Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Evangelio de Judas
Eduardo García Gaspar
12 abril 2006
Sección: MEDIOS DE COMUNICACION, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


Gran hinchazón de medios ha causado la noticia del evangelio de Judas. Por ejemplo, el New York Times, en uno de sus artículos repetidos en todo el mundo, ha planteado el asunto de manera sensacionalista: ¿creería el lector que Judas fue un héroe, el único que sabía quién era Cristo?

Y sobre esas bases, afirma que la teología Cristiana se ha cimbrado por causa de ese descubrimiento. ¡Uy! Veamos la idea en perspectiva realista.

De un lado tengo al New York Times y a la National Geographic Society reportando la traducción de un documento que según todas las evidencias sí data de unos 300 años después de Cristo. Muy bien. No está de más escucharlos y seguir la noticia de cerca, pues resulta muy interesante. Pero del otro lado, está el Vaticano, los expertos cristianos y gente de mucho más peso que los otros dos. ¿A quién le hago caso?

El New York Times y los medios que lo repiten no son precisamente una fuente de doctrina cristiana. Ellos se dedican a otra cosa y a veces sucumben a la hinchazón noticiosa. La National Geographic Society tampoco es una fuente de conocimientos teológicos. No recuerdo nunca haberla consultado para propósitos religiosos. Tiene muy buenas fotos, grandes documentales, pero en cuestiones religiosas, pues no.

Si quiero enterarme de la vida de los pingüinos, o de qué están haciendo en donde se encontraban las Torres Gemelas, esas dos instituciones sirven. Sirven también para enterarme de que han traducido ese evangelio de Judas y que en apariencia tiene otra versión.

Pero de allí no pasan esas instituciones, pues si en realidad me quiero enterar de cuestiones religiosas hay otras fuentes mucho mejores. ¿Movió es noticia mis creencias religiosas? Ni un milímetro. Por dos razones.

Una es la tendencia a la hinchazón noticiosa. La otra, es la falta de especialización de esas dos instituciones. Si quiero profundizar sobre el tema tendría que ir a otras fuentes, esas sí creíbles y especializadas. E incluso, al final, hay algo bueno en esa hinchazón noticiosa: la insistencia en la divinidad de Jesús y ése es el centro de mis creencias. Coincido con la interpretación de muchos: nada hay en eso que mine las creencias cristianas.

Al contrario. El problema real no es la hinchazón noticiosa. Los medios tienen esa naturaleza inquieta e intranquila, que a diario quiere hablar de lo más nuevo y llamativo. Así son por esencia y no creo que sea conveniente cambiarlos. Cierto que entre los medios informativos hay algunos que de la nada hacen noticia y de las noticias hacen mega-eventos. Son cosas que se tienen que sufrir si es que hay libertad de expresión.

Digo que la hinchazón noticiosa no es el problema real, pero que sí lo es el creer cierto lo que dice el primero que habla. Hacer eso es propio de quienes no están habituados a la libertad de expresión, la que permite escuchar diversas voces y con ellas dar sentido a la realidad. El problema, por tanto, no es está en la hinchazón noticiosa de este evento, ni en el New York Times, ni en la National Geographic Society.

El problema está en quien toma esos contenidos y los cree verdad absoluta. Cuando una persona está habituada a la libre expresión, ella desarrolla el hábito de pensar por sí misma filtrando lo que oye con su sentido común. Pero si la persona no tiene la costumbre de escuchar diversas opiniones, la primera que oye tiende a ser tomada como verdad.

Recientemente fue reportado que un biólogo, especialista en reptiles, proponía como una buena idea la de que desapareciera el 90 por ciento de la población mundial para ayudar así al medio ambiente. Quien está habituado a escuchar puntos diferentes tomará esa idea como lo que es y se reirá, pero quien no tiene la costumbre de oír diversidad de opiniones tal vez se alarme más allá de lo necesario.

Igual sucede con las películas y los libros, algunos de ellos, que son obras mediocres, mal planteadas, pero que se benefician de la hinchazón noticiosa y afectan no al acostumbrado a pensar, sino a quien cree lo primero que escucha. En fin, nada que no remedio una dosis mínima de disciplina mental y de, sobre todo, sentido común.

POST SCRIPTUM

• Uno de los argumentos esgrimidos en el análisis de este nuevo evangelio es el que dice que si la Pasión de Jesucristo era parte del plan de Dios, entonces quizá quien lo hizo posible puede ser visto como facilitador y colaborador, no como un traidor. El argumento no parece sólido, pues podría proyectarse a acciones reprobables cuyos autores sean parte de las intenciones divinas y por eso no culpables. Y además volvería al hombre un instrumento que sigue los mandatos divinos sin que medie la voluntad humana. No suena lógico.

• Una pregunta de sentido común: ¿en qué momento de su vida escribió Judas ese papiro? Aparentemente murió antes o poco después de la crucifixión, la que no es mencionada en ese documento.

• El asunto tiene dos vertientes:

—Probar que el papel y la escritura son auténticos, es decir, escritos por allí del siglo II o III; en esto el documento parece cumplir con todos los requisitos.

—Probar que el papiro cuenta la realidad, un campo en el que no se han aportado pruebas de ningún tipo; más aún, hay indicaciones fuertes en el sentido opuesto.

• ZENIT reportó lo siguiente:

ROMA, jueves, 6 abril 2006 (ZENIT.org).-… Zenit ha pedido al padre Thomas D. Williams L.C., decano de la Facultad de Teología de la Universidad Regina «Apostolorum de Roma», que comente la importancia de este descubrimiento [:] “… Puede ser una copia del «Evangelio de Judas» citado por san Ireneo de Lyón en su obra «Contra las herejías», escrita en torno al año 180. Los evangelios gnósticos, hay muchos más, no son documentos cristianos en sí, ya que proceden de una secta sincretista que incorporó elementos de diferentes religiones, incluyendo el cristianismo. Desde el momento de su aparición, la comunidad cristiana rechazó estos documentos por su incompatibilidad con la fe cristiana.

El «Evangelio de Judas» sería un documento de este tipo, que tendría gran valor histórico, ya que contribuye a nuestro conocimiento del movimiento gnóstico, pero no supone ningún desafío para el cristianismo… Usted puede ir a cualquier librería católica y obtener una copia de los evangelios gnósticos. Los cristianos no creen que sean verdaderos pero no hay ningún intento de esconderlos…

Los cristianos creen que un Dios bueno creó un mundo bueno, y que por el abuso del libre albedrío, el pecado y la corrupción entraron en el mundo y produjeron desorden y sufrimiento. Los gnósticos atribuyen a Dios el mal en el mundo y afirman que creó el mundo de un modo desordenado.

Por esto, son partidarios de la rehabilitación de figuras del Antiguo Testamento como Caín, que mató a su hermano Abel, y Esaú, el hermano mayor de Jacob, que vendió sus derechos de primogenitura por un plato de lentejas… Estas teorías sobre Judas no son ciertamente nuevas. Baste recordar la ópera rock de 1973, «Jesucristo Superstar», en la que Judas canta «Realmente no he venido aquí por mi propia voluntad», o la novela de Taylor Caldwell, de 1977, «Yo, Judas».

El enorme éxito económico de «El Código da Vinci» ha abierto sin duda la caja de Pandora y ha dado incentivos monetarios a teorías de este tipo. Michael Baigent, autor de «Sangre Santa, Santo Grial», ahora ha escrito el libro «The Jesus Papers» (Los documentos de Jesús) en el que recicla la vieja historia de que Jesús sobrevivió a la crucifixión.

Y un nuevo estudio «científico» recién publicado afirma que las condiciones meteorológicas podrían haber hecho que Jesús caminara sobre un pedazo de hielo flotante en el Mar de Galilea, cuando el Evangelio dice que caminaba sobre el agua. Básicamente, para quienes rechazan tajantemente la posibilidad de los milagros, cualquier teoría, por extraña que pueda ser, es mejor que las afirmaciones cristianas”.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.



1 comentario en “Evangelio de Judas”
  1. ALEJANDRO HERNANDEZ RODRIGUEZ Dijo:

    solo lo que esta escrito en la biblia es lo real y verdadero y no hay mas. NOTA DEL EDITOR: supongo que allí se encuentran todas las tablas de multiplicar y las leyes físicas. ¡Por favor!





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras