Una de las herramientas del intervencionismo económico, el control de precios. Sus características, funcionamiento y alternativas.

9 minutos

Introducción

El valor de los bienes se expresa en sus precios. Ellos se crean y forman de dos maneras principales. Por medio de un proceso libre y espontáneo, o por medio de decisiones que giran órdenes obligatorias y forzadas.

A este último tipo de creación pertenece el llamado control de precios.

Primero, entendiendo a los precios

Para propósitos de esta explicación, el precio representa un acuerdo entre dos personas, el que compra y el que vende. Está representado por un intercambio clásico:

  • El comprador entrega una cantidad de dinero al vendedor.
  • El vendedor entrega un bien al comprador.
  • En este intercambio voluntario ambos se benefician.

Por ejemplo, Amazon ofrece en su página cierto libro a $20.45 balanceando su deseo de tener un beneficio y satisfacer una necesidad de otros. El comprador considera ese precio y balancea su costo con el beneficio que obtendrá, decidiendo si lo compra o no.

Mecanismos para la formación de precios

Hay dos grandes mecanismos que producen precios en un mercado, el mecanismo libre y el forzado.

Mecanismo libre

Para comprender su funcionamiento puede verse el siguiente esquema:

  • La persona A quiere comprar un libro de Víctor Hugo y piensa que puede gastar en eso no más de $30.
  • Otras personas ofrecen ese libro a precios y condiciones diferentes. Entre ellas A seleccionará a la que crea más adecuada a sus necesidades.

La condición central de este sistema es su espontaneidad. Las personas llegan entre sí a decisiones libres de comprar o no y eso forma un precio. El conjunto de millones de decisiones de este tipo es lo que forma precios de los bienes.

Es un sistema de precios dinámicos que cambian constantemente pudiendo acomodarse a diversos niveles de escasez.

Mecanismos forzados

La característica central de este tipo de mecanismos forzados de formación de precios es el retiro de la espontaneidad que dan los intercambios libres de varios compradores y vendedores.

Por ejemplo, un monopolio de electricidad o de gasolina, fuerza un precio para los compradores, que carecen de otros proveedores. Esta es una modalidad de controlar o fijar precios por parte de una de las partes,

Dentro de estos mecanismos de formación de precios existe un tipo que se llama «control de precios» y que tiene esa misma característica de forzar precios en compradores y vendedores. Y tiene la característica de que no son ellos quienes acuerdan precios, sino otro con poder para obligarlos.

Elementos del control de precios

El funcionamiento de esta forma de intervencionismo económico contiene elementos que más abajo llevarán a su definición.

1. Precios dinámicos

Esta es la naturaleza esencial de los precios, ellos se mueven —son dinámicos porque responden como ajustes a situaciones cambiantes de disponibilidad, distribución, acceso, innovación y demás.

Querer controlarlos es una reacción ante sus movimientos, especialmente ante cambios percibidos como sustanciales —algo muy claro en momentos de inflación.

2. Gobierno

La acción de la autoridad política que, por medio de su poder de coerción, obliga a respetar el precio decidido por ella misma, el que sea.

El gobierno, al examinar a la economía, llega a la conclusión de que el precio de un bien no es el que debiera ser y decide fijarlo de acuerdo con su criterio.

Y se establecen sistemas de vigilancia y control para garantizar que se respete el precio fijado, castigando a quienes lo violen.

3. Compradores y vendedores

Ellos son los agentes económicos que intercambian bienes por medio de dinero. Dentro de un mercado libre, ellos hubieran acordado los precios de manera voluntaria en acuerdo mutuo.

Debido al control de precios, ellos son obligados a comprar y vender los bienes controlados al precio fijado por la autoridad.

4. Los efectos del control

Son las consecuencias de la fijación de precios no formados libremente en acuerdos mutuos. Pueden ser positivos, pero también los hay negativos.

Un comprador, por ejemplo, podrá comprar naranjas a un precio inferior a que se hubiera formado en un mercado libre. Pero muy posiblemente, el precio bajo provocará una disminución de oferta y así se tendrá insuficiencia de ese producto.

Filas hasta para que te regalen gasolina«Filas hasta para que te regalen gasolina» by [ estrellitaspirit ] is licensed under CC BY-NC-SA 2.0

El control de precios, definición

El concepto es sencillo de comprender. Por ejemplo, en esta definición:

«El control de precios es un sistema por el cual el gobierno fija la tarifa a pagar por una mercancía, o puede establecer una cotización mínima y/o máxima. Así, las empresas del sector deben obedecer dichos parámetros». economipedia.com

La idea central es simple: el gobierno decide el precio de un bien o varios, los que sea, y usa de fuerza para obligar a productores y compradores a usar ese precio en sus intercambios.

La misma idea que se repite en esta otra definición, que añade un elemento extra:

«El control de precios es un mecanismo por el cual la autoridad gubernamental impone valores determinados para los precios de bienes y servicios dentro del mercado nacional, con la ilusoria finalidad de mantener la disponibilidad de esos bienes y servicios para los consumidores, evitar incrementos de precio durante periodos de escasez, o inclusive para asegurar una renta en beneficio de los productores de ciertos bienes, de la misma manera que un subsidio». moisesbittan.com

El objetivo del control de precios

¿Por qué decretar un precio obligado? La respuesta general es: para evitar que suban o bajen «demasiado» —lo que sea que ello signifique.

  1. Puede ser que el gobierno quiera evitar que en tiempos de mayor escasez, el precio suba e impida que el bien tenga un precio accesible a los compradores.
  2. O bien, puede ser que busque evitar que el precio baje demasiado y eso haga incosteable su producción.

La primera posibilidad es lo que se conoce por lo general como control de precios: el gobierno fija precios máximos por encima de los que está prohibido vender so pena de castigos. Esto busca el beneficio de los compradores.

La segunda posibilidad se conoce como precios de garantía: el gobierno garantiza a los productores un precio mínimo, por ejemplo al maíz. Si el precio de mercado está por debajo de este precio garantizado, el gobierno para la diferencia y si está por arriba, el beneficio es para el agricultor.

Ejemplos y efectos

Son variados los casos de control de precios. Puede ser que el gobierno quiera controlar los precios de bienes como leche, huevos, manzanas, materias primas y demás.

Los ejemplos muestran un caso típico de efectos no intencionales —las consecuencias imprevistas e indeseables de acciones con buenas intenciones.

«El Estado atendiendo a varias quejas por parte de movimientos y agrupaciones de consumidores, emitió una disposición legal en la que imponía una baja del 25% al precio de venta de la Uchuva (fruta parecida al tomate) Esto hizo que las dos empresas que se dedicaban a la cosecha y distribución del 70% de Uchuva en el país cerraran operaciones debido a que no iban a cubrir sus costos a mediano plazo. El resultado fue que más de 1,500 personas quedaron sin empleo». ecosintec.com

Los controles de precios, en otras palabras, no son medidas «puras» que carezcan de consecuencias imprevistas.

«Cuando en Nueva York se estableció el control de precios de arrendamientos, el número de viviendas construidas al año bajó de 35.000 en 1969, a 10.000 en la década de 1980, asegura un estudio del académico Peter Salins, del Manhattan Institute en Estados Unidos.
Expertos aseguran que el mismo principio que hace que hoy sea difícil de conseguir papel higiénico en Caracas luego que el gobierno impusiese controles sobre sus precios de venta, hace que en muchas de las ciudades donde se imponen controles a los arrendamientos, sea más complicado encontrar vivienda disponible». bbc.com

Los controles de precios —y en general el intervencionismo económico— muestran casos de extrema complejidad en el funcionamiento de la economía.

Un control de precios de la gasolina, por ejemplo, creará un precio bajo que alentará la demanda y provocará insuficiencia de oferta —como cuando en una rebaja sustancial se agotan las mercancías.

De regreso a la creación de precios

Existen dos procesos básicos que permiten la formación de precios y que son muy distintos.

1. Fijación de precios por medio de controles gubernamentales

Este es el sistema que se ha examinado en lo anterior. Consiste en el decreto de precio de bienes por parte de la autoridad política. Compradores y vendedores están obligados a ese precio.

2. Creación de precios por medio de decisiones libres

Este sistema no tiene una autoridad central, pues los precios se forman y varían constantemente de acuerdo a decisiones de compradores y vendedores.

Ellos deciden cuánto comprar o vender dependiendo de los precios formados en cada momento, variando decisiones de producción y consumo de acuerdo a circunstancias personales y la valoración subjetiva de la utilidad de los bienes.

Es un sistema dinámico que provee ajustes rápidos convenientes a cada situación y sujetos a leyes económicas conocidas.

Conclusión

Ha sido examinado el concepto de control de precios, una de las manifestaciones del intervencionismo económico y que persigue mejorar al libre mercado.

Sin embargo, sus efectos no intencionales y la existencia de un sistema mejor y más dinámico de creación de precios, hace que no sea una herramienta recomendable.

Preguntas y respuestas

En pocas palabras, ¿qué es el control de precios?

La intervención gubernamental en el terreno económico para decretar el precio de uno o más bienes. Produce precios distintos a los creados en un mercado libre.

Pero eso tiene beneficios, ¿o no?

Depende. Un precio bajo controlado beneficia al comprador, pero lastima al productor y sus empleados (que también son compradores).
Un precio alto controlado beneficia al productor y sus empleados, pero lastima a los compradores y empleados de productores de otros bienes.

¿Entonces es mejor crear precios por medio del libre mercado?

Sí, claramente. Pero no espere un sistema perfecto y sin fallas. Lo que sucede es que el control de precios es un mal sistema, lleno de efectos no intencionales que producen peores males que el que pretende remediar.

¿Es especial el caso del agua, que es considerada como un derecho y, por eso, no sujeto a precios?

El agua es un recurso limitado. Si un gobierno la regala o fija un precio muy bajo, eso producirá una demanda abundante y ella aumentará el problema de escasez. Eso se sabe.
Si el agua tuviera un precio dinámico, dependiendo de su insuficiencia, la demanda disminuiría y ella sería más usada con más cuidado.

¿Es la educación superior casi gratuita un caso de control de precios?

No estrictamente. Pero es un subsidio y eso altera el precio que debería pagar el alumno. Provocará una demanda enorme que no podrá ser satisfecha.

Otros lectores también leyeron…

[Actualización última: 2021-11]