidemos que es el televidente el que marca el éxito de un producto y que el éxito de Big Brother es preocupante, no por el programa, sino por su gran audiencia.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras