Definición, significado, características y efectos de la mala administración gubernamental de los recursos a su cargo. El proceso, explicaciones y consecuencias. Por lo general, un asunto de malas finanzas públicas. ¿Qué es una crisis de deuda?

7 minutos

Introducción

Un fenómeno común que es el resultado final de un manejo financiero deficiente. El concepto es claro y obvio, pero es necesario mostrarlo para insistir en la necesidad de administraciones responsables con sentido de las consecuencias futuras de sus actos presentes.

Crisis de deuda, la definición

La frase es muy explícita y está bien descrita en lo que sigue:

«Una crisis de deuda es un fenómeno económico que atraviesan países u organizaciones supranacionales. Debido a problemas de financiación, normalmente relacionados con dificultades en el pago de sus compromisos o la gestión de tipos de interés». economipedia.com

La clave está en la frase «problemas de pago», es decir, imposibilidad práctica de cubrir los pagos de una deuda. ¿Quién tiene los problemas de pago? Ese que ha recibido los préstamos, generalmente un gobierno —aunque podría ser una empresa o una persona.

Con mayor brevedad ha sido explicada de la manera siguiente:

«Tendencia de los estados pobres muy endeudados a llegar a un punto en el que no pueden cumplir con los calendarios de pago». McLean, Iain,McMillan, Alistair. The Concise Oxford Dictionary of Politics (p. 136). Oxford University Press. Kindle Edition.

La clave es la misma, esa imposibilidad de «cumplir con los calendarios de pago».

El esquema central

La crisis de deuda puede ser explicada en un proceso que sigue estos pasos centrales.

  1. Una entidad A contrata deuda, es decir, pide préstamos.
  2. Las organizaciones B, C, D y otras conceden los créditos solicitados.
  3. Ambas partes acuerdan los términos: plazos, tasas y demás.
  4. Tiempo después algo sucede y A tiene dificultades severas para hacer los pagos prometidos
  5. La entidad A declara imposibilidad de pago, rechazo de la deuda, o negociación con quienes otorgaron los préstamos.

Las explicaciones de la crisis de deuda

¿Qué es lo que hace que A tenga dificultades serias para pagar las deudas que ha contratado libremente?

Primero, la razón más común es una mezcla de dos sucesos: (1) ha contratado más deuda de la que puede pagar y (2) los fondos recibidos han sido mal utilizados.



Segundo, las organizaciones que han prestado los fondos cometieron errores al calcular riesgos de no pago —es decir, una política agresiva de colocación de deuda puede estimular su contratación y elevar el monto de ella por encima de lo razonable.

Y, tercero, factores externos han producido esa imposibilidad de pago. Cosas como elevación de tasas de interés, caída de precios de exportaciones principales, como petróleo y similares.

La esencia de una crisis de deuda

La crisis de deuda, típicamente externa, de un gobierno acontece cuando los acuerdos de plazos de pago no pueden ser respetados. Eso produce una situación en la que el deudor declara que suspenderá los pagos de su deuda.

A esa crisis, una vez declarada, siguen las acciones entre las partes para resolverla de la mejor manera posible para todos. Los detalles de cada caso varían notablemente y van desde una declaratoria de desconocimiento de deuda hasta negociaciones e incluso acuerdo de nuevos préstamos y ajustes de plazos y tasas. Incluso cancelación de deuda.

Consecuencias

En lo general, las crisis de deuda son motivos de inestabilidad política, protestas y dificultades económicas que alteran el progreso del país y prolongan su pobreza. Igualmente, ellas afectan a las entidades que prestaron los fondos y a los inversionistas en esos valores.

Son los muy graves impactos generales de una crisis de deuda lo que hace necesario tomar cuidadosamente las decisiones de su contratación por parte de los gobernantes.

No es infrecuente que las crisis de deuda externa sean mal diagnosticadas culpando a las entidades que han prestado los fondos y desatendiendo la responsabilidad de quienes los han contratado —quizá en demasía y usado sin cuidado.



Casos de crisis de deuda

Un caso notable fue el de 1982, «cuando el secretario de Hacienda de México, Jesús Silva-Herzog Flores, afirmó que el país ya no sería capaz de pagar su deuda. México declaró que no podía cumplir con las fechas de vencimiento de los pagos y anunció unilateralmente una moratoria de 90 días, también solicitó una renegociación de los plazos de pago y nuevos préstamos con el fin de cumplir sus obligaciones previas».

Y en Argentina, que en las noticias fue reportada como «[…] otra vez al borde del incumplimiento de pagos; ahora la pandemia agrava la crisis».

«Apenas asumió en diciembre pasado, Fernández y su ministro de Economía, Martín Guzmán, debieron ponerse a negociar con los acreedores del país para ver cómo afrontan los más de US$320.000 millones que se le deben a bonistas, organismos de crédito y agencias del sector público». bbc.com

También en otra parte, en 2015:

«El gobierno griego les propuso a sus acreedores internacionales un plan de recortes que incluya una fuerte subida de impuestos y recortes de pensiones para asegurar un nuevo rescate financiero de más de 53.000 millones de euros». bbc.com

De la fiesta a la resaca

Esto muestra una consecuencia de la solución a las crisis de deuda especialmente externa y, en general, al mal manejo financiero de los recursos públicos.

Un gobierno cualquiera, con amplia abundancia de fondos, siempre tendrá la tentación de usarlos liberal y descuidadamente —con la intención de hacerse popular mediante dádivas, regalos y concesiones que le hagan popular y aumenten su probabilidad de reelección.



Esa «fiesta» de repartos que producen la sensación de bonanza económica, si no tiene sustento, terminará cuando los recursos comiencen a escasear y no pueda haber más repartos que alegren al pueblo.

Esa escasez de recursos para continuar la fiesta política es lo que impide cubrir con los calendarios de pagos de la deuda y declara la crisis. La solución es la obvia, regresar a la realidad y eso se interpreta como medidas de austeridad que causan protestas entre quienes creyeron que la fiesta continuaría sin final.



De aquí que puede decirse que mucho de las crisis de deuda pública tienen su causa central en malos manejos financieros de quienes reciben préstamos. Los gobiernos no solamente sufren las consecuencias de su corrupción, también tienen escasos incentivos para manejar sus recursos con esmero y eficiencia.



Conclusión

Ha sido examinado el significado y las características de las crisis de deuda pública, el resultado de un mal manejo financiero gubernamental y que se manifiesta en la imposibilidad de cumplir el calendario de pagos del servicio de la deuda (capital e intereses).

Un problema que no solo se presenta en países no desarrollados.

«Los problemas de deuda soberana de Estados Unidos son más peligrosos que la crisis de deuda europea, dijeron el jueves economistas de Bank of China Ltd. en el informe de perspectivas para el tercer trimestre de la institución». wsj.com

Y también internamente, en las finanzas de los estados:

«La crisis de deuda de los gobiernos estatales de Brasil entró en una nueva fase crítica esta semana después de un funcionario tributario del estado de Rio de Janeiro confirmó que el gobierno regional no cumplió con un pago de US$8 millones de un préstamo adeudados a un acreedor internacional». wsj.com


Otros lectores también leyeron…

[Actualización última: 2021-06]