Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Desempleo: La Causa
Leonardo Girondella Mora
18 agosto 2008
Sección: ECONOMIA, Sección: Asuntos
Catalogado en:


El desempleo y la falta de creación de empleos son lamentaciones generales asociadas con un mal desempeño de la economía —suelen ser las solicitudes mayores que un gobierno recibe, especialmente en épocas de elecciones, cuando los gobernantes en campaña hacen sus promesas acostumbradas.

Se piensa que el desempleo es una situación que puede ser corregida por los gobiernos, y hay razón en este punto —hay razón porque suelen ser las medidas de un gobierno las que causan desempleo: si se diera reversa a esas medidas, el desempleo sería reducido importantemente.

El desempleo es la consecuencia de una disparidad entre dos precios —el que se formaría en un mercado libre de trabajo y el que la autoridad produce.

El desempleo es el efecto de una causa, las medidas del gobierno que elevan el precio del trabajo por encima del precio que se formaría con libertad en el mercado.

Si el precio fijado por la autoridad para el trabajo es mayor que el que se habría determinado por la oferta y la demanda de trabajo, la cantidad demandada de trabajadores será menor a la lograda en un mercado libre con un precio menor —eso es el desempleo y suele ser causado por políticas gubernamentales.

Precisamente por eso he dicho que es de sentido común pedir a los gobernantes que remedien el desempleo —al retirar la vigencia de las medidas que los gobiernos toman fijando el precio del trabajo, el desempleo sería mucho menor.

Los gobernantes realizan acciones que causan desempleo al elevar el costo del trabajo —que es algo de lo que no hay duda y hace forzoso inquirir sobre las causas de tan extraña decisión.

El gobernante, sea en campaña o en funciones, depende del favor de sus electores y ese favor depende de los beneficios que esos electores perciban que reciben del gobernante.

Uno de los beneficios percibidos más conspicuos que puede tenerse es el de un salario mínimo determinado por la autoridad y que es ajustado hacia arriba —los electores entienden eso como algo que les aprovecha: sus ingresos se elevarán merced a una medida que el gobierno implanta.

La fijación del costo del trabajo por parte del gobierno tiene ese efecto, el de beneficiar a trabajadores, especialmente los de ingresos menores —de esto no hay duda y es lo que las personas comunes entienden: gracias a la acción gubernamental los ingresos de los más necesitados serán mayores.

Lo que no es comprendido con facilidad es que sólo unos de esos trabajadores serán beneficiados por esa medida de un mayor salario mínimo decretado por el gobierno. Los demás serán lastimados.

El efecto de una elevación de los ingresos de los trabajadores que es resultado de una orden gubernamental tiene dos efectos entre esos trabajadores:

Unos trabajadores serán beneficiados con ese aumento de ingresos, ganarán más y de ellos darán gracias al gobierno —desarrollando la idea de que el final los ingresos de las personas pueden determinarse por medio de una orden gubernamental: en períodos posteriores acudirán al mismo mecanismo, el de cabildear a la autoridad para aún mayores ingresos.

Otros trabajadores serán dañados por ese aumento de ingresos decretado por la autoridad —ganarán menos por ser despedidos o por no encontrar empleo, sin darse cuenta de la causa de su situación que fue esa medida gubernamental de aumento del precio del trabajo y seguirán pensado que el gobierno sí tiene la capacidad de crear empleo y determinar el ingreso de los trabajadores.

Por consecuencia ineludible, la autoridad que decrete una elevación del salario de los trabajadores a un nivel que sea superior al que se formaría en un mercado libre de esa interferencia, estará provocando esos dos efectos: el beneficio a unos trabajadores y el daño a otros —es decir, estará creando desempleo o falta de creación de empleos al encarecer artificialmente un bien.

Si a pesar de esto que es un efecto inapelable de la manipulación de precios por parte del gobierno, se realizan tales medidas ello se debe a otras causas.

Puede ser que la autoridad quiera elevar su popularidad, o que el candidato desee aumentar el número de votos que reciba, aprovechando el desconocimiento que de sus consecuencias tienen esos votantes.

Puede ser también que el error se cometa por un exceso de buena voluntad del gobernante que desea salarios justos quien no entiende los efectos negativos que su medida producirá.

La tentación que un gobernante sufra para intentar resolver problemas de bajos ingresos puede ser de una magnitud tal que en verdad tome medidas que por decreto eleven los ingresos de los trabajadores sin considerar los efectos negativos que crean —para más tarde culpar de ellos a otros, quizá a la codicia de los empresarios.

El tema hace necesario aclarar el concepto de ingreso del trabajador y que suele ser confundido con el hacerlo equivalente al salario mínimo decretado —esto suele ser un error común: el costo del trabajador es la suma de todos los gastos que tiene la contratación e incluye al salario diario, pero también a todas las prestaciones como pagos de seguridad social e impuestos a nóminas, así como al costo posible por despido.

Lo que afecte a esos conceptos afectará también el precio del trabajo.

Finalmente queda por tratar la causa por la que un gobierno toma medidas para la elevación del precio del trabajo y que, supone equivocadamente, representarán un beneficio neto para todos los trabajadores.

Esa causa es el deseo de elevar los ingresos de las personas, especialmente los de personas con bajos ingresos. El problema es cómo lograr esa elevación.

Las precisiones anteriores ya son de ayuda significativa al señalar cómo no hacerlo —queda por señalarse cuál es la mejor forma de realizarlo: con libertad de iniciativa que permita acumular capital que eleve la productividad del trabajador.


ContraPeso.info, lanzado en enero de 2005, es un proveedor de ideas y explicaciones de la realidad económica, política y cultural.



6 Comentarios en “Desempleo: La Causa”
  1. ROBIN Dijo:

    considero que el desempleo es un gran problema en nuestro pais y en gran parte del mundo. por lo tanto hay que crear mas empresas para que asi haya mas empleo y dejar de tirar el dinero en campañas depublicidad para el gobierno de nuestro pais, invertir en grandes, pequeñas y medianas empresas para generar su desarroyo asi generaríamos mas empleo.

  2. droctavio Dijo:

    El punto expuesto por el columnista sigue la lógica económica aceptada y es correcto ya que se ajusta a la realidad de lo que sucede en un mercado de trabajo. Sin embargo, me atrevo a añadir que el desempleo también es causado por incentivos como seguros de desempleo, que son otras acciones también gubernamentales y con el mismo objetivo de ayudar a los trabajadores.

  3. vanessa Dijo:

    yo creo que el desempleo es causa de los que gobiernan por lo que hacen y prometen en sus campañas politicas, yo opino que es mejor que haya un poco de mAS empresas, pero ya muchas fabricas no por que el AMBIENTE se CONTAMINA Y pronto no sobreviviremos.espero que lean este mensaje

  4. katherine Dijo:

    esta super bueno publiquenlo

  5. carlos Dijo:

    Esta págima no da respuestas es mejor wikipedia

  6. mi Dijo:

    solo queria saber cuales son las causas del desempleo ! NOTA DEL EDITOR: más clara no puede estar expuesta: la consecuencia de la disparidad entre dos precios… más diáfanamente no puede anotarse.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras