Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
El Empleo de Pérez
Leonardo Girondella Mora
10 octubre 2017
Sección: DERECHOS, LIBERTAD GENERAL, Sección: Asuntos
Catalogado en:


Cuando cualquiera reclama tener derecho a la alimentación, a la educación, al trabajo, o a una casa, establece una exigencia equívoca —es decir, un reclamo que puede entenderse de diversas maneras.

El foco de esos reclamos está en el término ‘equívoco’ porque se está frente a una expresión que tiene varios significados y que, por ende, resulta ser escasamente clara.

La confusión puede aceptar una solución que distinga y diferencie a los derechos reales de aquellos que son demandas sin significado. Una vía de solución se encuentra en la siguiente idea:

«Nadie tiene el derecho a un cierto estado de cosas a menos que sea el deber de otro el procurarlo». The Essence of Hayek

Los ejemplos, de esa misma fuente, permiten la afinación de ideas.

¿Tiene alguien el derecho a que su casa no sufra incendios? ¿O el derecho a que otros compren los bienes que alguien produce? ¿O que se provea a alguien con ciertos bienes?

La idea en su base es una de justicia. ¿Es o no justo que caiga en otros la obligación de dar a alguien una casa, o una educación? Resulta un caso sin sentido el que Rodríguez vaya ante un tribunal para exigir que López le provea con anticonceptivos y condones, por ejemplo, alegando un derecho a la sexualidad sana.

Nadie en realidad tiene la obligación de proveer a otro con cierta condición, como un empleo, la que quizá ni siquiera pueda otorgar.

Los reclamos convertidos en derechos pueden detectarse examinando si ellos tienen sentido en una demanda individual —como la de Hernández demandando a García por no haberle proveído con una casa por su derecho a la vivienda. ¿Por qué no demandó legalmente a Vázquez también?

En cambio, tendría mucho sentido el que cualquiera demandara a quien le impidiera publicar sus escritos, o entrar a alguna universidad —cuando la persona con sus propios recursos intenta hacerlo y pasa los exámenes de admisión.

El equívoco puede comprenderse cabalmente viendo la diferencia entre dos situaciones.

• Pérez puede demandar legalmente a López por impedirle entrar a la iglesia de su elección. López está en la puerta del templo y con un cuchillo amenaza a Pérez, el que no puede entrar —y así alega que ha sido violada su libertad religiosa.

• Pérez no puede demandar a López porque este no ha construido un templo cercano, lo que según Pérez viola su libertad religiosa —y el juicio es una demanda contra López por no haber él dado los fondos para esa construcción.

&&&&&

Cuando los derechos tienen una amplitud universal que reclama la no intervención de otros para hacer posible el ejercicio de la libertad personal, entonces podrá hablarse de derechos en un significado más definido.

Lo único que puede reclamarse a los terceros es que ellos no obstaculicen la libertad de la persona para hacer lo que ella desea —como tener acceso a Internet, pagando por su servicio y en donde esté disponible.

Será una ocasión de injusticia el reclamar a otros que sufraguen el costo de ese servicio para que alguien pueda utilizarlo —lo que presenta una posibilidad de escenario de confusión interminable:

• López reclama a Rodríguez que le provea con un empleo.

• Rodríguez reclama a García que le provea con servicio de Internet.

• García reclama a Hernández que le provea con una beca de estudios.

• Hernández reclama a Pérez que pague su atención médica.

• ….

Cada uno de ellos alega un derecho al empleo, al Internet, a becas, a salud —con una infinita cantidad de posibilidades.

&&&&&

Con lo anterior puedo dar entrada a la tesis que quiero proponer, la de entender que la correcta interpretación de derechos es la de asociarlos enteramente a la idea de libertades —lo que permite resolver el problema del equívoco original.

Es posible hacer un reclamo central de derechos de trabajo, de educación, de alimentación, de lo que sea, si ello se entiende como libertad —es decir, la no intervención de otros que impidan esas libertades, aunque con la limitación de no alterar las mismas libertades en otros.

Esto es lo que hace posible que López reclame a todos los demás su libertad para el trabajo —sin que exista la posibilidad de que reclame a Pérez el que le otorgue un empleo.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Facebook
Extras

AVISO

Dejaremos de publicar desde el lunes 18 de diciembre y reanudaremos la publicación a partir del martes 2 de enero. ¡Feliz Navidad!