Neoliberalismo y liberalismo en México. ¿Tuvo el país un régimen de ese tipo en décadas recientes? Es usual afirmar que sí. Más aún, es frecuente afirmar que los problemas nacionales son culpa del neoliberalismo. Las evidencias muestran lo opuesto.

.

Es costumbre, en algunos círculos, afirmar que México ha tenido un desarrollo económico insuficiente por causa de la aplicación de liberalismo y neoliberalismo.

De lo que se concluye que en el país deben aplicarse políticas económicas intervencionistas para prosperar.

En lo que sigue exploro esa afirmación —lo hago exponiendo la expectativa de una economía liberal o neoliberal contrastándola con la realidad mexicana.

Trato de manera analítica campos en los que existe una medición de la dosis neoliberal que existe en el país según los datos del Banco Mundial, a lo que añado después otras consideraciones.

Apertura de Negocios

En una economía liberal o neoliberal se esperaría que México estuviera dentro de los primeros países en la calificación de facilidad para apertura de negocios —y no lo está.

En 2011, estaba en el lugar 66 y en la medición más reciente, en el 75, de 183 evaluaciones nacionales.

Obtención de Electricidad

México está en el mismo lugar de año anterior, el número 142 —realmente en la parte inferior de la tabla. En una economía liberal se esperaría que el país estuviera en los lugares opuestos.

Pago de Impuestos

En una economía realmente liberal, se esperaría que el país estuviera en los primeros lugares —no lo está, al contrario. México está en el lugar 109 por la cantidad y complejidad de sus impuestos.

Cumplimiento de Contratos

El mismo razonamiento aplica: un país con una economía liberal o neliberal estaría entre los primeros lugares en cuanto a la protección dada para el cumplimiento de contratos.

México está en el lugar 81, muy alejado de las economías realmente liberales.

Otros parámetros

En otras mediciones, México se encuentra en una posición mejor, pero nunca entre los primeros 20 lugares. Lugares los que podía justificarse la afirmación de que México sí existe liberalismo o neoliberalismo.

En permisos de construcción, su lugar es el 43. En obtención de crédito, el 40. En protección a inversionistas, el 46. En comercio transfronterizo, el 59. En resolución de quiebras, el 24.

En el total de resultados de facilidad de hacer negocios, los primeros lugares son: Singapur, Hong Kong, Nueva Zelanda, EEUU y otros.

Los últimos lugares de 183 posibles posiciones, son: Chad, República Central Africana, República del Congo, Eritrea, República Democrática del Congo, Venezuela y otros.

México está en el lugar 53, con amplias variaciones en sus calificaciones detalladas. Por ejemplo, es el lugar 142 en obtención de electricidad, pero el 24 en resolución de quiebras.

En posiciones cercanas a la de México están: Luxemburgo (50), Hungría (51), Santa Lucía (52), Botswana (54), Armenia (55), Montenegro (56).

Conclusión

Los datos anteriores muestran que México no tiene como característica central al liberalismo ni al neoliberalismo. Aunque debe apuntarse que tampoco es una economía que se caracterice con claridad por lo opuesto.

Más bien, es una economía indecisa si se le presenta a la luz de los datos de Doing Business —algunas variables son claramente hostiles a los negocios y otras menos.

A lo anterior, puede añadirse otra serie de apreciaciones que arrojan luz sobre el tema.

• En lo laboral, la ley mexicana es anticuada y poco flexible. Es una ley no congruente con el sistema legal que se esperaría en una economía liberal o neoliberal.

• Dentro de una economía liberal serían inaceptables los monopolios estatales como Pemex y CFE —serían empresas privadas las que produjeran energía.

Por ley no puede ser liberal ni neoliberal

La misma constitución del país se declara que México no puede regirse por el liberalismo ni el liberalismo en su artículo 28:

«En los Estados Unidos Mexicanos quedan prohibidos los monopolios… No constituirán monopolios las funciones que el Estado ejerza de manera exclusiva en las siguientes áreas estratégicas: correos, telégrafos y radiotelegrafía; petróleo y los demás hidrocarburos; petroquímica básica; minerales radioactivos y generación de energía nuclear; electricidad y las actividades que expresamente señalen las leyes que expida el Congreso de la Unión».

El artículo 25 de la constitución formaliza al país como un sistema económico regido por el gobierno:

«Corresponde al Estado la rectoría del desarrollo nacional… El Estado planeará, conducirá, coordinará y orientará la actividad económica nacional, y llevará al cabo la regulación y fomento de las actividades que demande el interés general…»

Más evidencias

Los índices de libertad prueban que en México no ha existido liberalismo ni neoliberalismo por muchas décadas.

Otra comparación internacional que arroja luz en la discusión es el 2011 Index of Economic Freedom —que califica a 92 países.

Si en México existiera una política económica clara liberal, estaría colocado entre los primeros países: Hong Kong, Singapur, Australia, Nueva Zelanda, Suiza, Canadá, Irlanda y demás.

Pero México está colocado en los lugares medios, concretamente en el número 48 —rodeado de Colombia, Bahamas, Emiratos Árabes Unidos, Costa Rica, Saint Vincent y Hungría.

Los últimos lugares del reporte son: Azerbaijan, Zambia, República Dominicana, Líbano, Grecia, Italia y otros.

Por lo tanto…

De lo anterior es posible obtener conclusiones razonables y sustentadas.

No, México no es una economía liberal o neoliberal. Más bien es una nación intermedia, con algunos rasgos liberales como los tratados de libre comercio, pero al mismo tiempo con fuertes rasgos intervencionistas.

• Ya que no es una economía liberal tampoco puede culparse al liberalismo ni al neoliberalismo del escaso desarrollo en México en los últimos años.

Dentro de esa posición indefinida e intermedia, México enfrenta una decisión de grandes opciones. Seguir como está le significaría seguramente el conservar ese desarrollo insatisfactorio. ¿Qué sería mejor, volverse más liberal o volverse más intervencionista?

La pregunta puede ser razonablemente respondida usando los extremos de los dos reportes mencionados:

  1. Si quiere ser como Singapur, Hong Kong, Nueva Zelanda, EEUU, Dinamarca, Noruega, Reino Unido, Corea y otros similares, debe volverse más liberal —tomar medidas que lleven a una mucho mayor libertad económica.
  2. Si quiere ser como Zambia, Chad, Eritrea, Venezuela, debe adoptar medidas intervencionistas —medidas que lleven al gobierno a limitar con fuerza la libertad económica.

La única razón que explica la persistencia de la idea de que México tiene una economía de pobre desempeño debido a políticas liberales, es la repetición ad nauseam de esa afirmación. No hay nada que la pruebe, al contrario.

Más sobre el tema del liberalismo y el neoliberalismo en México.

México no es liberal, ni neoliberal

Por Leonardo Girondella Mora –   5 abril, 2005

El alegato usual: México es un país liberal

Uno de los temas centrales de la crítica de la izquierda a la economía de México es que ella, en lo general, es «liberal».

En términos comprensibles para cualquiera, eso significa que la economía se ha manejado de manera capitalista y eso, a los ojos de la izquierda tradicional, es anatema.

Desde luego, la queja es que el modelo «neoliberal» no ha dado resultados y debe cambiarse al sistema propuesto por los de la izquierda, es decir, mayor intervención estatal. 

El caso llega a proporciones patológicas en México. La izquierda del país repite y aplaude esa idea: el neoliberalismo no ha funcionado y el modelo debe ser cambiado. Esta idea necesariamente presupone que México es un país con economía liberal.

Si llegase a demostrarse lo contrario, esta idea de la izquierda caería por tierra. ¿Hay en México liberalismo o neoliberalismo? 

No, México no es liberal, ni neoliberal.

Primera evidencia: regulación de mercados.

Cuanta menos regulación exista, más liberal es el país. Y viceversa.

Comparativo de regulación de mercado

Notablemente en la primera de ellas, México aparece como un país con enormes regulaciones de producto y mercado. Un país liberal no aparecería así. 

En la segunda de ellas México aparece en la parte media de la gráfica, lo que tampoco es un resultado eminente.

Nada más, mostrando esos datos, podría ponerse en duda el enunciado de la izquierda que sostiene que México es un país liberal o neoliberal. 

Cierto que México posee algunos rasgos liberales, muy ilustremente su apertura al comercio exterior. Esta es una faceta muy liberal de la economía mexicana, al igual que su pacífica transición democrática en 2000 y existencia de un sistema político de división de poderes y elecciones periódicas son inmanentes al liberalismo.

También, podría hablarse del sistema bancario mexicano en clara ruta hacia la difusión del crédito, otra de las características del liberalismo. Pero estos y otros rasgos del país deben considerarse en conjunto con otros, no precisamente liberales. 

No creo que sea razonable afirmar que sigue un modelo económico liberal un país que tiene un monopolio estatal de petróleo y otro de electricidad y otro de salud pública y otro de educación pública.

Las leyes mexicanas de trabajo y de impuestos son complejas y producen costos elevados de producción, un rasgo que ante ninguna circunstancia podría llamarse liberal. 

Segunda evidencia: medición de libertad económica

El estudio reciente de la Heritage Foundation, que se muestra abajo, es una prueba más de que México no es un país liberal. Está localizado en la parte media de una tabla que ordena a los países en esa dimensión de liberalismo.

El país en el lugar 63 de esa tabla sencillamente no puede ser liberal, ni neoliberal.  

Lo anterior basta para demostrar que a pesar de las advertencias de la izquierda mexicana, sencillamente México no es un país con un sistema liberal.

Indice de libertad económica

Aún así…

Los datos anteriores demuestran que México no es un país liberal, por mucho que la izquierda lo repita. Cosa que sin duda seguirá repitiendo sin fin.

De lo anterior, surge una consecuencia que afectará de manera negativa a México y a otros países en los que suceda lo mismo. El análisis es equivocado y por eso el remedio también lo será.

Mucho de la posición de la izquierda se fundamenta en ese reclamo. Para poder proponer la implantación de un modelo económico de izquierda, con un estado dirigista, debe criticarse al modelo liberal afirmando que no ha dado resultados.

Aún y cuando no exista evidencia alguna, al contrario.

En resumen

  • Se dice que México tiene un modelo económico liberal o neoliberal y eso es falso.
  • En realidad México tiene un modelo económico intervencionista con algunos rasgos liberales.
  • Se recomienda que la solución a la mal diagnosticada falla liberal es más intervencionismo, que es precisamente el defecto que se sufre.
  • La secuela será implantar más medidas intervencionistas las que son justamente la causa del mal desempeño de la economía. 
  • Se profundizarán más las medidas que son la real causa de los males que aquejan a la economía. Todo por un mal análisis. Y esto no es una cuestión ideológica, sino una de análisis prudente y real.

Y una cosa más…

Años después de escribir lo anterior, sucede que se sostiene esa misma idea de que México es un país liberal. En boca del presidente López Obrador:

«Ningún modelo ha sido tan desastroso. El modelo económico neoliberal ha sido un desastre, una calamidad para la vida pública del país». forbes.com.mx

La idea permanece firme en su mente:

Para nosotros ya se terminó esa pesadilla que fue la política neoliberal. Declaramos formalmente, desde Palacio Nacional, el fin de la política neoliberal”, aseguró [AMLO] durante el cierre de los foros para la elaboración del Plan Nacional de Desarrollo». nacion321.com

.

Y unas cosas más…

Debe verse:

Mal gobierno, una costumbre mexicana
Sistema político mexicano: características y elementos

Otras ideas relacionadas:

]La columna fue actualizada en 2020-06]