Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Igualdad, Remedio Mágico
Leonardo Girondella Mora
16 junio 2015
Sección: Sección: Asuntos, SOCIEDAD
Catalogado en: ,


La desigualdad produce todo mal social, como el crimen, la infelicidad y la separador.001obesidad. Este fue el tema de una conversación con una persona que sostiene esa tesis, y que reproduzco en sus partes principales.

—Las sociedades con menor desigualdad son siempre mejores, padecen menos problemas sociales. Si existiera mayor igualdad habría menos criminalidad, más salud, menos suicidios, menos embarazos no deseados —dijo la persona.

—¿Quiere usted explicar más esa idea? —pregunté

—Bueno, pues todo el mundo sabe que la desigualdad es la causa de problemas sociales, como el crimen y las enfermedades no atendidas. La gente es más feliz y tiene menos frustraciones en los lugares de mayor igualdad.

—¿De qué tipo de igualdad habla usted?

—Igualdad general, pero sobre todo económica en el sentido de que la diferencia entre los más ricos y los más pobres no sea grande. Donde no lo es, la gente es más feliz y hay mayores índices de salud.

—Su fuente de información,¿cuál es?

—Es un asunto que todos saben, que es obvio. Puede concluirse que la gente goza de mayor felicidad en donde sabe que no hay grandes diferencias de ingreso. En todas partes se dice eso, los gobernantes lo dicen, todos.

—¡Ah!, me lo imagino. Usted dice que donde la desigualdad se reduzca también se reducirán males sociales como la criminalidad, ¿verdad?

—Es obvio que logrando una reducción en la desigualdad también se reducirán problemas sociales como la criminalidad, la propagación de enfermedades, la mala educación. Pero sobre todo, se tendrá una sociedad con menos insatisfacciones y frustraciones. Incluso aumentará la expectativa de vida.

—Si lo entiendo bien, una sola variable que sea manipulada podrá dar resultados en otras variables como un aumento en la expectativa de vida y…

—Eso es precisamente lo que le estoy diciendo. Todo el mundo lo sabe.

—¿No le parece demasiado simple? Combatir al crimen por medio de políticas que eleven la igualdad significaría ignorar otras cosas que tienen una relación más directa con el crimen, como la probabilidad de captura y condena.

—Bueno, no digo que eso no importe, pero lo que digo es que resolviendo la desigualdad se tendrá una reducción significativa del crimen porque la gente ya no tendrá envidia de otros.

—No me convence del todo. ¿Los vicios y los malos hábitos desaparecen donde todos son iguales? Por ejemplo, el alcoholismo, ¿habrá menos o nada en una sociedad de todos iguales?

—Sí, lo creo. Con la igualdad mayor podrán reducirse males como el alcoholismo y el uso de drogas, porque allí la gente será más feliz.

—¿Una sola variable tiene todo ese poder para solucionar problemas tan graves? —insistí.

—Sí, lo creo y también debe ir acompañada de otra cosa, el poner en lugar secundario al crecimiento económico. Todo el énfasis debe darse a las políticas de igualdad.

—¿Dejar de crecer económicamente conduce a la felicidad de las personas?

—Por supuesto. La gente dejaría de ambicionar cosas que no necesita y que ya no se producirían. La frustración de querer esas cosas y no tenerlas elevaría la felicidad, como el saber que nadie más las tiene.

—¿Reducir la oferta de bienes y de innovaciones produce felicidad entonces?

—Pues sí. De lo que se trata es de entender que la reducción de la desigualdad tiene efectos en, por ejemplo, la mayor expectativa de vida y la menor mortalidad infantil.

—Entiendo que el aumento de la prosperidad económica de una sociedad se asocie con la desigualdad. Las iniciativas de las personas y sus diferencias de talento producirán desigualdad, pero no entiendo cómo reduciendo la prosperidad con políticas igualitarias vaya a reducirse el crimen, por ejemplo, ni que así aumente la felicidad.

—Pues es obvio que eso sucederá si la igualdad aumenta y el crecimiento económico se coloca como una prioridad mucho menor.

—Pero que sepa yo, no hay evidencia que sostenga eso de que se sea más feliz conforme se detenga el crecimiento económico, ni de que el crimen baje en donde la desigualdad se reduzca.

—Esa es su ignorancia. Es obvio que aumentando la igualdad se tendrá una sociedad mejor, con reducciones en el crimen, la mortalidad infantil, el alcoholismo, incluso la obesidad…

—¿Una sola variable tiene tanto poder como para hacer eso? Lo encuentro difícil de creer.

—Pero eso es lo todos reconocen ahora.

Nota del Editor

Me recuerda esta conversación al libro de Snowden, donde tratando este tema concluye:

«Un cierto un monto de desigualdad es inevitable en una sociedad libre y, como un incentivo para aquellos que quieren hacerse ricos, la desigualdad es deseable. Pocos de nosotros veremos la paridad total de ingreso como el ideal. Ciertamente, nos parecería a mucho de nosotros algo profundamente injusto si la gente que trabaja mucho gane lo mismo que aquellos que trabajan poco o nunca».

En Wikipedia una entrada sobre la desigualdad social hace esta aseveración:

«Un trabajo reciente o metaestudio basado en la comparación de más de 150 artículos científicos revela que los países con mayores desigualdades económicas tienen mayores problemas de salud mental y drogas, menores niveles salud física y menor esperanza de vida, peores rendimientos académicos y mayores índices de embarazos juveniles no deseados. En esos casos también se comprobó que no es el nivel de renta sino la desigualdad económica el factor explicativo principal. Por lo que los autores de dicho estudio concluyen que entre los países más desarrollados, los más igualitarios obtienen un mejor comportamiento en una serie amplia de índices de bienestar social».

El estudio al que se refieren es el de R. Wilkinson & K. Pickett (2010): Desigualdad: Un análisis de la (in)felicidad colectiva.

Es el estudio conocido en inglés como The Spirit Level: Why More Equal Societies Almost Always Do Better y que ha sido ampliamente criticado por su falta de disciplina académica. Véase el capítulo10 del libro de Snowden arriba referido para una crítica devastadora.

Un ejemplo más de que en Wikipedia ciertos artículos pueden estar basados en sesgos y parcialidades, o al menos no ser objetivos. Es francamente increíble que una explicación de todo, en una sola variable, haya sido aceptada por tantos.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras