Definición, significado y características de los programas asistenciales. Su diferencia con inversión social. ¿Qué es asistencialismo? Una práctica común en la política que está llena de defectos a pesar de sus buenas intenciones.

7 minutos

Introducción

Asistencialismo es un concepto de uso frecuente que merece ser examinado, especialmente en su relación con la llamada inversión social. Entre las dos ideas hay diferencias notables, que se explican más abajo.

¿Qué es asistencialismo?

Una definición común es la siguiente:

«El asistencialismo es la acción o conjunto de acciones que llevan a cabo las instituciones estatales con la finalidad de prestar socorro, favor o ayuda a individuos o grupos de individuos en condiciones de vulnerabilidad, de manera temporal o permanente. […] El asistencialismo es una forma de aplicación de la asistencia, obligación que contraen los gobiernos con sus ciudadanos». es.wikipedia.org

La clave está en la idea de «prestar socorro», de ayudar a quienes necesitan esa ayuda por la razón que sea. Otro elemento central es quien otorga esa ayuda, siempre los gobiernos. Otra definición tiene elementos similares (negritas en el original):

«El concepto suele emplearse, de modo general, respecto a la obligación que tienen los gobiernos de asistir a sus ciudadanos para satisfacer las necesidades básicas cuando las personas no pueden hacerlo por sus propios medios». definicion.de

Por último, otra definición que resalta los mismos elementos. El asistencialismo se refiere a:

«[…] las medidas que toman los Estados para asistir, en el sentido de ayudar a aquellos ciudadanos, y a veces también a extranjeros radicados en su país de modo permanente, para que puedan vivir dignamente si no lo consiguen por sus propios medios, brindándoles ayuda económica, vivienda, alimentos, etcétera […]». deconceptos.com

Entonces se trata de programas sociales de ayuda a «necesitados» sin que haya una idea específica sobre su temporalidad ni ila causa que los origina. Es una práctica más llena de buenas intenciones que de racionalidad.

Características del asistencialismo

Las tres definiciones anteriores permiten examinar su esencia por medio de los elementos que son sus características:

1. Personas en mala situación

Este elemento constituye el objeto del asistencialismo: son las personas que por alguna razón son colocadas en una situación que motiva a ejercer acciones de ayuda. No existe una definición precisa de esa situación, lo que se presta a ampliar sin límite esta práctica.

2. Gobierno

Este es el sujeto del asistencialismo, el que ejecuta las acciones de ayuda a las personas que están en mala situación. Para esto utiliza fondos provenientes de sus fuentes de ingreso. Es así que el asistencialismo, cuando es exagerado, puede producir problemas en las finanzas públicas, incluso ocasionado crisis fiscales.

3. El resto de las personas

Ellas son la fuente de los recursos que usa el gobierno en los programas asistenciales, quienes los aportan por la vía de los impuestos. Son las personas que proveen los fondos usados en esta práctica, que llegan al gobierno para pagar ese gasto.

4. Programas asistenciales

Son las acciones concretas que realiza el gobierno para ayudar a las personas que han sido colocadas como en situación de necesidad de ayuda.

Por ejemplo, casos como: «Programa Familias Fuertes. Desarrollo Integral Indígena, Salud reproductiva para jóvenes y Canasta alimentaria adultos mayores».

Ellos pueden ser (1) temporales o (2) permanentes, dependiendo de su duración.

Sus debilidades, riesgos y efectividad

Siendo el asistencialismo una política de uso de recursos públicos para las personas que se han clasificado como en situación de necesidad de ayuda material, estás acciones tienen intenciones loables. Pero no está exento de defectos.

1. Clientelismo

Este es el riesgo real de convertir a quienes reciben ayuda en «clientes» del gobierno haciendo que se intercambien esas ayudas por apoyos al gobierno, como votos electorales o apoyos en marchas. Convierten al ciudadano en dependiente del gobierno en turno y eso altera su decisión de voto.

Esto produce otro problema, el de la continuación interminable de esos programas aún cuando sus propósitos hayan sido logrados o hayan fracasado.

2. Corrupción

Los fondos de los programas asistenciales son muy cuantiosos y presentan oportunidades reales de corrupción, o apropiación de fondos. La multiplicidad de planes y su duplicación se prestan a dificultar auditorías y vigilancia.

3. Multiplicidad

Los programas asistenciales suelen ser muy numerosos y provenientes de organismos centrales, estatales y municipales, por los que padecen de duplicidad y pueden ser abusados por los recipientes de las ayudas.

Este riesgo más el anterior, afectan la eficiencia de los programas asistenciales, su administración y medición de resultados.

4. Dificultades de medición de resultados

El uso de recursos limitados obliga a la medición de la efectividad de cada programa asistencialista para poder realizar correcciones e incluso la suspensión del programa.

Sin embargo, esa medición del asistencialismo es poco común y, peor aún, suele usarse el monto de dinero usado como medida de resultados. Esto lleva a elevar presupuestos sin conocimiento de efectividad.

«Del 2008 al 2018 la pobreza en México sólo se redujo 2.5 puntos porcentuales, mientras que los recursos destinados a programas sociales aumentaron 86.7%, lo cual evidencia que la política pública, principalmente asistencialista, implementada en el país ha sido insuficiente para combatir el problema de la pobreza, coincidieron analistas». economiahoy.mx (énfasis en el original)

¿Han sido insuficientes los fondos o es que ellos han sido mal usados? Esta es una dificultad perenne: si falla el asistencialismo eso se explica por falta de fondos y no por mal funcionamiento.

Asistencialismo o inversión social

Un concepto alternativo al asistencialismo es el de la inversión social. Esta última posee un punto de partida diferente. Entre inversión social y asistencialismo hay diferencias notables —las que intento explorar en lo que sigue.

1. Inversión social

Esta es la serie de acciones que se realizan bajo la política social que persigue hacer que los ciudadanos sean libres e independientes —que se valgan por sí mismos y con sus propios medios mejoren su vida.

La política de inversión social aborrece crear sistemas de dependencia y subordinación de las personas —y cuando ofrece ayudas lo hace exigiendo méritos y responsabilidades.

2. Asistencialismo

Esta es la serie de acciones que se realizan bajo una política que persigue ayudar a personas en situaciones vulnerables usando medios que crean relaciones de dependencia y subordinación ante el gobierno.

Son las dádivas estatales que se ofrecen y establecen relaciones de subordinación sin límite de tiempo aumentando el poder del gobierno —impidiendo que lleguen momentos en los que la persona se valga por sí misma.

¿Podría dar un ejemplo de inversión social?

Sí, el de becas universitarias que exigen calificaciones mínimas para mantenerse y tienen una duración limitada. O el caso de un programa social de alivio a negocios después de un terremoto.

¿Y un ejemplo de asistencialismo?

Una universidad gratuita para todos que no exige calificaciones mínimas ni tiene un período límite. O el caso de créditos a fondo perdido a agricultores de subsistencia. Y también el de programas sociales que distribuyen dinero, por ejemplo a jóvenes, sin condicionante alguna.

¿Cuál es la diferencia práctica entre asistencialismo e inversión social?

El asistencialismo produce relaciones de dependencia ilimitada de la persona frente al gobierno. Creando personas escasamente libres, fieles al gobierno y acostumbrados a reclamos y exigencias.
La inversión social produce personas con dependencia momentánea y asociada con sus méritos —creando al final personas que pueden valerse por sí mismas y son celosas de sus libertades.

Ventana de ideas afines

📍 El concepto de asistencialismo lleva a temas como el ciudadano creado por el Estado de Bienestar, la llamativa sobreprotección gubernamental del ciudadano y la definición causal de pobreza. Más el concepto mismo del estado de bienestar y los efectos secundarios de los programas sociales.

📍 Este es el terreno de los tipos de ciudadano según los gobernantes, la noción básica y central del principio de subsidiariedad y los gastos del Estado de Bienestar. Más las prácticas del paternalismo y la función de contrapeso político del ciudadano independiente.

Conclusión

Se han dado diversas definiciones de asistencialismo y programas asistenciales, de los que se han extraído sus características y riesgos. Y se ha propuesto una idea alternativa, la de inversión social que respeta libertades y evita clientelismo.


Otros lectores también leyeron…

[Actualización última: 2022-06]

Artículo anteriorPreguntas sobre la inclusión social
Artículo siguiente2 Domingo Pascua (ciclo B)
Lector frecuente y culto, defensor de la libertad y de la moral objetiva. Cofundador de Contrapeso.info.