Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
La Influencia Del Futuro
Eduardo García Gaspar
12 marzo 2008
Sección: POLITICA, Sección: Una Segunda Opinión, Y MATERIAL ACADEMICO
Catalogado en: ,


Nuestro presente está más influido por el futuro que por el pasado. El pasado importa mucho menos que el futuro en nuestras decisiones. No digo que no importe el pasado. Lo que digo es que nos influye más lo que está por venir que lo que ya ha sucedido. O mejor dicho, lo que nos afecta es lo que pensamos que puede pasar en el futuro.

Usted y yo, por ejemplo, compramos un coche no tanto pensando en los precios anteriores de los autos, sino en lo que pensamos que sucederá con los precios después. Si creemos que subirán, quizá compremos ahora, pero si pensamos que bajarán, de seguro pospondremos la compra. Eso mismo le sucede al que invierte y trabaja: actuará de manera congruente con lo que piense que sucederá en el futuro.

Por eso, el desarrollo de los países dependen de su estabilidad. La nación cuyos habitantes la perciban estable y confiable crecerá más que otra en la que sus habitantes no estén seguros de la estabilidad futura. Esto tiene aplicaciones concretas, como las tasas de interés, más bajas donde existe más estabilidad. Más altas donde se percibe menos estabilidad futura. Lo pasado no importa tanto como lo futuro, lo que la gente piensa del futuro.

¿Qué sucederá en México en el futuro? Nadie lo sabe con certeza, pero sí es posible decir que el país tiene diversos futuros posibles. El siguiente es un resumen de un análisis de escenarios políticos mexicanos 2008-2013, en el que participé recientemente.

Una de las posibilidades es que siga el camino emprendido y que termine siendo una democracia sólida. Es decir, una nación con estado de derecho e instituciones, lo que significaría un futuro razonablemente estable. Es un escenario posible al que llamamos Paloma: Camino Democrático y se basa en el logro de acuerdos básicos entre los tres partidos políticos principales de México. Pero también hay otros que no son deseables.

Otro de los escenarios mexicanos es una especie de repetición del freno a la modernización, muy bien representado en el sexenio de Fox y mejor ilustrado en la imagen de un caracol que se mueve con lentitud impresionante. En este escenario, los partidos políticos mexicanos se atacan unos a otros impidiendo la modernización institucional y las reformas estructurales. La meta máxima de los partidos es paralizar toda iniciativa ajena, por buena que sea, para empeorar la situación y esperar la oportunidad de la siguiente elección.

Los otros dos escenarios posibles son mucho peores. En uno de ellos, se desata la lucha armada con levantamientos violentos en algunas regiones. Es una especie de Revolución Mexicana versión 2.0 que desquicia al país con un conflicto armado, lo que no es nuevo en México: sucedió ya dos veces, después de la Independencia y después de Porfirio Díaz. Las dos fueron situaciones en las que las fuerzas políticas pelearon por llegar al poder. Lo representamos como un nido de cucarachas, enfrentadas entre sí.

Hay otro escenario posible, que es el del surgimiento de un mesías político, al estilo de los caudillos populistas, que establezca un régimen extremista y personal, lleno de medidas estatistas que concentren el poder en su persona. En este escenario, como en el anterior, se pierden los avances democráticos logrados en años y se retorna a la normalidad histórica mexicana de un sistema político autoritario. No es un escenario agradable, como tampoco el de la Revolución Mexicana versión 2.0, pero son posibles. No sé qué tan probables, pero sí posibles.

La base de esos escenarios es la situación actual del país. Una que tiene dos características. La primera es ser estos tiempos realmente excepcionales en toda la historia nacional mexicana: más del 95 por ciento de ella ha transcurrido bajo sistemas políticos no democráticos o en guerra interna. Sólo un 3 por ciento aproximadamente ha sido bajo sistemas democráticos y éste es uno de esos momentos que están fuera de lo acostumbrado.

La otra características de estos tiempos es su similitud con dos épocas pasadas, la de la Independencia y los conflictos entre conservadores y liberales, y la de la Revolución, con sus conflictos entre caudillos y facciones de poder. Es decir, también ahora tenemos una serie de facciones políticas luchando por el poder sin que el país sea un factor considerado.

Los cuatro escenarios posibles son esos o una combinación de ellos. Son cuatro futuros y la falta de claridad en ellos altera nuestro presente de manera negativa. Si se tuviera una confianza razonable en la estabilidad del país, nuestro presente sería notablemente diferente.

Post Scriptum

Una de las ilustraciones de la inestabilidad mexicana se muestra en un reporte de El Universal en México:

Ubican a operador de FARC en el país. Reporte de inteligencia en México señala a investigador del Conacyt. El Universal. Lunes 10 de marzo de 2008. Servicios de inteligencia del gobierno federal tienen identificado a Mario Dagoberto Díaz Orgaz como presunto operador financiero de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en México y dirigente del Núcleo Mexicano de Apoyo a dicha organización.

El reporte completo de los escenarios mencionado aquí está en Escenarios Mexicanos 2008-2013…

ContraPeso.info fue lanzado en enero de 2005 y es un proveedor de ideas e información para el interesado en buscar ideas y explicaciones de la realidad económica, política y cultural.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras