Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Fumadores y Niños Gordos
Eduardo García Gaspar
25 febrero 2008
Sección: LIBERTAD ECONOMICA, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


Para un tipo liberal, como yo, con frecuencia surge una pregunta, ¿no podría hacer las cosas mejor la gente que el gobierno? La respuesta es generalmente positiva, las personas toman consistentemente mejores decisiones que los gobiernos. Un ejemplo de la utilidad de esa pregunta.

Fue reportado que el gobierno federal de México “trabaja en un código de ética, ‘en el que se evite hacer la promoción de alimentos obesigénicos o de bajo valor nutricional’ en horarios y programas de televisión dirigidos a niños y en la inclusión de leyendas precautorias en las envolturas de golosinas… hay pláticas con la industria alimentaria para que no sean promovidos alimentos de ‘dudoso contenido nutricional’, en programación dirigida a menores” (Grupo Imagen, 22 febrero).

En resumen los niños están engordando, eso es contrario a su salud, y se trata de remediar la gordura infantil con un retiro de la libertad de promoción de los alimentos que se juzgan malos, los llamados chatarra. Si los hijos son gordos, ¿no es eso responsabilidad de los padres? Pasarle la responsabilidad de la gordura de mis hijos a los fabricantes de alimentos es la postura más cómoda que puedo tener como padre: yo no tengo la culpa, son los de Sabritas, esos desalmados que sin yo quererlo confabulan para engordar a mis pobres niños.

Si un niño está pasado de peso, eso es responsabilidad de los padres y de nadie más. Lo mismo que si no hacen la tarea. Los padres pueden encargarse mejor de sus hijos que los gobiernos con todas sus regulaciones. Lo mismo sucede con las regulaciones sobre el tabaco. ¿No podrían encargarse los ciudadanos de esa cuestión mejor que el gobierno? Desde luego y lo harían mejor.

El asunto de la prohibición de fumar toma la forma de decretar zonas de fumadores e incluso de su separación física, con reglas aplicables a todos los restaurantes por igual. No tiene sentido y cuesta más hacerlo así. Podría optarse porque cada restaurante lo decidiera de acuerdo a su interés: unos dirían que no hay zonas separadas, otros que allí nadie fuma, algunos que las zonas están divididas… hay muchas posibilidades que son mucho mejores.

Piense usted en la salida a comer de un grupo de fumadores: si la prohibición es total, quizá eviten comer fuera y se perderá su negocio. Si a ellos acompaña un no fumador, quizá éste por cortesía acepte ir a una zona de fumadores. Y si uno solo de ellos fuma, tal vez acepte ir a la zona de no fumadores.

Las personas podemos tomar esas decisiones mejor que la autoridad, con más apego a nuestros intereses. Una disposición general de no fumar en restaurantes, por ejemplo, causará un malestar neto mayor que el simple dejar que los dueños decidan: ese interés en tener clientes y utilidades les hará crear las mejores opciones para ellos.

En ambos casos, los ciudadanos saben más y pueden tomar decisiones que produzcan mejor satisfacción de necesidades. No se hace lo lógico por varias razones. Una de ellas es la de los activistas sociales que queriendo solucionar algún problema como la gordura infantil o las enfermedades del tabaco, caen en la trampa de ir con el gobierno y pedirle que use la fuerza para implantar a todos su solución, que casi nunca es la mejor.

Otra causa es ese rasgo natural en los gobiernos de todas partes: la irresistible tentación del gobernante de sentir que es un salvador de la humanidad y que todo sería mejor si el resto de los ciudadanos siguiera sus instrucciones. Más la posibilidad de hacerse de más dinero, con impuestos especiales (incluso con la idea maravillosa de un permiso para fumar en el Reino Unido, o la de reglamentar el número de orificios en los saleros). Y otro rasgo del político: su extrema habilidad para atender primero los problemas menos importantes y que más visibilidad dan.

Pocas cosas como estos casos para resaltar las diferencias entre las mentalidades liberales y las socialistas. Los liberales creemos que las personas tienen libertad, talento y deben ser responsables de sus actos. Los socialistas piensan que las personas no deben ser libres porque no tienen talento y que la responsabilidad de casi todo debe ser de los gobernantes: y por eso mismo es que quieren cuidar a los ciudadanos desde que nacen hasta que mueren.

Post Scriptum

La propuesta de un permiso para fumar es real, el Daily Mail en el Reino Unido reportó que:

Government advisers have drawn up plans for a smoking permit – similar to the one needed to watch TV – which all smokers would have to carry. Health experts have welcomed the move, pointing out that Britons are more likely to die from smoking-related diseases than those in any other European country. But the idea has triggered a furious backlash from smokers’ groups, who claim it is evidence of a “bully state”… anyone who refused to pay for a permit would be banned from buying cigarettes… Although a licence could cost as little as £10 a year, forms would be made deliberately complex to deter people from applying. Smokers could also be forced to obtain a doctor’s signature, declaring their health was not at “massive risk” from their habit”.

En el caso de la gordura infantil, por ejemplo, sería más aconsejable tener costos médicos mayores para quien tenga sobrepeso, lo que colocaría en los padres un estímulo para cuidar a sus hijos. Sin embargo, el IMSS es gratuito y al serlo estimula conductas irresponsables de salud en la población, una causa escasamente explorada.

El Universal, de Ciudad de México, reportó algunas opiniones bienvenidas:

Los periodistas Tere Vale y Carlos Marín, así como los diputados locales Jorge Carlos Díaz Cuervo, del Verde Ecologista de México (PVEM), y Tomás Pliego, del de la Revolución Democrática (PRD), acordaron unir fuerzas para defender el derecho a decidir… reiteraron el respeto por las personas que no fuman, pero rechazaron permitir que les prohíban hacerlo… [apoyaron] que los dueños de los restaurantes, centros nocturnos, cantinas y bares, entre otros, establezcan libremente si se fuma o no en sus negocios… y con ello se dará la oportunidad de que cada quien elija lo que más le convenga.


ContraPeso.info fue lanzado en enero de 2005 y es un proveedor de ideas e información para el interesado en buscar ideas y explicaciones de la realidad económica, política y cultural.




esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras