Su idea, significado y características. El significado del sistema político de representación del ciudadano. Una de las formas de gobierno basadas en la división del poder. ¿Qué es un gobierno representativo?

5 minutos

Introducción

La expresión ‘gobierno representativo’, usada con frecuencia, describe a un modo de gobierno sustentado en la idea del nombramiento de representantes de los ciudadanos en responsabilidades de gobierno.

¿Qué es un gobierno representativo?

El entendimiento usual de representativo es el de una forma de gobierno en el que el poder legislativo tiene un poder marcado y está constituido por personas que llegan a su posición por medio de elecciones directas.

Consecuentemente es un arreglo político por el que los gobernantes son entendidos como representantes de los gobernados. Es decir, los ciudadanos comunes no toman las decisiones políticas, las toman esos a quienes ellos han seleccionado en su representación.

El punto puede parecer sutil, pero es vital: los representantes de los ciudadanos no representan a otra cosa que a ellos, sus libertades y sus intereses. Representan a los todos los ciudadanos, no a sus partidos, ni a sus ideologías.

Los opuestos

Una manera útil de comprender a los gobiernos representativos es contrastarlos con su contrarios. Es decir, un gobierno totalitario, o uno de poder concentrado, como el presidencialismo, no son gobiernos representativos.

Características del gobierno representativo

Han sido mencionadas cuatro centrales:

  1. Elección periódica de los gobernantes-representantes
  2. Independencia relativa de los mismos para tomar decisiones
  3. Libertad de los gobernados de expresar sus opiniones
  4. Debate sobre las decisiones públicas

La característica de renovación periódica de los representantes permite su cambio en caso de mal desempeño, o mantenimiento en caso contrario. Es una manera de dividir el poder en el tiempo y permitir la entrada en funcionamiento de mecanismos de corrección de errores.

La independencia relativa de los representantes con respecto a los representados es una condición central. Sin esta característica, los gobiernos representativos no podrían existir, pues tendrían que verificar todos los detalles de sus decisiones con el electorado.

La libertad de expresión de los gobernados es otra característica del gobierno representativo, necesaria en el proceso de elección de los representantes ya que permite la evaluación y crítica de sus capacidades y experiencias.

Otra manera de comprender esta característica es aceptar que donde se aplique la censura a la libre circulación de las ideas, no podrá existir este tipo de régimen.

La posibilidad de debatir las decisiones públicas es otra característica. No solamente necesita la libertad de circulación de ideas, críticas y opiniones de los candidatos, también requiere la civilidad de diálogos y discusiones entre ellos.



Adicionalmente

A las cuatro características anteriores deben añadirse otras.

1. Naturaleza humana

Este tipo de gobierno se sustenta en una idea acerca de la naturaleza humana: las personas son capaces de gobernarse a sí mismas y formar una autoridad política con poder de coerción.

Esto es lo que hace inadmisible la existencia de un gobierno de poder concentrado y sin la continua vigilancia de la división del poder. Y justifica que la función esencial de los gobiernos es la preservación del orden y la defensa de la libertad personal

2. División del poder

Si acaso los legisladores se convirtiesen en una extensión del poder ejecutivo, por ejemplo, ellos dejarían de ser representantes del ciudadano. En realidad, una gran parte de la responsabilidad de las cámaras de legisladores es el evitar que el ejecutivo exceda sus funciones.

Lo mismo sucede con el poder judicial, cuya independencia es vital para controlar excesos de poder que no respeten las leyes.



3. Representación universal del ciudadano

La esencia de esta modalidad de gobierno implica que el elegido para gobernar comprenda dos realidades:

  • Ha sido elegido para gobernar para todos, no para un segmento específico de su preferencia.
  • Su posición no es causa para implantar sus proyectos favoritos personales.

41. The House of Commons sits for the first time in the new Parliament, following State OpeningParlamento«The House of Commons sits for the first time in the new Parliament, following State Opening» by UK Parliament is licensed under CC BY-NC-ND 2.0

Peligros del gobierno representativo

Ya que no hay posibilidad de perfección en ninguna forma de gobierno, esta modalidad tiene sus riesgos también.

El más obvio es llevarla al extremo indeseable de la oclocracia, es decir, convertirla en una dictadura de la mayoría. Esto la convertiría en un régimen de opresión muy propicio al arribo al poder de personalismos políticos carismáticos que instituyan una autoridad despótica.

Representación al extremo

Otro peligro, es llevarla a otro extremo, el de la exageración de la idea de la representación por clase o segmento social. Esta es una consecuencia de la política de identidad que presupone una sociedad dividida.

Este riesgo se manifiesta en las leyes de cuotas de representación política de grupos, sean por género, etnia, preferencia sexual, o cualquier otro criterio. Ellas colocan en lugar secundario a la preparación personal dando preferencia a rasgos personales.

Más aún, así se desvirtúa la labor de representación universal del ciudadano al convertir a los gobernantes en activistas de identidad propia que descuidan el impacto de sus propuestas en el resto del país.

Conclusión

Ha sido presentado el significado y características de la expresión ‘gobierno representativo’, una modalidad de gobierno que persigue evitar los abusos de poder a los que siempre tiende la autoridad política.

Es especialmente importante el considerar que es una modalidad razonable de gobierno, pero que tiene peligros sustanciales cuando ella se lleva a extremos no razonables que dañan a la representación universal que supone.


Otros lectores también leyeron…

[Actualización última: 2021-11]