Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Embarazo Adolescente, la Causa.
Eduardo García Gaspar
30 mayo 2011
Sección: Sección: Una Segunda Opinión, SEXUALIDAD
Catalogado en: ,


El dato es crudo: algo más del 12% de mexicanas entre 15 y 10 años tienen al menos un hijo. La distribución del porcentaje nacional muestra un patrón. A menor tamaño de población, mayor existencia de adolescentes madres.

Según esos datos, más de 800 mil niños son hijos de estas madres.

Los datos vienen del Censo Nacional de Población y Vivienda y algunos de ellos han sido calificados de inexactos.

Es desafortunado, como sucede en la mayoría de los casos de este tipo, que no se tengan comparativos anteriores, para ver su tendencia. Mi intuición es que la tendencia es a crecer, pero no sé qué tanto.

¿Cómo interpretar los datos?

Antes que nada, compararlo contra un ideal, el de cero casos de madres de ese tipo. Que más o menos un octavo de ese grupo tenga hijos es una mala realidad. Los sabemos por las consecuencias: freno al desarrollo de la madre y crecimiento del bebé en un ambiente poco propicio a su buena educación.

Hay además otras interpretaciones.

Una de ellas es la de encontrar causas en situaciones estándares: exclusión, marginalidad, pobreza, bajas expectativas de desarrollo personal. Las podemos clasificar como las explicaciones clásicas sociológicas y no están desencaminadas, pero me parece que les falta algo de importancia.

Entiendo que a mayor pobreza exista menos educación y ello lleve a los jóvenes a actuar con escasa consideración de las consecuencias de sus acciones. Igualmente puede ser comprensible que en mentes que no ven perspectivas de mejora personal se den acciones irresponsables y de abandono.

Pero eso no es todo, que es lo que bien merece una segunda opinión… para explorar otras posibles explicaciones. Esto es lo que intento hacer en lo que sigue.

Comienzo con una idea, la de qué es lo que frena la realización de actos sexuales irresponsables. Obviamente esa es la causa física de los embarazos en ese grupo. No puede haber otra.

En palabras distintas, qué es lo que hace que los jóvenes de esas edades decidan acostarse o no hacerlo. Me refiero a algo en sus mentes que les diga que no deben tener relaciones sexuales sin antes casarse (lo que me imagino harían en edades mayores).

La respuesta es natural: alguna norma moral que respeten o traten de respetar y que señale eso.

De allí es de donde concluyo que otra causa de esa cifra de 12% de jovencitas madres solteras es la falta de conciencia de esa norma que manda no tener relaciones sexuales antes del matrimonio.

Si esto es cierto, debe verse el origen de esa falta de conciencia del deber, lo que me manda a la posibilidad de una educación defectuosa.

El origen de la educación de esas jóvenes, creo, está en sus familias. Allí hay fallas. Mi hipótesis es que esas jóvenes se concentran en familias rotas, disfuncionales, o como quiera usted llamarles.

La otra falla está en la educación escolar, donde sabemos que los libros de texto, lejos de alejarlos de las relaciones sexuales, los alientan a tenerlas.

Esa es la otra explicación que quiero apuntar. No sólo influyen las causas sociológicas, también lo hace, y más, la falta de desarrollo de una conciencia moral. Eso es lo que apunta a fallas en la educación familiar y la educativa.

Ser pobre, ser marginado, tener pocas expectativas de mejora de vida influye, pero sobre todo lo hace esa falta de conciencia moral.

A esa falta de conciencia sobre lo que debe y no debe hacerse, más aún, debe agregarse un rasgo cultural de nuestros días de mucha televisión y escasa razón. La cultura actual, definida como el cúmulo de ideas prevalecientes, se inclina mucho más a favorecer el hedonismo y la permisividad que la disciplina y el esfuerzo.

Es decir, esas jóvenes con una conciencia poco desarrollada son presas fáciles de una cultura que les permite justificar todo. Si una celebridad tiene una vida sexual irresponsable, la jovencita tenderá a pensar que ella también la puede tener. Si ve que en la televisión se exhibe la inmoralidad, ella tendrá una vaga noción de que nada debe frenarla.

En fin, lo que quise hacer es apuntar otra posible causa de un fenómeno de consecuencias de largo plazo. Una causa moral, ese concepto que tantas burlas recibe, pero que no puede ser ignorado. Y si lo es, habrá consecuencias como ésta.

Post Scriptum

Hay más ideas sobre el tema en ContraPeso.info: Vacío Moral. En cuanto a la educación pública véase ContraPeso.info: Libros de Texto, donde se muestra material que promueve la promiscuidad.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras