El derecho o libertad a la autodeterminación de los pueblos. Su significado, características y riesgos. Otro de los conceptos políticos que admiten definiciones variadas.

5 minutos

Introducción

En lo que sigue se examina el significado de ese concepto y la naturaleza de su reclamo, el que puede ser legítimo y justificable, pero también puede usado para defender lo indeseable.

Definición del derecho a la libre determinación de los pueblos

Ha sido entendido de manera sencilla, como se expresa en esto:

«El derecho de libre determinación de los pueblos, más conocido como derecho de autodeterminación, es el derecho de un pueblo a decidir sus propias formas de gobierno, perseguir su desarrollo económico, social y cultural, y estructurarse libremente, sin injerencias externas y de acuerdo con el principio de equidad». es.wikipedia.org

En otras palabras, consiste en el reclamo exigible de que un país tome sus decisiones internas sin interferencias externas. Dentro del país se decidirán asuntos con el tipo de régimen, la forma de su gobierno, sus leyes y demás.

De manera más breve, la autodeterminación ha sido definida como «Decisión de los ciudadanos de un territorio determinado sobre su futuro estatuto político». Implícitamente esto también reprueba la intervención externa.

¿Qué significa la autodeterminación de los pueblos?

La idea expone el reclamo de que los asuntos internos de una nación son decididos dentro de ella, por sus ciudadanos, lo que hace indebido el que otra nación interfiera en esas decisiones.

Es interpretado como un derecho que exige la determinación interna de los asuntos políticos y hace referencia a la soberanía para «determinar ordenación jurídica, organización política y forma de gobierno, así como de perseguir su desarrollo tanto a nivel económico como tecnológico y social».

El término ‘autodeterminación’ hace referencia general al reclamo de la libertad personal que reconoce que el individuo tiene capacidades para poder tomar decisiones por él mismo sin la interferencia no deseada de otros.

La autodeterminación se aplica al término ‘pueblos’ para aplicar esa misma libertad a las decisiones políticas internas sin que exista una interferencia externa no solicitada.

El derecho a la libre autodeterminación de los pueblos tiene atractivo suficiente como para ser usada con comodidad para connotar casi cualquier cosa.

Entendido como la libertad de decidir internamente, dentro de un territorio, las condiciones políticas de un país o nación, su significado depende ampliamente de cómo se interpreten sus componentes.

En su fondo

Ellos surgen de la vaguedad de su significado. Su idea original, de la que parte, es la libertad personal frente a la fuerza gubernamental. La persona es libre, puede decidir por sí misma y es responsable de sus acciones.

Del plano personal, la autodeterminación se ha llevado al nivel agregado de pueblo, nación, o cualquier grupo que se piense pueda expresar colectivamente sus decisiones.

Esa transición del concepto, del nivel personal al colectivo, está ilustrada en su aplicación posterior a la I Guerra Mundial con los 14 puntos de las soluciones planteadas —en mucho alimentadas por la idea de la autodeterminación de los pueblos.

Entendido así, en un plano colectivo, la idea se encuentra también en tratados de la ONU, acerca de la independencia de las colonias.

Riesgos y dificultades

Como otras ideas en política, esta también reúne dos cualidades. La de ser usada con frecuencia y, al mismo tiempo, tener riesgos malvados. Un aviso de precaución expresado así:

«Desafortunadamente, para una idea tan ampliamente adoptada, se puede argumentar que el principio de autodeterminación nacional es tan malicioso como vago». McLean, Iain,McMillan, Alistair. The Concise Oxford Dictionary of Politics (Oxford Paperback Reference) (p. 479). Oxford University Press. Kindle Edition. Mi traducción.

El derecho de autodeterminación de los pueblos ha sido usado para aprobar regímenes políticos dictatoriales y represivos que lo han reclamado. Una clara mala aplicación de la idea.

Vaguedad

La pregunta que surge es la obvia. ¿Existe esa voluntad colectiva que expresa un reclamo de independencia para hacer lo que sea? La realidad muestra que hay diferencias notables en las opiniones y voluntades internas acerca de asuntos políticos.

Llevado a extremos, el concepto justificaría realidades de «limpieza étnica», como el,

«[…] trato de los chechenos que huyeron de Grozni y otras áreas de Chechenia después de que Rusia comenzara operaciones militares contra los separatistas durante la década de 1990, así como el asesinato o la expulsión por la fuerza de sus hogares de refugiados del Timor del Este por militantes indonesios después de una votación a favor de la independencia en 1999». history.com. Mi traducción.

El punto es directo. ¿Puede un gobierno reclamar el derecho a la autodeterminación cuando realiza cosas como esas? Es el problema que se plantea con los países que sirven de santuario a terroristas.

Views of East Timor During the Transition to Independence

«Views of East Timor During the Transition to Independence» by United Nations Photo is licensed under CC BY-NC-ND 2.0

Conclusión

Ha sido examinado el concepto del derecho a la libre determinación de los pueblos, su definición y características centrales. Es especialmente notable que la vaguedad de su naturaleza lo lleve a distorsiones que sirvan de protección a situaciones indeseables.

Otros lectores también leyeron…

[Actualización última: 2021-11]