¿Qué es patrimonialismo? La definición de un tipo de administración de recursos públicos que supone que el gobernante es propietario personal de ellos.

Patrimonialismo, sus elementos

La palabra es usada con cierta frecuencia. Siempre con una connotación negativa, la de un sistema político indeseable, e incluso corrupto.

En lo que sigue expongo los elementos de una definición de patrimonialismo.

Un concepto político

Es una noción referida a la política, a la naturaleza del gobierno y la manera en la que ejerce su función. Una manera de gobernar usando los recursos públicos.

Uso de recursos públicos

Su naturaleza esencial radica en los bienes o recursos público son tratados como propiedad del gobierno y de quienes gobiernan y sus partidos.

Otra manera de ver esto es entender que todos esos recursos son manejados y administrados por los gobernantes sin necesidad de rendición de cuentas.

Adicionalmente, en el patrimonialismo esos bienes son usados primeramente en beneficio del gobernante. No en favor de los ciudadanos.

Poder concentrado

Los recursos, bajo este sistema, están bajo el dominio de los gobernantes. Ellos son los únicos administradores de ellos, dentro de un un sistema de autoridad y administración centralizadas.

Es una sistema de naturaleza dictatorial y de poder concentrado, incluso totalitario. Es lo opuesto a regímenes democráticos de división del poder, libertades personales y rendición de cuentas.

El patrimonialismo es, en otras palabras, una de las manifestaciones de sistemas de poder concentrado en una o pocas personas. Ellas manejan todos los bienes de la sociedad como si fuesen su propiedad personal.

Defensa del patrimonialismo

La única defensa posible del patrimonialismo es la argumentación que apunta que el gobernante será un mejor administrador que los ciudadanos.

O bien, que administrará esos bienes de manera que se beneficie la sociedad.

Dos defensas extraordinariamente débiles, pero muy usadas, especialmente la última. Suponen que loso gobernantes jamás sucumbirán a oportunidades de corrupción.

Desperdicio de recursos

Un manejo de recursos de este tipo tiene una repercusión negativa en el bienestar general debido al desperdicio e ineficiencia. Invita a abusos de poder y desaprovecha el talento de los ciudadanos

Patrimonialismo, su definición

Una definición razonable y clara es ésta:

«El patrimonialismo, categoría analítica desarrollada por Max Weber, es la tendencia de un Gobierno o un partido político a considerar como propios los bienes públicos. Ambos deciden, como si se tratara de su propia casa, con quien compartir un acontecimiento que las multitudinarias presencias en los actos públicos les demuestran que es de todos». jesusrodriguez.com.ar

Es decir, el patrimonialismo es como una forma de ejercicio del gobierno, que considera propiedad personal al gobierno mismo, sus recursos y poder, especialmente manifestada en la administración de recursos gubernamentales.

Otra definición, más amplia, es la siguiente:

«El patrimonialismo es una forma de ejercicio del poder observada en sociedades premodernas cuyas características primordiales, en su estado puro, Max Weber sintetizó de la siguiente manera: el soberano es visto como el señor que dispensa su favor y su gracia al pueblo; los puestos públicos no son asignados por capacidad y competencia sino por lealtad y simpatía; no hay una formación estricta y regulada de los funcionarios sino una nominación que obedece a la conveniencia de quien posee la autoridad; la actividad de dichos funcionarios con frecuencia se extiende más allá de lo que les está expresamente señalado; el desempeño de los cargos se remunera sobre todo por el usufructo que de ellos se pueda hacer; se obedece más a la disposición individual del gobernante que a leyes fijas y establecidas». felixgonzalezsociologiajuridica.blogspot.mx

Cuando el gobernante usa los recursos de una nación, como si fueran suyos, es natural que lo haga buscando primariamente su beneficio personal, especialmente el mantenerse en el poder. Aunque también el beneficio de aquellos en los que puede confiar y lo mantienen en el poder.

Sería sumamente extraño que el gobernante manejara esos recursos o bienes público con el objetivo primario del bien común —aunque tratará de justificarlo de esa manera.

En resumen

El patrimonialismo es una de las modalidades de los tipos manejo de gobierno que se sustentan en la concentración del poder en una o pocas personas.

Es la mentalidad y actitud de los gobernantes que toman a los gobiernos, sus recursos y patrimonios, y los administran como si fueran propietarios de ellos. No rinden cuentas y adoptan una posición paternalista.

Puede entenderse mejor al patrimonialismo si se ven sus opuestos: libertad económica, propiedad privada, división del poder.

[La columna fue revisada en 2019-07]