Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Liberalismo: Una Definición
Leonardo Girondella Mora
23 junio 2008
Sección: LIBERTAD GENERAL, Sección: Asuntos, Y MATERIAL ACADEMICO
Catalogado en:


El Liberalismo es una noción política con muy diversos matices e interpretaciones plagadas de opiniones personales. El siguiente es un intento de sistematización de su significado.

El Liberalismo comprende todos los aspectos de una sociedad en los campos de la economía, la política y la manifestación de ideas —todo sustentado en la idea central de que la libertad es el mayor valor humano. En cada uno de esos terrenos, el Liberalismo aplica el principio de respeto a esa libertad con mecanismos que persiguen evitar abusos de poder.

Sus antecedentes están en ideas nacidas en los siglos 16 y 17, especialmente producidas por conflictos religiosos que encontraron solución en la tolerancia, que significó considerar a la religión como una cuestión personal que debe ser respetada y en la que los gobiernos no tienen injerencia. De esta idea se derivaron conclusiones que la ampliaron a nociones que crean un gobierno bajo leyes, limitado bajo una constitución basada en derechos naturales del hombre.

En el terreno de la cultura, el Liberalismo sostiene las libertades religiosa, educativa, artística, literaria, creativa, de investigación y demás —la más visible de esas libertades es tal vez la de manifestación de ideas, es decir, libertad de expresión y que es muy conspicua en los medios de comunicación. Los regímenes opuestos a estas libertades son los que concentran poder en el gobierno, el que ejerce labores de censura y represión para evitar la libre circulación de ideas y obras.

En el terreno político, el Liberalismo sostiene la necesidad de un gobierno —al que regula fuertemente para evitar abusos de autoridad, por medio de una herramienta a la que se conoce como democracia. La democracia es una herramienta de división del poder en tres niveles, el funcional que separa las labores de legislación, aplicación de justicia y ejecución; en el nivel espacial que separa a los gobiernos en autonomías regionales; y en el nivel temporal que hace posible los cambios pacíficos de gobierno.

En el terreno económico, el Liberalismo igual que en el terreno cultural, sostiene la aplicación de la libertad de iniciativa aplicada aquí a las actividades de creación, producción, distribución y compra y venta de bienes y servicios. Para evitar abusos de poder en este campo, el Liberalismo cree en la competencia entre productores de bienes similares. La libertad económica es la continuación lógica de la libertad de expresión y de elección de gobernantes; se le conoce generalmente como Capitalismo.

El Liberalismo es un conjunto de ideas que, con variaciones, proponen un arreglo social fincado en la libertad humana —las personas son consideradas todas iguales en sus derechos y, por tanto, en su libertad. Al Liberalismo se oponen en diferente grado las ideas políticas que no dan un lugar preponderante a la libertad, como el socialismo, la planeación económica, el intervencionismo y en general, los regímenes no democráticos.

Los mayores rivales del Liberalismo son los socialistas —ambos chocan de frente por su divergencia en cuanto a la estrategia central de su misma meta: ambos persiguen elevar la prosperidad, pero lo quieren hacer por diferentes sistemas. Los liberales desean hacerlo respetando al máximo la libertad humana con amplias libertades políticas, culturales y económicas —pero los socialistas desean lograr la misma meta restringiendo esas libertades por medio de un gobierno que las limite, especialmente las económicas.

Es natural para el Liberalismo un gobierno cuya función central es el establecimiento de un estado de derecho que facilite la iniciativa personal y la premie —pero para el socialismo es natural un gobierno que vaya más allá de esa función y asuma responsabilidades mucho mayores, especialmente en el campo económico.

El Liberalismo, como muchos conceptos políticos tiene significados diferentes —en los EEUU, por ejemplo, los liberales son partidarios del intervencionismo y los convierte en socialistas partidarios de gobiernos grandes. En otras partes sucede lo contrario. Todo esto se complica aún más con la existencia de otros dos grupos, los conservadores y los progresistas (hay una breve revisión de esto en Derecha, Izquierda: Definiciones).

En palabras breves, el Liberalismo es un conjunto de ideas con aplicaciones concretas a la economía, la política y la cultura, que parte del entendimiento de la libertad como el gran valor humano.

En Liberalismo: Orígenes, Definición existe una explicación histórica y en Liberalismo: Algunas Precisiones se profundiza sobre el concepto.


ContraPeso.info es un proveedor de información e ideas que buscan explicar la razón de ser de sucesos económicos, políticos y sociales.



1 comentario en “Liberalismo: Una Definición”
  1. Contrapeso » 9 Principios Liberales




esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras