Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
China En Marcha
Selección de ContraPeso.info
17 noviembre 2008
Sección: LIBERTAD POLITICA, Sección: Asuntos
Catalogado en: , ,


ContraPeso.info presenta una idea de Ray Nothstine. Agradecemos al Acton Institute el amable permiso de publicación. El autor es associate editor en el Acton Institute en Grand Rapids, Michigan. La idea central del escrito es el examen de una idea general: la libertad es una sola, manifestada en diversos terrenos. Y aplicar la idea general al caso específico de China. Ver esta idea, varias semanas después de los juegos olímpicos permite una visión más pausada.

Para China, los Juegos Olímpicos de 2008 sirvieron como una oportunidad única para mostrar al mundo un país eficiente y moderno. Algunos quizá recuerden que originalmente fueron los deportes los que jugaron en 1971 un papel principal en la apertura de la China secreta y misteriosa al Occidente.

Conocida como la “Diplomacia del Ping Pong”, los jugadores del tenis de mesa aceptaron una invitación especial para jugar con los chinos y visitar famosos sitios. Pronto siguió el presidente Nixon, al año siguiente, con la visita histórica a Beijing, levantando la cortina de bambú mientras se intentaba normalizar las relaciones diplomáticas.

China ha aplicado, en décadas recientes, reformas de mercado y libre comercio, lo que ha mejorado sustancialmente las condiciones de vida y ha hecho pasar a muchos chinos a la clase media. Mientras que la expansión de la libertad económica ha sido importante, las libertades religiosas y políticas pueden estar yendo hacia atrás desde el inicio de los preparativos olímpicas.

China prometió mejoras en derechos humanos antes de los juegos, tratando de evitar el recuerdo de las protestas de la Plaza Tiananmen. En lugar de eso, China ha aprovechado la ocasión para perseguir a aquellos que buscan libertad política y religiosa.

Disfrutando más riqueza y prosperidad, muchos chinos están viendo que las riquezas materiales no traen felicidad. La religión, especialmente la cristiana, ha aumentado en iglesias ocultas no permitidas. El gobierno ha sido en ocasiones brutal en un país en el que más cristianos están encarcelados por causa de su fe que en cualquier otra parte del mundo.

Aunque la gran mayoría de los cristianos chinos son gente respetuosa de la ley, no le ha escapado al gobierno que la fuerza religiosa puede algún día amenazar al sistema político de un partido único.

Las iglesias que no se registran oficialmente y se someten a la supervisión estatal son acosadas y sus templos destruidos. Varios ministros prominentes y miembros de muchas iglesias han sido recientemente puestos en prisión o enviados a trabajos forzados.

Sólo en Beijing, varias iglesias ocultas han sido perseguidas y cerradas este año. Debe señalarse que los cristianos perseguidos no fueron riesgos de seguridad para las olimpiadas. El Washington Post citó a un profesor de leyes y miembro de una iglesia, llamado Yafeng, quien llamó a los arrestos recientes del gobierno, un mal uso del poder, lamentando que los oficiales de seguridad “hayan perdido su humanismo”.

El presidente Bush también aprovechó a los Juegos Olímpicos para presionar al gobierno chino a aprobar la libertad religiosa. “Dios es universal y Dios es amor, y ningún gobierno, ningún hombre o mujer debe tener la influencia de la religión amorosa”, fueron las palabras del presidente en Beijing. El ministerio de La Voz de los Mártires estuvo ofreciendo brazaletes de oración para recordar a los cristianos el orar por China durante los juegos.

Las autoridades chinas emplean otros medios para oprimir las libertades de sus ciudadanos (y los visitantes). La Freedom House ha declarado, “El gobierno chino mantiene uno de los más refinados sistemas de bloqueo al acceso de internet y vigila las comunicaciones electrónicas de sus ciudadanos”. Justo antes de la apertura de los juegos, el gobierno chino inició la censura y vigilancia del tráfico de internet de reporteros internacionales en Beijing, algo que dijeron que no harían.

La planeación familiar y los abortos forzados son aún una parte vergonzosa de la política china. Uno de los más crueles abusos de derechos humanos ha sido el regreso forzado de refugiados de Corea del Norte a su país, donde enfrentarían tortura, prisión y posible ejecución.

Otra operación preocupante, antes de los juegos, fue la relocalización de personas y familias que vivían en las áreas cercanas a los puntos de reunión olímpicos. Los derechos de propiedad siguen siendo una preocupación constante de este régimen autoritario, ya que muchos ciudadanos enfrentan compensaciones injustas y relocalización por parte del gobierno con el pretexto de la modernización.

Un chino, Jimmy Lai, editor de Apple Daily en Taiwan predijo, “Cuando los Juegos Olímpicos inicien en Beijing, China mostrará al mundo su fuerza física, pero también su pobreza moral. Esto es inevitable porque las olimpiadas son más que un evento deportivo; son una expresión de la fuerza humana para la grandeza en todos los cometidos”.

En los juegos, China se propuso mostrar su marcha hacia el mundo moderno. En lo que se refiere a la libertad religiosa, los derechos humanos y los derechos políticos y de propiedad, el gobierno chino ha usado a las olimpiadas como una excusa para lograr un cambio de opinión. Hablar de libertad mayor siempre ayuda a los tiranos,


ContraPeso.info, lanzado en enero de 2005, es un proveedor de ideas y explicaciones de la realidad económica, política y cultural.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras