Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Trampas Mentales
Eduardo García Gaspar
20 julio 2004
Sección: FALSEDADES, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


No hace mucho que viví un caso muy representativo de una de las trampas mentales que mantenemos vivas en nuestro país.

En el programa de radio que conduzco, estaba yo haciendo comentarios acerca de la inseguridad y la criminalidad, en parte mencionando a las autoridades que hacen caso omiso de esa prioridad… e incluso que ellas mismas violan la ley, específicamente el caso de desacato del jefe de gobierno del DF.

El programa continuó normalmente pero recibí una llamada de un radioescucha que comentó acerca de por qué ese personaje tiene que ser ése en el que ponga atención la autoridad y no otro, argumento del que esta persona derivó la simple idea de que existe un complot en contra de ese político.

Ya desnudado el argumento, él afirma que existen varios gobernantes contra quienes existe alguna sospecha de violación de la ley y que el que uno de ellos sea sujeto de un juicio formal significa que existe en su contra una intriga oculta.

Esta forma de pensar es equivocada de cabo a rabo, pero mucho me temo sea común.

Lo primero que hay que hacer es ver por qué se trata de una manera equivocada de pensar. Las violaciones de la ley que cometan diferentes personas, las que sea, son acciones independientes. Un robo en Chihuahua nada tiene que ver con un asesinato en Chiapas. Un acto ilegal de un gobernante federal no tiene relación con otra acción ilegal en el DF.

Sobre esta realidad, es fácil ver que la defensa de un acusado no puede estar basada en el hecho de que otros culpables no hayan sido descubiertos o perseguidos.

El que cometió un robo en Veracruz no puede alegar que se le suspendan las acciones legales en su contra porque aún no se persigue a un sospechoso de daños en propiedad ajena cometidos en Puebla. Esto es lógico, lo entiende cualquiera y, sin embargo, algunas personas no se dan cuenta de ello.

Tenemos pues que las resoluciones legales en casos diferentes son totalmente separadas unas de otras y que ese es un principio general de juicios, demandas y demás aplicaciones judiciales. No es complicado. Consecuentemente, quedan por explicar las razones por las que a pesar de eso, algunas personas piensan erróneamente y ven a la acción legal contra una persona como una intriga oculta de intereses oscuros.

Sin duda, la primera de las razones se debe a que de alguna manera esa acción legal lastima a la persona y sus allegados.

En el caso del radioescucha, sin duda, se trata de un simpatizante de ese político y que se explica a sí mismo cómo es posible que a su preferido se le pueda acusar formalmente de algo.

Es notable que la persona no niegue una violación de la ley por parte de su favorito, pero que argumente simplistamente “¿Y por qué sólo él?”

Otra razón, sin duda, es una tendencia cierta de muchas personas para entender a la política como complots por todas partes. Esto me parece también demasiado simple, pues en la política sí existen luchas y enfrentamientos por el poder, lo que es un conocimiento abierto y sabido.

Los políticos tienen enemigos y amigos, que son atacados y atacan, como parte de su vida normal.

Pero existe una cuestión cierta. Si varios gobernantes violan la ley en acciones individuales, por la razón que sea, ellos están expuestos a la reacción legal en su contra, independientemente de luchas y ataques entre ellos.

El juicio contra un gobernante que violó la ley no puede ser suspendido por estar ese gobernante en campaña electoral, así sea un juicio originado por una información revelada por su enemigo. El poder judicial está separado y actúa motivado por la aplicación de la ley.

Por último, si algunas personas actúan creyendo cierto este razonamiento falso de que la ley no debe aplicarse a gobernantes en campañas electorales, ello se debe a un marco mental extendido y natural: en un país que tiene un estado de derecho incipiente muchos no comprenderán la importancia de aplicar la ley sin importar a quién.

Lo que aunado a tradiciones políticas escasamente democráticas, produce un serio error de pensamiento, a una trampa mental que nos lleva a mantener el subdesarrollo porque al final solicita que haya excepciones legales contra quien la ha violado.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.



1 comentario en “Trampas Mentales”
  1. Jose Luis Acevedo Cantu Dijo:

    Para aclarar más su comentario aqui aplica el principio politico que se le achaca a Juarez: “Para mis amigos justicia y gracia, para mis enemigos la Ley”





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras